COLABORACIONES
::.:: Crónica ::.::
 
 
Derramerock 2.008
18/07/2008 Colaborador: Santo Grial
Recinto Agones Texto: María G. Guerrero
Pravia (Asturias) Fotos: Laudino Vallina
 
 
Comentarios
[ 638 ] fotos ::..:: Las puedes ver a modo listado a la derecha o en carrusel una a una, abajo
 
 
www.insonoro.com

Como alguien dijo una vez hoy es viernes y los sueños brillan más. Así que con unas ganas tremendas de ver el que era para nosotros el primer gran espectáculo del verano, cogimos carretera y manta para dirigirnos a Pravia, nos esperaba la decimotercera edición del Derrame Rock. Hacía mucho tiempo que no nos dejábamos caer por el festival asturiano, demasiado tiempo diría yo comparado con el buen sabor de boca que nos dejó el evento la última vez que fuimos.

Llegamos a eso de las 10, y por el camino se respiraba la rabia y la desazón por habernos perdido a grupos como Sioux, Los Tronchos, Pablo Valdés, Adgar, Zirrosis, Skama la rede, Betagarri, Albertucho, Eco, La destilería y Hora Zulú. Si hubiésemos podido seguramente también habríamos estado el jueves disfrutando de Marasmo, los grupos de maquetas, Desakato y el tributu a Dixebra, pero ya por todos es sabido que donde hay patrón no manda marinero, y nuestro capitán ordenaba trabajar el jueves y el viernes para ganar el pan con el sudor de la frente, pero bueno, ni tan mal que llegamos a una hora más o menos decente y pudimos ver el viernes los que para mí fueron los dos mejores conciertos del Derrame, pero dejemos esto para luego, cada cosa a su tiempo.

Como es evidente también nos perdimos las actuaciones del Derramidea del Viernes, en las que tocaron La caja negra y el grupo cántabro Dark Aladas, aunque de éste último os podemos ofrecer unas fotos cortesía del señor Guti, o Gotor para los amigos.

Y alguna que otra foto del viernes tambien tenemos, gracias a Laudino Vallina.

  
Público
 

Las actuaciones del sábado de este escenario también nos las perdimos por falta de información, pues en los carteles ponía a partir de las 20:00, y cuando nos dirigimos a disfrutar de ellas, después del comienzo de Narco resulta que todo había acabado. No me gusta empezar destacando un aspecto negativo, no me parece de ley ni justo, porque el festival sobrepasó mis expectativas, pero tal vez sea lo que menos me gustó, la falta de información de los horarios exactos, concretos y veraces de las actuaciones de los grupos del Escenario Derramidea.

Por cierto, Homonosapiens se hizo con el primer premio del concurso de canciones contra el cambio climático, podéis encontrar información de la banda en su web www.homonosapiens.com, además tienen en descarga directa su primer trabajo (“D-Evolución”) y cuatro temas de su último álbum (“Con el vaso medio lleno”). O si lo preferís podéis entrar en su myspace: www.myspace.com/homonosapiensrockband.

Ya que me he metido desde el principio de lleno en camisa de once varas seguiré comentando lo que me pareció en general la organización del festival. Creo que han ido mejorando año tras año. El ambiente era bastante tranquilo y se estaba muy cómodo. En el recinto había bastantes puestos de ropa y complementos y uno de comida, el último año que fui había bastantes más sitios para comer, pero creo que con uno era más que necesario. Lo que no me gustó del puesto es que ponían los precios en función de la oferta y la demanda, es decir, el sábado lo mismo valía el doble que el viernes, pero bueno es normal. De todos modos es de agradecer, y mucho, contar con un sitio en el que comer dentro del recinto.

  
Público
 

En cuanto a la seguridad a mí me parecieron bastante respetuosos y agradables. Me hizo mucha gracia que iluminasen el camino de salida a los fotógrafos del foso para evitar caídas y males mayores. Otro hecho que también me gustó es que pude comprobar lo tremendamente atentos que estaban los encargados de la seguridad en el escenario y en la entrada al mismo. No sólo tratando de que la gente no saltase sino también requisando botellines de cerveza que podrían haber causado más de un disgusto y evitando que la gente orinase al lado del escenario el Sábado, por donde saldría la traca final de los fuegos artificiales.

En cuanto a la limpieza creo que todo el mundo fue bastante cochino, a pesar de que me comentaron que en la zona de acampada había un contenedor de basura cada dos o tres tiendas. En el recinto yo vi varios, pero debe ser que hay gente que sufre daltonismo agudo agravado por el guarrismo. Porque al lado del puesto de comida había un contenedor medio vacío, mientras el suelo estaba lleno de servilletas y palitos de esos de comer patatas. Es más los señores que estaban en la zona me miraban con cara de asombro mientras yo tiraba los desechos de mi comida a la basura.

Los baños, aunque no los visité demasiado, me parecieron bastante limpios, aún así era irresistible orinar para muchos hombres al lado del escenario o donde les venía en gana, pero no creo que fuese por falta de baños portátiles o por la suciedad de éstos.

  
Público
 

Pasando a otro orden de cosas, comentar que este era un festival S.O.Stenible, y por ello la zona Derrameidea estaba dedicada al medioambiente y al desarrollo sostenible., había stands de Greenpeace, Amnistía Internacional, Intermon-Oxfam. Éstos últimos colaboraron en la exposición de paneles explicativos en los que se daban consejos sobre cómo ahorrar energía y diferentes tipos de recomendaciones para un consumo responsable. La verdad es que las ideas que se exponían eran muy fáciles de llevar a cabo y de integrar en la vida cotidiana.

Además se dieron 3000 vasos de plástico duro a los primeros asistentes que los pidieron, y en la barra se les recargaban con bebida a un precio inferior al habitual. Me pareció una idea estupenda, y es que para tratar de evitar el desastre medioambiental que estamos ocasionando tenemos que aportar todos nuestro pequeño granito de arena, ¿y por qué no se va a preocupar por ello un festival de música?, no se puede olvidar que la música además en este caso está destinada a un público mayoritariamente joven que es más fácil de concienciar y que es el que deberá transmitir el mensaje a la generación posterior sobre lo importante que es reciclar. Además en el peor de los casos, en el supuesto de que cada persona sólo recargase una vez el vaso ya se habría ahorrado muchísimo en plástico o cartón.

Aparte hubo en el recinto del Derrameidea exposiciones, talleres, conferencias, simposios, recitales de poesía… y otra cosa que me llamó la atención y que nunca había visto es que la organización del festival ha calculado las toneladas de dióxido de Carbono (CO2) que puede generar la celebración del Derrame Rock y para compensar el desajuste ecológico que supone, llevaron a cabo el jueves una plantación de árboles, calculando que  cada uno de los árboles que plantaron absorberá durante su crecimiento unos 300 Kg. de CO2, contribuyendo a fomentar la biodiversidad, a frenar la desertización y a combatir el cambio climático.

Ésta idea no se va a quedar en agua de borrajas y van a mantener y ampliar el número de especies autóctonas con cada nueva edición del Festival.

  
Público
 

Creo que la organización con todos estos actos celebrados ha demostrado un gran interés por la desastrosa situación medioambiental que estamos creando y sufriendo, y me parecen unos gestos admirables, ojalá que sienten precedente. Lo que sí que es seguro es que la intención habrá dado resultado en las personas que se pasaron por el recinto y que disfrutaron con las actividades propuestas, y aunque sólo sea por eso el reto merece la pena.

Aunque solo mil personas se hayan quedado pensando en lo fácil que es tomar unos hábitos respetuosos con el medioambiente y que contribuirán a no empeorarlo, aunque solo se haya conseguido que se instauren un hábito diferente en cada persona, ya son mil costumbres ecológicas implantadas, que se dice pronto. No podemos olvidar nunca que el futuro está en nuestras manos pero también tenemos la obligación de construirlo y protegerlo.

Respecto al trato a la prensa por la parte que nos toca, debo decir que fue inmejorable. Nos dieron la oportunidad de entrar al backstage y lo que es más importante de poder acceder al escenario, me parece que fuimos el único medio allí junto a la fotógrafa oficial del festival. Y esto nos gustó mucho, no por ningún tipo de frivolidad ni protagonismo, porque nuestra única intención era hacer una crónica a la altura de las circunstancias, y nos lo facilitaron al máximo posible, teniendo la satisfacción de poder hacer mejor nuestra labor ofreciendo unas fotografías y un reportaje algo diferentes al resto, o por lo menos eso hemos intentado e intentamos día a día

  
Público
 

Viernes, 18 de julio

Después de esta descripción a grandes rasgos del entorno del festival pasamos a comentar los conciertos, no sin antes darle a la organización del Derrame las gracias por hacernos el trabajo más fácil, y también a la gente con la que compartimos el tiempo, sobre todo al Yerbajo (que lleva la web de Sínkope y además nos cede unas fotos de La Taberna de Moe) y a su hermano, un placer conocer gente cómo ellos, que por cierto se vinieron desde Extremadura.

Bueno, pues llegamos al recinto a eso de las diez y media de la noche, cuando Saratoga estaba tocando sus dos últimas canciones y mientras tiraban camisetas al público. Poco más puedo decir de su actuación salvo que me sorprendió enormemente la fuerza de la banda y de la voz de su cantante. En fin, una lástima que no llegáramos antes, haber si tenemos otra oportunidad de verles.

  
Saratoga
 

Los siguientes fueron Avalanch, pero nuestros estómagos estaban que echaban humo y aprovechamos el momento para ir a comer algo. No sin antes sacar unas fotos de la banda formada por Marco Álvarez, Roberto Junquera, Alberto Rionda, Dany León, Fran Fidalgo y Ramón Lage.

Una de las grandes y esperadas citas de la noche era la que teníamos con Los suaves, había una gran expectación y por qué no decirlo una calma tensa por ver lo que nos iban a ofrecer en esta ocasión. Creo que mucha gente tenía ganas de quitarse una espina que con el tiempo se había ido clavando y que había oscurecido el nombre de la banda hasta tal punto que muchos pensaban que ya había debido desaparecer hace tiempo.

Y para sorpresa y regocijo de muchos hicieron un concierto bastante decente, poniendo los puntos sobre las “ies”, y demostrando por qué aunque vivas en una cueva a nadie se le puede escapar el nombre de Los suaves. Disfrutamos bastante de su actuación, de sus bromas y de sus comentarios (se entendían a duras penas, pero se entendían), mientras sonaban los acordes de “Palabras”, “Parece que aún fue ayer”, “Malas noticias”, “Dolores” o “Mi casa” entre otras.

Yosi dijo que la próxima vez que nos viésemos prometían dar un concierto de tres horas para que nos jodiésemos, pero que en esta ocasión habían tocado muy poco tiempo. Desde luego si para la siguiente hacen un bolo como éste no nos importará verles ni tres ni cuatro horas.

  
Los Suaves
 

Tras el buen sabor de boca dejado por Los Suaves ahora les tocaba defender el escenario a los valencianos Benito Kamelas. Salieron de uno en uno al escenario, primero Ismael, el batería, y el último Quini, el cantante. Después del primer tema  no pudieron evitar la referencia a la región que acoge al Derrame gritando a viva voz ¡Puxa Asturies!, y diciendo que venían al mejor festival, al más antiguo del rock y con un marco incomparable.

De sus temas de siempre nos ofrecieron “Fue mi abuelo”, “Y no cambiamos ni un solo minuto”, “Ayer soñé” o “Cocaína” entre otros. Además estuvieron muy agradecidos al público soltando una perla como ésta que animaba al más pintado: “Lo más grande que me ha dado la música es el aplauso del público, de vosotros”. De su nuevo disco “Sueños con traje de tinta” pudimos escuchar unas cuantas como “Furgoneta” y “Volver a empezar”.

Además nos dedicaron a todos la de “He decidido” y a sus amigos del grupo Corcho les homenajearon con “Aquellas cosas que solíamos hacer”. Y es que me da a mí que además de colaborar con ellos en su primer disco “El líao” deben tener una relación excelente. Para más información de este grupo que está empezando os podéis dirigir a su web: www.corcho-rock.com o a su myspace: www.myspace.com/corchobcn.

Concluir diciendo que Benito Kamelas dieron un concierto entretenido, lleno de sentimiento, emoción y dinamismo y mostrando bastantes tablas.

  
Benito Kamelas
 

Y después de la calma relativa de la banda anterior, entiéndase calma respecto a ritmos, llegó el turno de la tormenta de la mano de Segismundo Toxicómano.

El grupo estuvo increíble como siempre y ofreció uno de los mejores conciertos de la noche. Creo que me arriesgaría a decir que si alguna vez me aburro mientras están tocando o dan un concierto malo me romperían totalmente los esquemas, porque ellos nunca decepcionan y saben muy bien lo que deben hacer sobre un escenario.

Derrocharon toda su energía en temas como “12 años”, “Rebelión”, “Odio”, “Gaupasa”, “Euskadi” (en la que cambiaron a su tierra patria por Asturias), “Realidad”… y para acabar “Las drogas”.

Seguiré toda la vida enganchada a Segismundo Toxicómano porque en cada actuación, a cada nota y a cada estribillo, notas cómo consumen tu cuerpo y sacan de él toda la rabia y la mala leche que llevas dentro.

  
Segismundo Toxicómano
 

Después de descargar tanta adrenalina nos tocaba relajarnos un poquito con Siniestro Total, que hicieron un bolo terroríficamente profesional. Consiguieron, como va siendo costumbre, un buen sonido, y la afluencia de público fue notable, y es que Siniestro nunca defraudan, y más cuando toca temas ya míticos como “Bailaré sobre tu tumba”, “Miña terra galega” y “Cuanta puta y yo que viejo”.

Se nos hizo raro verles entre dos grupos tan cañeros como los Segis y Lendakaris, que venían a continuación, pero de alguna forma que otra, descansamos, porque lo que se nos venía encima no era moco de pavo.

  
Siniestro Total
 

La noche ya iba llegando a su fin y tocaba sacar de nuevo la cresta a relucir para ver a Lendakaris Muertos, que no pararon casi ni para respirar, y que dieron un concierto a la altura de los que suelen ofrecer, con un total de 25 canciones en 50 minutos, así que os podéis imaginar el ritmo tan frenético que siguieron.

Para acabar antes casi sería más fácil decir los temas que no tocaron en vez de los que se marcaron. Empezaron con “Fuimos Ikastoleros”, para seguir con “Detector”, “Esto no es punki”, “El problema vasco”, “Pasao de rosca”… Mientras tanto el cantante no paraba de saltar del escenario para meterse en el público y hacer sonar su voz en medio de la multitud, en “Besos gaztecheros” le obsequió a un chaval con un besin en todos los morros como no podía ser menos. Antes de entonar “Gora España” era inevitable la referencia a nuestra satisfacción por haber ganado la Eurocopa. Y luego ya vinieron “Héroes de la clase obrera” (uno de mis temas favoritos de “Vine, vi y me vendí”), “ETA deja alguna discoteca” y “Veteranos de la kale borroca”, entre otras muchas.

Resumiendo, otro de los mejores grupos de los que vimos el viernes, que nos dejaron a todos sin aliento, demostrando una vez más que ya cuentan con una fiel legión de seguidores a pesar de estar relativamente empezando, y eso será por algo, no se debe olvidar que su maqueta “Lendakaris Muertos”, es del 2004.

Cuando acabó el recital de estos nuestros antitodo y antitodos favoritos, nos tenían que abrir los ojos con palillos, pero ello no impidió que pudiésemos aguantar lo justo para retratar a la banda británica GBH y escucharles en un par de temas.

  
Lendakaris Muertos
 

Sábado 19 de julio

Después de un no demasiado reparador descanso, puesto que dormimos menos de cuatro horas del tirón, y pese a que muchos estén acostumbrados yo no lo estoy, decidimos levantarnos para dar una vueltilla pronto por el pueblo y desayunar antes de que empezara todo.

Los primeros en abrir el sábado fueron los cántabros Las Orejas del Lobo, que empezaron su actuación a la hora en la que se suelen tomar unos blancos.

Empezaron poco más de la 13:30 de la tarde, un sol abrasador y poquita gente viendo a la banda, aunque mientras iban pasando los minutos fueron llegando más. La resaca del día anterior se hizo notar, pero los que estábamos allí, en su mayoría originarios de la tierruca disfrutamos bastante con “Los emboscados”, “Toda una vida”. “Pa’ que te Enteres”, y con el tema que nos dedicaron a los cántabros: “El viejo”.

La actuación se hizo corta, aunque tiempo al tiempo, que todos los comienzos son difíciles.

  
Las Orejas del Lobo
 

Los de Unquera cedieron la palabra al grupo asturiano de rock Helltrip, que salieron todos a escena con camisa granate y pantalón negro, seguramente, el mismo atuendo que están llevando en su gria.

La verdad es que no conocía anteriormente a la banda, y sólo pude averiguar que tocaron "Six Years" y que su música es rock estilo ochentero cantado en inglés, además ganaron la edición del Festival Lagarto 2007, pero bueno es imposible conocer a todos los grupos. Lo que sí que podemos ofrecer son unas fotos bastante decentes.

Y si mi memoria no me traiciona, fueron al único grupo del festival que les cortaron la actuación, se sobrepasaron del tiempo, desconocemos las causas.

  
Helltrip
 

Después de ver un par de canciones de Helltrip nos dirigimos a la zona del Derrameidea para asistir a la santa misa, en la que pudimos ver una parodia bastante bien llevada de las contradicciones y necedades de nuestra santa madre iglesia, todo ello dirigido por el monseñor Ronco Barrila, dos monjas salidas (Sorprendente y Sorswarsenager) y un monaguillo pueril.

Llamaron la atención de la gente haciendo una procesión con la imagen de una virgen con las uñas pintadas de negro y una guitarra entre las manos, y repartieron octavillas con los cánticos de la misa, que todos debíamos entonar armónicamente y al unísono. Tal vez el más divertido fue el segundo cántico que rezaba así: “Me lavaré, me lavaré…/me lavaré, me lavaré…/… y escucharé buen rock and roll/. Me lavaré, me lavaré…/me lavaré, me lavaré…/…el camping es mi religión/.

Nos marchamos en el momento justo en el que iban a premiar el mejor “aleluya” con unas camisetas.

  
Santa Misa
 

Tras haber limpiado nuestras almas nos dirigimos a ver a los RA, que sonaban muy cañeros, potentes y compactos, aunque apenas había unas 30 personas viéndoles. El grupo alemán, de cante inglés, fue junto a GBH y Banda Bassotti una de las apuestas internacionales del festival.

Luego aparecieron en escena los inconfundibles Fuckop Family que ofrecieron las melodías de “Mis hermanos” o “La cultura del odio”, por citar algunas. Además pudimos ver como uno de los cantantes y el bajista se intercambiaban los papeles varias veces.

Este grupo sigue muy de cerca la senda de los sevillanos Narco y Falso Dogma, con un directo muy potente que les ha dado la oportunidad de tocar en festivales como éste, el BaituRock y el PetroleoRock.

Sin duda de lo mejorcito del sábado, saben como animar al gentío, y creerme, a esas horas, era tarea casi imposible, pero Fuckop Family lo logró.

  
Fuckop Family
 

Pasadas las tres y media de la tarde llegó el turno de Idi BiHotz que nos sorprendieron con sus melodías heavys y metaleras, con su batería de dos bombos y con una balada sobre los niños explotados laboralmente. La banda que canta en euskera lleva más de 10 años dando caña y nos sorprendió por su arranque y dinamismo.

En el derrame venían a presentar su reciente doble DVD en directo donde contaron con multitud de colaboraciones, hubiera sido una grata sorpresa que alguna de esas colaboraciones, hubiera salido a escena esa tarde.

Posteriormente pudimos ver a No relax, el sol dio un respiro, y contaron con bastante público. Pudimos ver a un grupo muy cañero, que no paraba ni un instante, sobre todo Joxemi, que destaca frente al resto, y Miki todo una campeona que saber conectar muy bien con los asistentes.

Nos ofrecieron canciones como “Himno relax”, “El último viaje”, y para cerrar “Continueró”. Pues eso, espero que continúen muchos años, ahora están con nuevo bajista, un conocido del panorama estatal como es Joseba (ex Sugarless y Strawberry HC).

  
No Relax
 

Luego la caña vino de la mano de Ni por favor ni ostias. El grupo compuesto por sólo tres personas, no paraban de derrochar auténticos raudales de energía punki a través de “Malos tiempos”, “Paloma” y para finalizar una versión reage de “Ellos dicen mierda” de La Polla, donde nos despertaron a mas de uno.

Se nos hizo raro contemplar a el Nano tocando el bajo, llevaba muchos años a la batería de El Último ke Zierre, y verle al frente del escenario con otro instrumento, nos choca, y no lo hizo nada mal, si señor!!.

A continuación Strawberry Hardcore dio un gran bolo desgranando durante los cuarenta minutos que duró su actuación trallazos de “Cerveza y pecado”, dándonos el consejo para una vida plena: “Bebe, fuma y folla”, y contándonos que se habían “Perdido En Silent Hill” mientras se protegían de “El ataque de los Strikers”.

Me llamó mucho la atención el detalle de César al cantar, me explico, todos sabemos que también es la voz de Def Con Dos, y con este grupo, César coge el micro y no para de saltar, moverse, pero con Strawberry la cosa cambia, el micro no le separa del pié, es una tontería, pero es curioso.

  
Strawberry Harcore
 

Uzzhuaia abrieron con “Cuando ya no quede nada” de su último trabajo, “Destino perdición”, de éste también tocaron “Blanco y Negro”, “Baja California”, “Nuestra Revolución” y “Desde Septiembre” (tema con el que cerraron).

La sorpresa del festival sin lugar a dudas, mucha gente nos había hablado de este grupazo, pero nunca le habíamos visto en directo, y cuando les vimos, nos quedamos con la boca abierta, repito, grupazo.

De su disco “Uzzhuaia” publicado en 2006 nos brindaron “La Cuenta Atrás”, “Mas Allá” y “No Intentes Volver Atrás”. El tema más antiguo vino de la mano de “Viaje sin fin” de su álbum “Diablo Blvd”.

  
Uzzhuaia
 

Al grito de ¡Purxa Asturies libre! se presentaron los Habeas Corpus, grupo al que le estamos cogiendo cada vez más gusto y que nos deleitó a todos con su rudeza y con sus buenas maneras. Y es que sus temas ya son más que clásicos, imprescindibles para cualquier persona que se defina como amante de la música, ¿quién no conoce lemas como “Otra vuelta de tuerca”, “Cada vez más odio”, “Basado en una historia real” o “En el punto de mira”?.

Cerraron su actuación con “Fascismo nunca más” dedicado a sus amigos de Escuela de odio, y las últimas palabras, las de despedida fueron: “un placer haber estado con vosotros y vosotras, a seguir peleando, ¡viva la república!”.

Últimamente MARS no le da tanto al discurso y en parte se agradece, hace que el concierto sea mas dinámico.

  
Habeas Corpus
 

Después la alegría y la fiesta pasó a ser responsabilidad de La Pulquería, que lograron animar a los allí asistentes con sus melodías pegadizas y altamente bailables. Nos sumergieron en un mundo de libertad ofreciendo un gran espectáculo que estuvo acompañado de “Mil esqueletos” y un “Gitano” que no querían “Morirse de pena” en “El día de los muertos”.

Dieron las gracias al batería suplente, Víctor, que por lo visto se había aprendido los temas de la banda en un tiempo récord. Mención especial se debe hacer también al jolgorio que se montó con su tema “Pancho Tequila” en el que el cantante bebió tequila, se lo dio al resto de los músicos, luego al público y finalmente hicieron subir al escenario al último que había bebido de la botella.

En fin, ellos serían capaces de resucitar a un muerto con sus ritmos y compases. Son un ejemplo ideal de cómo se puede aunar la calidad musical con el espíritu fiestero y socarrón, sin que por ello ninguna de las dos partes quede descompensada.

También felicitaron a Uzzhuaia, porque por fin tocaron con una batería como Dios manda, y es que La Pulquería, horas antes, les dejaron su batería.

  
La Pulquería
 

La tarde iba cayendo y no había nadie que quisiese perderse a Narco. Los sevillanos supieron imponer su contundencia a la gran cantidad de público que les miraba desde abajo agradecidos por su regreso, y que observaban expectantes a Vikingo M.D y al resto de la banda mientras exprimían temas ya tan míticos como “Dj muerto”, “Tu Dios de madera”, “A cada paso”, “La cucaracha” y “A tomar por culo el mundo”.

Y es que a mí se me eriza la piel cuando en cualquier momento y lugar puedo escuchar el principio de grandes letras y espectaculares riffs, cuando empiezo a oír “Intento cambiar de verdad, intento escapar de no progresar quiero por fin revivirme, retirarme de toda esta mediocridad sumergido en esta desgana…”.

Ya todos sabemos lo que viene después, y seguro que más de uno se ha sorprendido en este momento gritando o pensando unos momentos después: “¡Pues claro que no!”.  En fin, éste es uno de los grandes himnos de Narco solo a la altura de lo que se puede esperar y lo que consiguen hacer ellos, e igual de emocionante e intensa fue toda su descarga.

  
Narco
 

Como auténticos tanques de guerra destruyendo todo lo que obstaculizaba sus pasos salieron a escena los asturianos Escuela de odio que empezaron con las tres primeras canciones de  su último trabajo: “Una vida marcada”, “Los de siempre” y “Gritos”.

De “Quien siembra miseria, recoge la cólera” también tocaron “Y si no hay viento habrá que remar”, “Cimientos de hormigón” y  “Del perro al amo”. Recuperaron también temas añejos como “Hablan las calles”, “Canciu de llucha”  y “En guerra” y para cerrar “Asturies arde”.

  
Escuela de Odio
 

Luego llegó el hueco de los nostálgicos que se agolpaban para ver a los míticos Barón rojo y es que más de 20 años dan para mucho y la expectación se respiraba en el ambiente, a pesar de que este año tiene una gira muy extensa y de que no paran de tocar, nadie se quería perder su actuación en el Derrame.

Nos ofrecieron unos cuantos de los hits que han ido creando a lo largo de toda su carrera entre los cuales podemos destacar: “Satánico plan”, “Baron rojo”, “Al final, perderán”, “Incomunicación”, “Caballo desbocado”, “Vampiros y banqueros”, “Hermano del Rock&Roll”, “El barón vuela sobre Inglaterra”, “Concierto para ellos”, “Cuerdas de acero”, “Con botas sucias”, “Los rockeros van al infierno” y “Resistiré”.

  
Barón Rojo
 

El mejor momento del sábado nos fue brindado por Barricada, que despertó un gran interés y eso se demostró en cifras, en la masiva afluencia de público. Creo todos los que estuvimos allí nos quedamos perplejos con su gran actuación, y es que demostraron que siguen siendo muy grandes y con el paso de los años consiguen que te quedes alucinado mirando cómo hacen gala de una gran destreza a la hora de manipular los instrumentos, y cómo no pierden ni un ápice de frescura.

Empezaron con “Objetivo a rendir” para seguir con todos sus temas más que míticos imprescindibles diría yo y que todos coreamos, como “Sofokao”, “Esta es una noche de Rock&Roll”, “Okupación”, “Contra la pared”, “Lentejuelas”, “Todos mirado”, “A toda velocidad”, “No sé qué hacer contigo”,  “Víctima”, “Oveja negra”, “Rojo”, “Animal caliente”, “No hay tregua”… y para finalizar “En blanco y negro” con el principio de los fuegos artificiales.

Se nos hizo un concierto demasiado corto en el que no pudimos parar de acompañar a la banda con nuestras voces, porque tocaron todos y cada uno de sus imprescindibles.

  
Barricada
 

Después de este gran espectáculo y de los fuegos artificiales salió a escena el grupo cubano Tendencia, que cuenta con ocho discos en el mercado, de los cuales el primero vio la luz allá por 1995.

En el Derrame finalizaron su gira por España en la que presentaron su disco Homenaje al CHE, que será publicado en España a finales del 2008, seguiremos muy de cerca a este grupo, nos dejó muy buen sabor de boca, eso de mezclar metal con ritmos cubanos, triunfa.

  
Tendencia
 

El festival asturiano iba tocando su fin, y después de ver a más de veinte grupos la hora del adiós comenzaba a estar demasiado cerca. Tal vez por eso la actuación de Albert Plá se me hizo un poco monótona. Pudo influir el hecho de que no conocía ninguno de sus temas, menos las versiones, o tal vez este no sea un grupo muy adecuado para tocar a la una de la madrugada, donde yo por lo menos espero más caña y energía.

Pero bueno allí estaba toda la banda defendiendo a sus amigos “Marcelino Arroyo del charco”, “El gallo Eduardo Montenegro”, “Joaquín el necio” y “Lola la Loca”. También hubo hueco para las versiones de “Soy rebelde” y “Pepe Botika” (para mí todo un destrozo abominable). Luego continuaron diciendo “Que más da Si Da o No Da” y acabaron contándonos su historia sobre una “Insolación, insolación”.

A destacar también los diez minutos que se marco en el escenario solito su guitarra española. Y que Albert Plá acabase el bolo diciendo “Adiós Zaragoza” fue cuando menos desconcertante.

Tal vez la banda me hubiese gustado en otro momento o en otras circunstancias, pero es que me provocó una pereza tremenda, me parecieron faltos de ritmos, y había momentos en los que aquello me parecía más un recital que un concierto. No sé, no es un estilo y unas formas que me gustaran demasiado.

  
Albert Pla
 

Koma estuvieron grandiosos como siempre. Cada día me alucinan y me gustan más, y es impresionante poder ver de cerca cómo toca su batería, creando ritmos que rallan la imposibilidad y dejándonos a todos con los ojos como platos. Yo le miraba alucinada pensando cómo era posible tocar así, con esa rapidez y con esa maestría mientras me preguntaba por qué seré yo tan torpe a veces y al volante me cuesta pasar de segunda a tercera en un segundo.

Juan Carlos Aizpún pasa de primera a quinta en menos de lo que dura un puchito de vino y te despierta las ganas y el interés por tocar la batería o cualquier otro instrumento, pensando que tal vez algún día fuese posible parecerse un poco a este gran músico.

Al igual que él el resto de los componentes de Koma despilfarró un monumental arranque sin ningún cargo de conciencia soltando bombas como “Los niños de lapos guerra”, “Tío Sam”, “La chulería”, “Imagínatelos cagando”, “El marqués de Txorrapelada”, “Sonajero”, “Mi jefe”, y para finalizar nos sobrecogieron a todos con “Bienvenidos a degüelto”.

Y a pesar de la tímida lluvia había una gran cantidad de almas contagiándose de su energía y devolviéndosela, aunque inevitablemente no con tanta maña como ellos, faltaría más.

  
Koma
 

Los penúltimos de este gran festival fueron El Último Ke Zierre, cosa que casi realmente hacen si no fuese por el pedazo de sorpresa que nos esperaba después.

El grupo valenciano ofreció un concierto demasiado normal para los que les hemos seguido a lo largo del tiempo y hemos visto conciertos apoteósicos y noches memorables, evidentemente les salvaron años de experiencia (a los miembros del grupo más antiguos) y los temas tan sublimes que han ido componiendo, pero no fue sin duda alguna su mejor noche. Tampoco la peor, pero les hemos visto en otras ocasiones más frescos y compactos. 

Tal vez también influya el hecho de que los temas de su último trabajo sean más apropiados para otras horas, pero igual no para tocarlos a las cuatro de la madrugada. Sería una necia si me quedase sólo en lo negativo, ya que de todos es bien sabido que siempre les he defendido a muerte sin tener por qué, y que provocan en mí unos sentimientos que pocos grupos consiguen, pero no sé esa noche les faltó algo, deberían haber sido ellos los que se hubiesen respaldado, y no lo supieron hacer.

Me niego a quedarme con esa imagen y a renunciar a esos grandes himnos que quiero escuchar una y mil veces tanto en mi coche, en mi casa y en un bar como en cualquier festival o concierto.

  
El Ultimo ke Zierre
 

Corearé a voz en grito grandes melodías como “Dime”, mientras “Altero mi cuerpo” con “Hachís”, porque aún estoy “Por domesticar”  y a pesar de todo “Canto” y lo haré “Hasta que pierda la voz”. Nadie dijo que esto fuera un “Camino de Rosas”, y aunque me pregunten mil veces “¿A dónde vas?”, no querré jamás que alguien me diga yo soy “Tu abogado” y que me censure gritando: “Quemaste tus alas de ángel”, porque he decidido caminar por los “Senderos de este infierno”, y es que yo “No tengo miedo” y sabéis muy bien que “Escupiré jodidos”. Y así permaneceremos toda la vida “Enganchados” a El Último Ke Zierre. Porque no soy más que un “Soldadito” metido en un “Cuarto oscuro” y conquistado por “Tus bragas” y por “Tu perro”.

Seguramente la próxima vez ofrecerán otro tipo de diversión más acorde con lo que les corresponde y con lo que se han ido ganando a pulso con el paso de los años, y seguramente estemos allí viéndoles con la misma emoción y con las mismas ganas que la primera vez. 

  
El Ultimo ke Zierre
 

Y ya llegaba el final de todos los finales posibles, la gran sorpresa de la noche. Y esta no era otra ni más ni menos que la actuación de Banda Bassotti. Me alegro de que al final la libertad de expresión ganase al afán de manipulación y destrucción, hay que ser necio para no saber traducir.

Y es que como suelo comentar a veces entre risas cualquier día sale un concierto o un festival en un programa de televisión, en una emisión de esas que nos estampa contra las narices la realidad exagerándola hasta límites desconocidos, como si no tuviésemos ojos para mirar y oídos para escuchar, pero bueno, que tampoco quiero dar ideas a los grandes creativos televisivos y a los que alimentan sus periódicos con carnaza y basura. Cuidado que todos somos sospechosos y seguirán intentando que traguemos con la censura.

Nosotros estábamos ya completamente derrotados y vimos un par de canciones de la banda italiana, pudimos disfrutar en directo de “Bella ciao”, y el sueño finalmente nos dejó vencidos y reclama nuestra presencia en horizontal a grandes gritos. Pero vimos a un montón de gente que no se quiso perder su actuación, y que permaneció al pie del cañón apoyando a la banda, y es que con buena gente han topado los fascistas que quieren tapar bocas.

Y para acabar poco más que decir que ha sido todo un placer poder estar este año en el DerrameRock. Esperamos haber logrado reflejar lo bien que nos lo hemos pasado a lo largo de estos folios, y que lo aquí reflejado sirva para traer buenos recuerdos a todos los que se pasaron por la cita en Pravia, y a los que no pudieron ir las ganas de hacerlo el año que viene. Sin duda alguna la organización del festival se va superando año tras año y saben cómo despertar el apetito musical.

  
Banda Bassotti
 
 
Insonoro.com
::.:: Comentarios ::.::
 
 
comments powered by Disqus
..:: Listado Fotos
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
..:: Crónicas
 
 
  
31/10/2017 - Sala Bikini
Barcelona (Barcelona)
 
 
  
04/11/2017 - Black Bird
Santander (Cantabria)
 
 
  
06/11/2017 - Café de la Palma
Madrid (Madrid)
 
 
  
08/11/2017 - Sala La Riviera
Madrid (Madrid)
 
 
  
02/11/2017 - Sala Custom
Sevilla (Sevilla)
 
 
  
03/11/2017 - Joy Eslava
Madrid (Madrid)
 
 
  
28/10/2017 - Sala Mítika
Vitoria-Gasteiz (Araba)
 
 
  
03/11/2017 - Nuevo Charles Tavern
Vargas (Cantabria)
 
 
  
04/11/2017 - Sala Stage Live
Bilbao (Bizkaia)
 
 
  
03/11/2017 - Basik Sessions
Madrid (Madrid)
 
 
  
28/10/2017 - Gaztetxe Zorroza
Bilbao (Bizkaia)
 
 
  
20/10/2017 - Hyundaimusicpark
Jaén (Jaén)
 
 
  
29/10/2017 - Sala Stage Live
Bilbao (Bizkaia)
 
 
  
21/10/2017 - Mendizabala
Vitoria-Gasteiz (Araba)
 
 
  
25/10/2017 - Sala Santana 27
Bilbao (Bizkaia)
 
 
 
     
 
  
Insonoro.com, desde 2003
  
Insonoro.com Navega Busca Colabora Usuarios
              
    Contacto     Noticias     Salas de conciertos     Noticias     Facebook
    Tienda     Crónicas de conciertos     Agenda, conciertos     Conciertos     Twitter
    Publicidad     Reseñas de discos     Enlaces     Enlaces     Youtube - Canal nacional
    Logos     Entrevistas     Búsqueda general       Salas de conciertos     Youtube - Canal internacional
    Licencia CreativeCommons     Rumiaciones          Youtube - Canal entrevistas
    RSS - Noticias     Canciones           Vimeo
      Videos         iGoogle
      Tinta & Decibelios         
       Fotos finales