COLABORACIONES
 Crónica
 
BBK Music Legends Fest - Parte I - Viernes
  29/06/2018     
  Fernando Ibarguen     
  Black8photo
  Centro Ola BBK, Sondika-Bilbao, Bizkaia
  
www.insonoro.com

Se celebraba la tercera edición del BBK Legends en el centro Ola de Bilbao, centro de personas con discapacidad intelectual que la obra social del banco tiene abierto hace más de cuarenta años. Como en las dos ediciones anteriores que ya trajeron a Bilbao a figuras internacionales como Van Morrison, Imelda May o JethroTull, este año se había confeccionado un cartel bastante cohesionado y bluesero que abarcaba desde el magistral Jeff Beck hasta los gallegos Siniestro Total.

En un entorno bucólico y natural y con un calor que puso a prueba a los escasos todavía asistentes a las cinco en punto comenzaron éstos, todo vestidito su cantante Julián Hernández de negro, con sus canciones atemporales, auténticos himnos para una afición que no dejo de corear su gramola musical con temas como "Rock en Samil" "A casa" "Ay Dolores" o el "Vamos muy bien"de Obús. Rock and roll en definitiva con un ritmo acelerado y una letra con su miga que logra crear un ambiente contagiosamente alegre. Julián a la armónica se sale literalmente dando un puntito bluesero a temas como "Camino de la cama", todo ello cantado con mala baba, energía, y un desparpajo casi punk, señas de identidad de Siniestro a lo largo de su carrera. Así los gallegos, llamados así por un accidente de coche sufrido por Julián y compañía hace muchos años una noche de copas por Vigo, supieron sintonizar con el respetable que poco a poco iba llenando los jardines del centro Ola. Para cerrar cantaron las clásicas "Miña Terra Galega" "Bailaré sobre tu tumba" o su homónima "Siniestro Total" con la que se despidieron. 

  
Siniestro Total
 

El siguiente grupo en actuar era Gari & Maldanbera, esto es Iñaki Igon Garitaonaindia y su banda de acompañamiento formada por Natxo Beltrán(batería)Oier Aldekoa(bajo y teclados)y Miguel Moyano(guitarra y teclados). En el BBK dejaron clara su evolución, desde los extintos Hertzainak hasta su último trabajo "Estutu"(Elkar, 16), disco contemporáneo y minimalista, musicado con una sobria instrumentación y pistas electrónicas.Quizás el contexto del Festival no era el más adecuado para disfrutar de la propuesta intimista del grupo pero, aún así, Gari y los suyos hicieron una gran actuación con un sonido con raíz americana que a mí personalmente me recordó mucho a los mejores Lambchop.

De voz grave y profunda, Gari mantiene una hierática postura y se dedica a frasear rasgueando su rítmica, mientras que el resto de los músicos envuelven a su voz con su delicada instrumentación. Sonaron canciones como "Yase"(con la que abrieron)"y " Egun on mondo". Por cierto, a mitad del concierto se puso a llover y la banda como la del Titanic siguió tocando impertérrita hasta el fin de la actuación en donde tirando de experimentalismo se despidieron de su parroquia con una buena ovación. 

  
Gari & Maldanbera
 

Después de un descanso en el que la gente aprovecha para reponer fuerzas en los bares abiertos por la organización, subió al escenario la gran Mavis Staples a los compases de "If you're ready come up with me" mostrando sus cartas desde el principio: una voz poderosa y una banda engrasada que con su acompañamiento gospelero sirve a la diva para mostrar su magnetismo y fuerza vocal.

La verdad que Mavis a sus 78 años mantiene su voz icónica en perfecto estado de forma y consigue la perfecta mezcla entre gospel, soul, rythm and blues y folk géneros que confluyen tanto en su carrera en solitario como con los primigenios Staple Singers. La armonía es total con su sección de coros donde destaca Donny Gerrard y él batería Stephen Hodges que marca el ritmo firme y decidido.

En su repertorio destacan gemas como "Freedom Highway" o "You're not alone" canción que da título a su anterior álbum producido por Jeff Tweedy líder de los irreprochables Wilco, interpretadas con la pasión y elegancia de la que solo Mavis es capaz. Para despedirse eligió la gran "I will take you there" mientras la gente hace palmas y corea el estribillo. En definitiva, un concierto sin peros aunque un poco previsible. 

  
Mavis Staples
 

De negro, como Julián Hernández y sus Siniestro se presentó el poderoso trío de Wilko Johnson haciendo lo que mejor saben hacer, esto es, pub rock de toda la vida. Ya desde el comienzo con "If you want me, you've got me" dejaron clara sus mayor virtud, ese rock añejo y crudo en la mejor tradición inglesa.

Más interesado en el ritmo que en los arreglos epatantes queda demostrada su concepción del rock sin concesiones como en canciones como "Goin back home" que hace moverse al respetable a sus anchas. Wilko se considera a sí mismo un obrero de la canción y se nota en su cercanía y su pose aguerrida a lo largo de la actuación.

El trío que forma con sus músicos funciona a las mil maravillas, con la batería de Dylan Howe y el virtuoso bajo de Norman Wyatt Roy que marca los tiempos de una actuación soberbia. Wilko parece celebrarlo moviéndose por el escenario al estilo de Chuck Berry y su famoso pase de pato mientras van cayendo las canciones más clásicas de su repertorio como "Roxette" " She does It right" o la tremenda "Back in the night". Eso, tremendos.

  
Wilko Johnson
 

Como artista principal de la noche comparecía Steve Winwood, chico prodigio del beat británico que pertrechado detrás de su órgano Hammond comenzó la función a los acordes de "I'm a man" de Spencer Davis Group para enlazar a continuación con el "Pearly Queen" de Traffic, dando comienzo a una actuación en la que la crudeza del anterior artista Wilko Johnson es sustituida por la finura y groove del Sr. Winwood.


Después de unos problemillas con el sonido que obligan a interrumpir la actuación, Steve continúa con la magistral "Can't find my way home" de Blind Faith, esta vez con él a las seis cuerdas. Parece que los años no han pasado por estas canciones y la lectura que Steve y sus músicos hacen de ellas en directo les añade un punto de frescura como si de temas actuales se trataran. Con "Hard to cry" Steve prosigue a la guitarra mientras que la banda profundiza en largos desarrollos instrumentales que se ajustan como anillo al dedo al paso de Steve. 

El concierto va avanzando y las señas de identidad quedan meridianamente claras, esa instrumentación ampulosa con ecos de rock clásico y la fina y aguda voz de Steve que da el contrapunto ideal a sus magníficos músicos."Higher Love" que en sus tiempos ganó dos premios Grammy es celebrada por la audiencia y lo mismo ocurre con "Dear Mr. Fantasy"  donde Steve hace un gran solo de guitarra evocando su paso por Traffic. Para el final se reservó "Gimme some lovin" de los Spencer Davis Group dando por finalizado el viaje por el tiempo de su no muy extensa actuación. Gustó, sin más. 

  
Steve Winwood
  
 
 Comentarios
comments powered by Disqus
Crónicas
25/11/2022 - Rock Palace
Madrid (Madrid)
25/11/2022 - Sala Jimmy Jazz
Vitoria-Gasteiz (Araba)
18/11/2022 - Sala Kaya
Madrid (Madrid)
19/11/2022 - Asociación Cultural Octubre
Sierrapando (Cantabria)
18/11/2022 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
15/11/2022 - Sala Moon
Madrid (Madrid)
22/11/2022 - Sala Cool
Madrid (Madrid)
19/11/2022 - Wizink Center
Madrid (Madrid)
12/11/2022 - Groez
Torrelavega (Cantabria)
29/10/2022 - Pabellón
Cuevas de Almudén (Teruel)
11/11/2022 - Sala Niágara
Santander (Cantabria)
05/11/2022 - La Cueva
Palencia (Palencia)
05/11/2022 - Motogroup Piélagos
Vioño (Cantabria)
15/11/2022 - WiZink Center
Madrid (Madrid)
10/11/2022 - Kutxa Beltza
Bilbao (Bizkaia)