COLABORACIONES
 Crónica
 
Azeros Rock 2.012
  10/03/2012     
  María Gómez y Jorge Palacios     
  Jorge Palacios
  Pabellón La Cantábrica, El Astillero, Cantabria
www.insonoro.com

De siempre, de toda la vida, desde que llevo yendo a conciertos me han ganado a pulso las personas que se meten en estos saraos, pero ahora aún más cuando conozco un poco más el panorama y cuando vivimos la situación que vivimos. Cuando traes a un concierto a un grupazo impresionante y reconocido y vienen a verlos como mucho 200 personas, es como plantearse las cosas y mucho.

En cualquier conversación a altas horas de la madrugada, o más temprano, la comidilla popular de cualquier noche de fiesta, en la que uno se suele rodear de buenos músicos, de managers y demás gente del mundillo, en esos momentos, los comentarios siempre han sido que qué mal estaba esto de la música, que si nos iban a dar a todos por culo y que si patatín y patatán. Esto de la música, esto de nuestra música, siempre ha estado mal, llevo escuchando la misma conversación más de 10 años, pero creo que es ahora el momento en el que realmente está llegando la bajada de pantalones. Y si estos géneros musicales y estos derroteros siempre han estado denostados ahora han llegado a su punto álgido de máxima denigración. Si bien es verdad que me quedo con el mensaje positivo de que ahora solo queda ir subiendo y que si la cosa está tan mal no puede estar mucho peor.

Por otro lado, no vayamos a ser hipócritas, la cosa tenía que estallar por algún lado y no era muy normal que ciertos grupos cobrasen entre 9000 y 12000 euros por actuación, por mucha reputación que tengan y por muchos años que lleven en esto. No era lógico, ni lo sigue siendo, que una banda cobre por una entrada a un concierto entre 15 y 20 euros y tampoco que sus discos tengan un precio más o menos parecido, y ya si hablamos del merchandising es como para echar de comer aparte.

Con todo la cosa sigue estando muy mal para los grupos que empiezan, y para los que parece que llevan empezando muchos años (porque no se les da el reconocimiento que merecen), pero claro ese es otro de los grandes problemas, en los que los músicos poco o nada pueden hacer (más que tratar de promocionarse y tocar y tocar) y es que a la gente en general no le gusta la música, a la gente le gustan unos grupos y hasta hay que dar las gracias porque vayan a ver a bandas que son una apuesta segura, y que aún metiéndolas en un cartel estás temblando porque igual no van a verles.

A pesar de todo creo que los grandes beneficiados somos el público, que aunque nos tengamos que apretar el cinturón, podemos ir a los conciertos a un precio más asequible, creo que hoy por hoy la escena musical en Cantabria y la variedad de oferta cultural se ha  multiplicado con respecto a años anteriores y se pueden ver a grupazos (lleven 15 años tocando, o 1 o 5) por un precio más razonable, así que ya no valen las excusas.

Poco o ningún motivo, más bien diría yo, teníamos para no ir otra vez, como cada año al Azeros Rock, esta vez en su octava edición y con un cartelazo muy digno, como todos los años. Con un precio de risa, como siempre, de 8 euros en anticipada y 10 en taquilla, y con muchos alicientes.

  
Ambiente
 

Porque sí señores, yo me moría de ganas de ver por enésima vez a Kaótiko, pero no sé si tenía muchas ganas de disfrutar de otras grandes bandas y viejos conocidos también como Después de todo o Desakato y, cómo no, de empaparme de los grupos locales, creo que no somos conscientes del elenco de grupos enormes que tenemos en nuestra tierra. A algunos ya les había visto unas cuantas veces en directo como a Poetas de Botella, y a otros no, como a Colourless, A cara perro, Marlenne o Frontline. Realmente no sé si disfrute más con los que ya conocía o con aquellos a los que pude conocer aquel día, muchos me dejaron con los ojos como platos. La verdad es que prefiero “descubrir” a esas bandas que tenemos tan cercanas y a las que a veces no nos podemos acercar a ver.

En cierto modo, puedo llegar a entender que la gente que viene de fuera no se acerque a primera hora de la tarde a ver a los grupos locales, no me parece bien pero lo respeto. Ahora eso sí, lo que no puedo comprender es la desbandada generalizada que hubo cuando acabó su actuación Kaótiko. Siendo sincera, había grupos con los que me podía sentir más identificada o que me podían gustar más, pero creo que todos y cada uno de ellos dieron una actuación bastante acertada, en algunos casos notable y en otros sobresaliente. Durante todo lo que duró el festival no vimos a un solo grupo mediocre, de relleno, aburrido o que no sabe hacer la o con un canuto.

Así que como siempre, damos las gracias a la organización del festival por dejarnos disfrutar de todas y cada una de las actuaciones, por traer a esos grupos, por tratarnos con una cercanía y respeto digno de mención, y por conseguir que nos sintiésemos como en familia.

Con el corazón en la mano, por nuestro bien y por el de todos, esperamos que sigan teniendo el año que viene las mismas ganas de hacer las cosas bien, cada año mejor, y la misma inquietud por dejar que la música suene en todas sus variantes. Siempre me ha gustado mucho el espíritu del Azeros Rock, y más ahora que la cosa está como está, en vez de ocho grupos podían meter tres o cuatro grandes y seguramente se ahorrarían muchos problemas y preocupaciones. Pero no, ese no es el espíritu y probablemente si lo fuera no me gustaría tanto el festival.

  
Ambiente
 

Siempre tiene que haber alguien que abra un festival, en esta ocasión les tocó el turno a la banda de Guarnizo A cara perro que se atrevió a comenzar a darle calor a una tarde en la que muchos estaban todavía echando la siesta, pero no faltaron los incondicionales, los amigos y demás público que quiso disfrutar de su punk-rock.

En este grupo participan viejos conocidos de la escena musical cántabra, como Javivi y Txein, junto a otros como Txarly, Mari y Fury. Así que todos ellos se subieron a las tablas del Azeros para dejarnos con los temas de su maqueta compuesta por cinco temas, y de la que os podéis hacer una idea en www.myspace.com/acaraperruku. La verdad es que hay que subir bastante el volumen de los altavoces para escuchar bien las canciones, pero en directo temas como “Marihuana”, “Videojuegos”, “Por qué será” o “La hija del ministro” suenan mucho mejor. Además también nos dejaron la versión de “De espaldas al mundo” de los Boikot.

Así da gusto comenzar un festival, con un grupo de punk rock dispuesto a darlo todo. A ver si tenemos más oportunidades de seguir viéndoles por ahí para crearnos una impresión más completa.

  
A Cara Perro
 

Otro grupo al que no habíamos visto nunca y que nos sorprendió también muy gratamente fueron Colourless, ellos son otra banda local, más local no se puede ser porque son del mismo Astillero y practican un estilo muy propio y personal que nada entre el hardcore melódico y el metal.

Este es el caso de otra banda que comparte miembros con otras, ¡hay que ver el gusto que tienen los músicos por montar varios grupos!, y esa noche era el tercer concierto de Chaves como vocalista y a pesar de ello se mostró como un lobo feroz a punto de devorar a su presa sobre el escenario.

El grupo nos ofreció los temas de su maqueta titulada “Involution of Open Minds”, publicada allá por el 2007, y pudimos escuchar canciones como “No mires atrás”, “Despiertas” o “Encadenados”, además un poco antes de finalizar su concierto nos dejaron con la versión de  “Between angels and insects” de Papa Roach.

Finalmente nos dejaron con casi una decena de canciones, en las que demostraron estar muy a gusto sobre el escenario y derrocharon contundencia y buenas maneras. Realmente nos dejaron una impresión muy buena y con ganas de más. Esperamos que pronto graben un disco. Para hacerse una idea ya sabéis: www.myspace.com/colourless1.

  
Colourless
 

Continuamos con más representación cántabra en el festival, que como todos bien sabéis, una de las características del Azeros Rock Festival es apostar por las formaciones locales, cosa que a uno le enorgullece. Los siguientes Marlenne.

A Marlenne siempre se les ha puesto varias etiquetas, la primera referente a su estilo musical, comparados una y mil veces con Sôber, cosa buena o cosa mala, depende como se mire, para mí sería todo un cumplido. La segunda es su profesionalidad, tanto en la maquetación y producción de sus discos, como el buen hacer sobre el escenario, se podría decir que es uno de las bandas de la tierra cuyos trabajos son cuidados hasta el último detalle (música, letra, maquetación, diseño). Pero realmente lo que me gusta de ellos es que apuestan por su lengua, por el castellano o español, como queráis, son muchos los grupos que practican este tipo de música y tiran por el inglés, pues no, primero canta en lengua natal y luego ya se verá, por eso, felicidades.

El punto negativo fue el poco apoyo que tuvieron por parte del público, con una diferencia notable respecto a las otras formaciones. En las primeras filas se podía ver una o dos cabezas, pero nada más, una pena porque Marlenne practican una melodía exquisita que entra muy bien en los oídos de mucha gente, por lo menos, habría que darles una oportunidad.

Un concierto que giró íntegramente entre sus dos discos editados, “Treze” y “Kailash”, este último una joyita, apenas sin versiones, excepto la que suelen tocar en directo y que insertaron en su último trabajo editado en el 2.010, el “Personal Jesus” de Depeche Mode pero no en inglés, no os equivoquéis, que la banda tiene las ideas claras al respecto.

Entre los temas que tocaron recordamos “Encandenado” y  “Busco mis alas” y no me arriesgo a decir ningún más no vaya a meter la pata. Un directo sin fisuras, con un sonido más que decente tratándose de un pabellón y con una voz clara que deja entender a la perfección las letras. Esperemos verles pronto en una sala y disfrutar más detenidamente de su directo

  
Marlenne
 

Uno ya no recuerda cuando fue la última vez que vio en directo a Frontline, seguramente hace ya unos años y me temo que la principal causa haya sido que la banda se ha prodigado muy poco en los directos principalmente por los diversos cambios en su formación, y como bien dijeron en el Azeros, hacía casi un año que no tocaban encima de un escenario.

Su metal mezclado con batucada es seña de identidad, entre varías canciones siempre tienen tiempo para realizar estas mezclas que tanto nos gustan, con dos protagonistas principales, el batería, lógicamente, y la sección de percusión que rara vez se encuentra en un grupo de estas características.

Primera vez que les veíamos con la voz del guitarrista David al frente, que despachaba su labor a las seis cuerdas en algunos temas, en otros aparcaba la guitarra para tener más libertad en sus movimientos, me gustaría verle en un recinto cerrado porque en La Cantábrica la voz se fue difuminando y apenas se le entendía, y a destacar el papel de Zalez, es impresionante ver como se le queda pequeña la guitarra entre sus extensos brazos, una apisonadora que impone, no paró de moverse en todo concierto, para mí, el alma matter del grupo.

Entre los temas que tocaron a resaltar las “En ti”, “Olvidados por Dios”, las batucadas que realizaron, que creo que fueron tres (tengo dudas, dos o tres), y “Resurrección”, la canción con la que terminaron entre decenas de aplausos porque mucha gente fue a verles principalmente, eso de no tocar durante un año crea muchas expectativas sin duda.

Y lo mejor, que un amigo de otra comunidad que no les conocía de nada te diga, “Estos tíos son buenos, eh?”, a uno le enorgullece saber que son de aquí, de Cantabria.

  
Frontline
 

Después de Todo llegaron como un huracán al festival arrasando todo aquello que se ponía a su paso. Esta banda de Zaragoza son una auténtica apisonadora que han tenido un nombre propio y unas señas de identidad muy marcadas desde siempre. Desde el primer disco que escuché y desde la primera vez que les vi en directo tenía más claro que el agua que iban a llegar tan alto como se propusiesen, y es que ya desde sus comienzos derrochaban un potencial con pocos precedentes.

El que diga que un grupo necesita madurar y sacar unos cuantos discos es que está hablando de una banda mediocre que si tiene suerte y mejora muchísimo conseguirá despuntar un poco. Para mí los grupos de verdad son aquellos que no te dejan lugar a dudas, aquellos que desde su primera publicación te dejan con los ojos como platos y con el corazón en un puño. Este es el caso de bandas como de la que ahora hablamos. Y ya si entramos en el tema de los conciertos ver a Después de todo es como rendirse a la inevitable tempestad, porque aunque uno quiera pegar los pies al suelo, estos zaragozanos te vapulean y te mecen a su antojo sin despeinarse lo más mínimo.

Tenía muchísimas ganas de ver a esta banda otra vez de nuevo en vivo, y más aún si tenemos en cuenta que había pasado muchísimo tiempo desde la última vez y que todavía no habían publicado su última criatura, ese apabullante “El camino de los olvidados”. Si tenía una clara intención en este festival y si tuviese que elegir me quedaría con Después de Todo como el grupo que no podía faltar, por lo menos para mí, y viendo lo que vi aquella noche, después de un concierto tan apoteósico, cualquier pequeña duda irracional se disipó como el humo.

  
Después de Todo
 

La verdad es que este es de los grupos que más veces habré recomendado en mi vida y no me cansaré de repetirlo, porque cada vez logran superarse más y más. Y me alegré enormemente de la buena acogida que tuvieron aquella noche, había unas cuantas personas viéndoles y se sabían todos y cada uno de sus temas. Y es que a veces uno es consciente de lo enorme que es un grupo pero no sabe hasta qué punto lo será para los demás, así que siempre es un motivo de alegría ver que el buen trabajo está reconocido como se merece.

Después de Todo escogió un repertorio muy acertado y variado, combinando las canciones nuevas con las de sus discos más antiguos. Empezaron con un tema de los últimos publicados, “Sicario” para seguir con “Rencor” de “Un minuto más” y “Vuelve a mí” de “La voz de la inocencia”. Sin duda alguna, esto fue todo un acierto ya que la gente no tiene por qué conocer todos sus discos, y a los que sí les conocemos nos encantan y nos entretienen bastante esos saltos entre su discografía.

No faltaron tampoco los tres temas que dan título a sus tres trabajos, y del nuevo pudimos escuchar también “Maldita falsedad”, “Perdida en la eternidad” (¡pedazo de canción, me pone los pelos de punta!), “Abismo” y “Aprendiendo a vivir”.

Después de Todo ofrecieron una actuación que nos dejó a todos con la lengua afuera, algo a lo que nos están malacostumbrando.

  
Después de Todo
 

Y después del derroche de potencial y energía de Después de Todo, llegaron con un registro completamente distinto pero también con muy buenas formas, desde Agurain… ¿pues quién iba a ser?, ¡¡llegaron los Kaótiko!!.

Ellos fueron los grandes triunfadores de la noche, ya que fue más que evidente que la gente acudió al Azeros para ver a Kaótiko, así que en cuanto a público, ambiente, expectación, acogida y respuesta se refiere, se llevaron la palma y con creces.

A estas alturas de las circunstancias creo que ya me quedan muy pocas cosas que decir de esta banda que no haya dicho nunca, aunque a mí últimamente me gusta hacer un balance general y hoy por hoy cada vez soy más consciente de lo que me aportan y de lo que han aportado los Kaótiko, a mí, a toda la gente y al panorama en general.

¿Alguien se puede imaginar que sería de nosotros sin este grupo?. Pues la verdad es que la cosa sería un tanto triste. Así que aunque sea comentar algo más que evidente, se han convertido en un gran estandarte de la música que está dejando una estela imborrable, al fin y al cabo se han convertido en imprescindibles en un mundo en el que las personas (y los músicos) son fácilmente sustituibles y olvidados. Creo que no se puede decir algo más significativo de alguien, y menos si hablamos de música y bandas, así que sí el resumen perfecto sería comentar que son I-M-P-R-E-S-C-I-N-D-I-B-L-E-S, así con todas las letras y en mayúsculas.

Y lo que sería totalmente imaginable y deprimente hoy por hoy sería que no tuviésemos la oportunidad de verles en directo. Así que aunque esto ya suene demasiado pelotero o frikifan debo comentar que es un auténtico lujo poder ver un concierto de Kaótiko y ver como los minutos se diluyen como gotas de agua al llover sobre el mar. Y es que a veces no somos conscientes de la suerte que tenemos al tener algo hasta que lo perdemos. Pues sí, es una suerte ver a esta banda sobre las tablas, y esperamos que sigan así por muchos años, que sigan dejándose la piel sobre el escenario, que sigan haciéndonos disfrutar tanto. Y como todo va de la mano, esperamos que sigan componiendo esos temas que tanto nos gustan.

  
Kaótiko
 

Esa noche en el Azeros Rock la fiesta empezó con “Rico deprimido” y dejaron atrás más de una veintena de canciones, para hacer mutis por el foro, consiguiendo que todos les aclamásemos para que saliesen de nuevo como el que pide agua en el desierto porque no se quiere creer que lo que haya visto sea un espejismo y no haya nada de real en todo ello. Pero los Kaótiko para gusto y deleite de los presentes volvieron para destrozar un poquito más el escenario a ritmo de “Ansiedad”, “Preso 2023”, “Paranoia” y “Otra noche”.

Entre medias tampoco faltaron “Juerga”, “Su falso mundo”, “Sucio criminal”, “Adrenalina”, “Sale el sol”, “Gloria”, y un largo etcétera que contó desde el primer momento con la más absoluta rendición del público y con la sorpresa generalizada al escuchar el cover de la mítica “No somos nada”, tema que no nos importa ni lo más mínimo que versionen, aunque les hayamos visto hacerlo en directo varias veces.

Todo llega y todo pasa, así que aquello acabó y el impulso y la furia incontrolada llegaron a su fin. Yo me fui a casa más contenta que unas castañuelas y es que encima conseguí llevarme una púa de recuerdo y por méritos propios, aunque también es verdad que la banda no dudó en repartir a diestro y siniestro.

Me llevé eso y la sensación de que sería difícil soportar la realidad si supiera que nunca más podría disfrutar de los de Agurain. Si hay gente que mata por sus hijos yo mataría y moriría por esta gente. Así que: ¡¡Larga vida a Kaótiko!!.

  
Kaótiko
 

Uno de los sabores que teníamos que degustar en el festival, era el primer concierto de Poetas de Botella tras la salida de su esperadísimo disco “38decibelios”, no sería la presentación oficial porque esa labor fue destinada para la fecha que tenían la semana siguiente en la Sala Heaven de Cacicedo de Camargo (viernes 16 de marzo, allí Insonoro.com también estuvo), pero si sería la primera toma de contacto de los nuevos temas con el público.

Una semana antes la banda se metió caña para publicar como libre descarga el disco en su página web www.poetasdebotella.com, de este modo la mayoría de los asistentes nos conocíamos las nuevas interpretaciones casi al dedillo. Desconozco las estadísticas de descargas que han generado en esa semana, pero seguro que han sido cientos las personas que se han hecho con una copia digital del “38decibelios”.

Otro aliciente más es que tocaban en casa y a una hora destinada para las bandas foráneas que llevan muchos más años en esto que los Poetas, pero el Azeros Rock siempre con su política de apoyar antes lo de aquí que lo de afuera, decidieron ponerles en hora punta.

Empezaron con dos temas nuevos “Miénteme” e “Infamia” para dar salida a “Promesas”, pista que abre su anterior disco “Punto de Partida”, la cosa empezaba bien, de primeras lo más novedoso y de segundas los “clásicos” para tener contentos a todos. Hubo un par de colaboraciones, unas que llevan años repitiéndose como la de Pablo de Menos Lobos en el tema “Tu misma” y otras que nos acaban de llegar, Jorge, un ex Las Orejas del Lobo y ex Eslabón se subió al escenario para compartir la voz con Robe en “Para que te enteres”, se trata de una canción original de Las Orejas del Lobo y que Poetas de Botella ha querido hacer suya regrabándola en su último trabajo, TEMAZO!!.

Lo malo que tienen estos festivales es que la duración de los conciertos es muy corta, la mayoría de los grupos rozaban la hora de actuación, y claro, Poetas no podía ser menos y tuvieron que ajustar en un pequeño set list el puñao de canciones que ya tienen en su repertorio, pero esto tiene sus cosas buenas, dejan atrás las versiones que llevaban años tocando, ya no les hacen falta.

Y para terminar, “Tal como soy”, “El Gran Final” y gran ovación

  
Poetas de Botella
 

El broche de oro a un estupendo festival lo pusieron los asturianos Desakato, que se encuentran enfrascados en la gira de presentación de su último trabajo, publicado a finales de enero, y titulado “Inercia”. Por si alguien no lo sabe este grupo va a girar con los también asturianos Mala Reputación en una gira conjunta llamada Adrenalina Tour y donde ambas bandas presentaran sus respectivos trabajos. Además los Desakato han colgado en su web esta última creación, al igual que hicieron en anteriores ocasiones, ¡seguro que el número de descargas va a ser más que elevado!.

Nunca hemos dudado del potencial de esta banda que ya nos ganó con “Con el viento de cara” y nos acabó de rematar con los subliminales ritmos de “Miseria, sangre y plomo”. Sin embargo, no nos ha dado tiempo a escuchar su más reciente propuesta, este nuevo “Inercia”, de hecho tengo el CD ahora mismito en mis manos para publicar la reseña la semana que viene.

Tal vez por ello no nos pareció muy acertado que en un festival, a mí y a otra gente con la que hablé, que cuando acaban de publicar su última obra y a esas horas de la madrugada, siendo los últimos en tocar, en vez de acariciar la mayoría de las míticas y meter unas suaves pinceladas de lo novedoso, se explayasen tocando 10 temas de “Inercia”.

La verdad es que yo no digo que no toquen 4, 5 o 6, pero 10 en un concierto de 16 temas me pareció demasiado, y más aún cuando tienen 22 temas ultraconocidos y aclamados por todos. Pero bueno, cada uno hace las cosas como le parece y de la mejor forma que cree.

  
Desakato
 

Dicho lo cual, como siempre Desakato dio un conciertazo con todas las letras y sin censuras. Aunque se me quedó un regusto amargo porque no me sabía las canciones y tanto a mí como al resto de la gente esto nos hacía bajar el pistón, el ambiente se enfriaba y demás. De verdad, con el corazón en la mano, las 3 de la madrugada de un festival, después de estar desde las 6 de la tarde escuchando grupos y música, no me parece el momento oportuno ni las horas para presentar tan densamente un nuevo álbum, por muy bueno que sea.

He leído por ahí que los nuevos temas son una pasada y que es un disco en el que los Desakato se han superado creces, cosa que no dudo y espero publicar algo que esté mínimamente a la altura de las circunstancias. Ahora eso sí, habría que estar sorda para no intuir mínimamente durante aquella noche que estas canciones merecen la pena y mucho. Pero tampoco puedo valorar mucho porque era la primera vez que las oía.

Algo que no cambia nunca es los conciertos tan apoteósicos que dan Desakato y las ganas que te dejan de volver a verles una y otra vez. ¡Vaya energía que se gastan!.

Con conocimiento de causa puedo comentar que casi me da un vuelco al corazón y se me removieron las entrañas al escuchar otra vez de nuevo en directo temas como “Contra la pared”, “Otro gramo”, “África”, y las tres que cerraron aquella noche de música: “El mío camín”, “Octubres rotos” y “Cada vez”.

Espero tener la oportunidad de ver a Desakato otra vez pronto en directo y de poder escribir una impresión más completa y más acorde a lo que se merecen.

  
Desakato
 
 Comentarios
comments powered by Disqus
Crónicas
30/06/2024 - Teatro Concha Espina
Torrelavega (Cantabria)
06/07/2024 - Errepelega
Portugalete (Bizkaia)
17/06/2024 - Fiestas
Los Corrales de Buelna (Cantabria)
15/06/2024 - El Varuko
Vioño (Cantabria)
22/06/2024 - Recinto Ferial
Villacarrillo (Jaén)
03/07/2024 - WiZink Center
Madrid (Madrid)
30/06/2024 - Recinto
Clisson (== Internacional ==)
29/06/2024 - Recinto
Clisson (== Internacional ==)
28/06/2024 - Recinto
Clisson (== Internacional ==)
27/06/2024 - Recinto
Clisson (== Internacional ==)
14/06/2024 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
21/06/2024 - Plaza de España
Sevilla (Salamanca)
08/06/2024 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
07/06/2024 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
22/06/2024 - Sala La Riviera
Madrid (Madrid)