COLABORACIONES
::.:: Crónica ::.::
 
 
Ara Malikian
29/12/2017
WiZink Center Texto: María Tejedor
Madrid (Madrid) Fotos: Paloma Novo
 
 
Comentarios
[ 18 ] fotos ::..:: Las puedes ver a modo listado a la derecha o en carrusel una a una, abajo
 
 
www.insonoro.com

El pasado 29 de diciembre tuvimos la oportunidad de acudir al concierto del líbano Ara Malikian en el WiZink Center de Madrid, para acabar el 2017 con buen sabor de boca.

Y es que, Ara Malikian es un increíble violinista, que hace maravillas con su instrumento, presentando unos directos apoteósicos.

Este fue, en mi opinión, un concierto diferente, pues las canciones que escuchábamos tenían una historia detrás, todas ellas explicadas detalladamente, que nos hacía acompañarle durante su vida pasada, ya que el concierto fue un recorrido de su historia, “La increíble historia de violín”.
Durante las 3 horas de concierto, no dejó de impresionarnos, junto con su grupo, de la habilidad que tiene de tocar el violín mientras no para de saltar, de correr por el escenario, tocar con el instrumento sobre su cabeza, e incluso mientras gira sobre sí mismo.

El comienzo de la noche fue misterioso, empezando con un solo de guitarra con el telón bajado, al que se le iban uniendo los demás instrumentos, hasta que se acabó incorporando el protagonista de la noche, momento en el que cayó el telón. Una vez podíamos ver todo el escenario, Ara tuvo el placer de tocar solo, hasta que se encendieron las luces y dio comienzo el espectáculo, tocando tres temas seguidos antes de presentarse: una composición del ruso Chaikovski, el Réquiem de Mozart más un tema suyo propio.

Tras esta maravillosa introducción se presentó, pero antes de introducirnos de lleno en lo que iba a ser una noche inolvidable, regaló a nuestros oídos el tema de “Kachn Nazar”, mientras no paraba de saltar junto con su compañero, también violinista, en el escenario.

Ya llegó el momento de acompañarle en su increíble historia de violín. Comenzó hablando de los famosos violines de los Luttier, y de su inventado Luttier: “Alfredo Ravioli”. A este “Alfredo Ravioli” le dedicó su canción “Con mucha nata”, momento en el que nos sorprendió con giros sobre sí mismo.

  
Ara Malikian
 

Durante su juventud, tenía un trabajo que era tocar en un cabaret, donde la única forma de triunfar y gustar a los espectadores era tocando “Pajaritos por aquí”, por lo que, junto con su compañero de trabajo, solo acababa tocando esta canción, cada vez con un ritmo diferente. A nosotros nos enseñó su comodín ocho de su repertorio en el cabaret: “Broken eggs”, acompañado de la viola. Además de ese tema, nos tocó alguna canción más que tocaba durante su época en el cabaret.

Uno de los problemas que tuvo con su violín en su juventud era que le fallaba el sonido del Fa Sostenido, el mismo problema que tuvo en su día el famoso Nicolò Paganini. A este momento le dedicó su canción de “Campanella”, acompañado de su batería Héctor Geltufo, el único que se atrevió a tocar la campana. La canción la presentó con voz de locutor, haciendo reír al público. Tocó acompañado de sus compañeros con el uso de la técnica de pizzicatos y, sobre todo, con la campana. No podía terminar sin vacilar al campanero tocando entre medias parte de la canción de “Pajaritos por aquí”.

Justo después fue momento de presentar a su grupo: el segundo violinista, y el viola; a las guitarras, tablas, chelista y contrabajista. Además, dio las gracias a todo el equipo y al público por estar allí esa noche. Después fue momento de tocar “Life on Mars”.

La siguiente canción se la dedicó a su barrio del Líbano, “Bourj Hammoud”, acompañándolo con movimientos de caderas, de piernas, de cabeza, con saltos, giros, quedándose de rodillas sobre el escenario… dejándonos a todos sorprendidos durante todo el concierto.

Llegó el momento de hablar de su familia y sus gustos, pues mientras a su padre le gustaba la música clásica, a su hermana le gustaba el rock, y a él otro estilo completamente diferente. Acompañó esta parte de la historia con una canción más rockera, “Kashmir”, de Led Zeppelin. En este tema la chelista llegó a ponerse en la parte delantera del escenario de pie mientras tocaba, y Malikian terminaba girando sobre sí mismo sin parar.

También nos contó que de pequeño él quería ser igual que John Travolta, por lo que dedicó la canción de la película de “Pulp Fiction” a esta parte de su vida, acompañado con gritos del grupo, poniéndose todos de pie.

Otro de los momentos importantes de su vida fue el nacimiento de su hijo. Antes de que naciera compuso la canción “El Vals de Kairo” un tema que creó con la idea de que “empiece y pare”.

  
Ara Malikian
 

Continuó hablando de su violín, de su intento de suicidio por todo el trabajo que le daba Ara. Para este dramático suceso tocó la canción de “Réquiem para un loco”, aunque finalmente el violín había resucitado. A pesar de la pérdida que creía haber tenido, no deja de ser una canción con ritmo rápido, aunque empieza siendo lenta.

Como dijo al principio del concierto, durante su juventud se inventaba historias sobre su violín. Sin embargo, su violín ya tenía historia: comenzó siendo de su abuelo, a quien le salvó la vida en un genocidio, pues consiguió hacerse pasar por un músico del momento. Contar este suceso hizo que Malikian se acordara de las víctimas de genocidios, de terrorismos, de los refugiados… a quienes les dedicó el siguiente tema. La canción la comenzó abrazando al violín mientras hacía pizzicatos. Los bongos le acompañaban dándole el ritmo, hasta que continuó tocando con el arco acompañado del resto del grupo.

Parecía que el concierto iba a terminar en el momento en el que se puso todo el equipo en la parte delantera del escenario junto con el protagonista, para despedirse.

Después de que le acompañaran en otro tema, todos volvieron a sus respectivos sitios. En este momento, Malikian bromeó contando que tenía pensado que el concierto durara 16 horas y media, pero debido a que todos los espectadores deberíamos de tener más cosas que hacer con nuestra vida, despidió el concierto presentando su último tema, una composición del famoso Bach, deseando mucha suerte, paz, amor y salud. En este momento, el Violonchelo y contrabajo se pusieron delante, mientras el violinista principal bajó a tocar entre el público, andando entre las butacas de la gente, hasta que terminó su recorrido de nuevo en el escenario, donde se apagaron las luces, lo que dio fin a un increíble concierto para terminar el año.

  
Ara Malikian
 
 
Insonoro.com
::.:: Carrusel Fotos ::.::
 
 
 
Ara Malikian
 
 
::.:: Comentarios ::.::
 
 
comments powered by Disqus
..:: Listado Fotos
 
 
  
 
 
  
 
 
..:: Crónicas
 
 
  
19/12/2017 - Sala Sidecar
Barcelona (Barcelona)
 
 
  
06/01/2018 - La Riojana
Barakaldo (Bizkaia)
 
 
  
30/12/2017 - Sala Jimmy Jazz
Vitoria-Gasteiz (Araba)
 
 
  
29/12/2017 - WiZink Center
Madrid (Madrid)
 
 
  
24/12/2017 - Nave 8
Bilbao (Bizkaia)
 
 
  
30/12/2017 - WiZink Center
Madrid (Madrid)
 
 
  
29/12/2017 - Urban Rock Concept
Vitoria-Gasteiz (Araba)
 
 
  
27/12/2017 - Kafe Antzokia
Bilbao (Bizkaia)
 
 
  
23/12/2017 - Kafe Antzokia
Bilbao (Bizkaia)
 
 
  
23/12/2017 - Sala Jimmy Jazz
Vitoria-Gasteiz (Araba)
 
 
  
15/12/2017 - Sala Mon Live
Madrid (Madrid)
 
 
  
16/12/2017 - Sala Jimmy Jazz
Vitoria-Gasteiz (Araba)
 
 
  
26/12/2017 - Sala La Riviera
Madrid (Madrid)
 
 
  
21/12/2017 - La Vidriera
Maliaño (Cantabria)
 
 
  
07/12/2017 - Sala Jimmy Jazz
Vitoria-Gasteiz (Araba)
 
 
 
     
 
  
Insonoro.com, desde 2003
  
Insonoro.com Navega Busca Colabora Usuarios
              
    Contacto     Noticias     Salas de conciertos     Noticias     Facebook
    Tienda     Crónicas de conciertos     Agenda, conciertos     Conciertos     Twitter
    Publicidad     Reseñas de discos     Búsqueda general       Salas de conciertos     Youtube - Canal nacional
    Logos     Entrevistas         Youtube - Canal internacional
    Licencia CreativeCommons     Rumiaciones          Youtube - Canal entrevistas
    RSS - Noticias     Canciones           Vimeo
      Videos         iGoogle
      Tinta & Decibelios         
       Fotos finales