COLABORACIONES
 Crónica
 
Ofunkillo
  18/11/2021     
  Diego Desegé     
  David Izquierdo
  Sala Porta Caeli, Valladolid, Valladolid
www.insonoro.com

La noche de hoy se nos antojaba un poco atípica a los presentes, primero de todo, por ser jueves la noche elegida para introducir al escenario a un grupo que suele llenar salas, lo cual nos hubiera encajado más en un viernes o en un sábado, por ejemplo. El otro motivo principal era que el grupo que nos ocupa las líneas y los tímpanos presentaba una nueva formación, sin su frontman Andreas Lutz al micro, y además, con la mitad de sus miembros estrenando formación, que además de cantante, inauguraban etapa con pincha y batería.

Antes de nada, mucho ánimo, fuerza y energía para Andreas con sus proyectos íntimos y personales, le deseamos lo mejor tanto desde este medio, como desde nuestra actitud de seguidores de la banda. Esperemos volver a verle entonando su acento andaluz al tiempo que se marca esos bailes que van de lado a lado del escenario.

El cartel anticipaba que no íbamos a ver más que a la formación andaluza en el tablao, y así fue, con un calentamiento de parte de su nueva pincha, que nos fue introduciendo los rasgos típicos de su estilo, a base de funky, música disco y hasta pinceladas de jazz electrónico. Un DJ Set muy bien escogido para ir animando a los asistentes a traspasar la puerta, dando las campanadas del inicio del bolo.

  
Ofunkillo
 

Cuando parecía que íbamos a ver poco público, nos dimos cuenta de que se lo estaban tomando con calma, y es que es inevitable pasar por alto esa típica media luna que se forma en los directos, cuando hay timidez entre las primeras filas. Eso se acabó en cuanto hicieron acto de presencia las cuerdas vocales que sustituyen al que hasta ahora era el vocalista habitual de la banda, y lo hicieron con un acento cubano y andaluz que nos dejaron a todos sorprendidos al principio. Así es, el nuevo vocalista de Funkillo viene de una isla, y no de nuestro sur; arrancaron, como no podía ser de otra forma, con “Riñones al Jerez”, y ya dimos por empezada la fiesta.

Partamos de la base de que a un concierto de estos andaluces, se viene a mover todo lo que nos dejen, da igual si en tu mano llevas una cerveza o la mano de alguien con quien bailar. Y así nos pusieron en órbita los cuellos y las piernas con su repertorio de más de 20 años de trayectoria, que nos atronaron el sentido del funky con temazos como “Esos cuernos”, “Planeta aceituna”, “Dinero en los bolsillos” y “Rulando”, que dieron cuenta de que la gente que había venido a verles, se los sabían de memoria.

Entre tanto y tanto, tema y tema, hubo interludios, descansos e incisos firmados por el que siempre lo clava con el bajo, y es que basta que Pepe Bao se marque uno de sus solos para dejarnos a todos los presentes con los ojos más secos que la mojama, de no parpadear ni un segundo. ¿Cambiando la púa por una baqueta del batera? Claro. ¿Lo complicamos punteando las cuerdas con una cuchara sopera? No veo por qué no. Y así durante diez minutos, que se marcó una alucinante escena él solito, que nos dejó a todos al borde del constante aplauso. Si este hombre no es uno de los mejores bajistas del país, yo me bajo del carro de la escena musical, porque a showman no le gana nadie, y encima, majetón y salao donde los haya.

  
Ofunkillo
 

El concierto estuvo cerca de alcanzar las dos horas de duración, y no me equivoco al decir que se quedaron a tan sólo cuarto de hora de alcanzar esa meta, porque dieron todo lo que podían dar en aquel jueves noche de mediados de noviembre. Tampoco se quedaron fuera otros tantos temazos icónicos de su senda sonora, entre ellos “Arte un waka”, “Pacha mama”, y sobre todo, “A chuparla ya”, con esa manera de fluir a las letras y a las cuerdas tan contagiosa, que invita a dejarse llevar. Y mientras, hubo otros pocos interludios a cargo de la simpatiquísima pincha, que tan pronto nos sacaba a los Bee Gees, como que cogía un ukelele de manera improvisada y nos cantaba en francés.

Para animar el ya de por sí flameante directo, hubo covers de ACDC, Michael Jackson y cómo no, los RATM con su “Killing in the name of” versionado a su manera, para anticipar el que sería el cierre del bolo. Y como si de un giro de 360 grados se tratara, la encargada de echar abajo el telón fue “Riñones al Jerez”, como ya me habían acostumbrado en otros de sus bolos, que su punto de partida también se convierte en su despedida. Un placer haber compartido este rato con una gente tan majetona, y espero que les podamos volver a ver pronto, sobre todo a Andreas, a quien vuelvo a mandar otro fuerte abrazo. Para todos ellos, a seguir dándole fuerte y duro a esta gira que tan bien les está funcionando.

  
Ofunkillo
 
 Fotos
 
  
 
Ofunkillo
 
 Comentarios
comments powered by Disqus
Crónicas
19/11/2021 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
18/11/2021 - Sala Porta Caeli
Valladolid (Valladolid)
10/11/2021 - Teatro La Latina
Madrid (Madrid)
13/11/2021 - Sala Jimmy Jazz
Vitoria-Gasteiz (Araba)
06/11/2021 - Antiguas Escuelas de Vargas
Vargas (Cantabria)
12/11/2021 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
13/11/2021 - Pabellón Pisuerga
Valladolid (Valencia)
06/11/2021 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
06/11/2021 - LAVA - Laboratorio de las Artes
Valladolid (Valladolid)
05/11/2021 - Asociación Cultural Octubre
Sierrapando (Cantabria)
05/11/2021 - Bilbao Arena Miribilla
Bilbao (Bizkaia)
06/11/2021 - Pabellón Polideportivo Pisuerga
Valladolid (Valladolid)
30/10/2021 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
29/10/2021 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
23/10/2021 - Escenario Santander
Santander (Cantabria)