COLABORACIONES
 Crónica
 
Manía + Inn Oppiah
  02/07/2022     
  Txutxy Cano     
  Txutxy Cano
  Los Bancos de Atrás, Unquera, Cantabria
www.insonoro.com

La verdad es que ya tenía muchas ganas de regresar a la sede de la Asociación Cultural Los Bancos de Atrás de Unquera, a la que no había vuelto desde finales del pasado 2021 y eso que tienen actividades cada quince días, pero, unas veces por coincidencia con otros conciertos que ya tenía planeados, otras porque los actos eran a una hora que no podía por motivos laborales y alguna por ser en alguna fecha que teníamos pensado salir de la tierruca…Lo único cierto es que ya tocaba visitar el citado local.

Un par de meses antes de esta fecha, el primer sábado del mes de julio, me apunté este día y el de la semana siguiente en el calendario para poder regresar a un local que me encanta, primero por el inmejorable trato que siempre he recibido, segundo por lo cómodo que es viajar allí y no tener que volverte loco para aparcar y por último, pero no menos importante, porque los conciertos tienen una hora fijada de conclusión, las 22.00 salvo excepciones, que te permite planear el resto de la noche.

Lo cierto es que en ese periodo, la asociación había sufrido la cancelación de algunas actuaciones, bien fuese por problemas de salud o por disolución de las bandas, algo que también afectó a esta fecha que, en un principio, iba a contar con los conciertos de Montañosa y de Yabar, pero, solo un mes antes de la celebración de este evento, los primeros decidieron parar una temporada, mientras que, en la misma semana, un problema de salud impidió al dúo Yabar tocar.

Como la gente de la asociación ya se ha ido labrando una fama y empiezan a ser conocidos dentro y fuera de nuestra tierruca, pudieron contar con Inn Oppiah, desde Pontevedra, como recambio de los primeros y, casi in extremis, con los Manía, desde Los Corrales de Buelna, para suplir a los segundos, bandas a las que nunca había visto en directo ni apenas oído su música.

Estos conciertos estaban englobados dentro de unas jornadas llamadas “Cultura en la calle”, que la asociación había organizado durante todo el día por diferente localidades de Val de San Vicente, donde tiene su sede la misma, y el vecino municipio de Ribadedeva, ya en Asturies, con la colaboración de dichos ayuntamientos: siempre es bueno acercar la cultura base a cualquier rincón, así que hay que felicitar a quienes lo hicieron posible,

Llegué a la hora en que se había fijado el evento, que todavía se demoraría una media hora para hacer tiempo a que fuese llegando más público ya que no había todavía mucha presencia de gente, pero es que el día había sido largo, aprovechando para charlar con algunos de los presentes.

  
Inn Oppiah
 

La primera banda en subirse al escenario era Inn Oppiah, o lo que es lo mismo el proyecto de Dieg Inn, un músico de Pontevedra que se presentó allí, con una distancia recorrida de unos 500 km de ida y otros tantos de vuelta, provisto de su voz, su guitarra eléctrica y esos sonidos grabados que arropan sus directos.

Hasta la fecha, y en estos 14 años de música hecha por el mismo, ha publicado los siguientes trabajos: “InИo中i∀h!” del 2008, “Babbi∀h!” del 2009; “El poder im∀ginario” del 2010, “C∀m中amentos de rencor” del 2011, “MinИ ori∀h!” del 2013, “InИ edits” del 2015, “Live inИ 15” del 2015, “Live inИ 18” del 2018, “Live inИ 19” del 2019, “KonИf inИ ∀ktion” del 2020 y su más reciente disco “Live inИ Liceo Mutante” del 2021.

Se presentó a los asistentes con el único deseo de pasárselo bien y hacérnoslo pasar bien, comenzando su descarga con “Rest ∀urah!”, de su obra de hace dos años, una pieza crítica y en la que fue ajustando el sonido, para continuar con “Rob Ahnn”, de su segundo trabajo, con la afirmación de que roban una y otra vez con ese de qué sirven al estado, reiterándolo al final y llevándose los primeros aplausos de un público que hasta el momento había permanecido expectante.

El siguiente tema, “Suerteten ∀ndoh!”, era el que daba inicio a su tercer disco, un corte que también gustó mucho y que hizo que los presentes nos metiésemos más en el concierto, para continuar con una pieza en la que criticó que los medios de comunicación nos manipulen y digan aquello que mejor les convenga, muy pegadizo y en donde insistió en estar en contra de toda autoridad.

Se mostró muy agradecido por el trato que estaba recibiendo en esta asociación, para manifestar su odio a la sociedad que nos quieren imponer, mostrándose ingobernable, con otro corte pegadizo y tocando entre la gente, para hablar sobre la comisaria de Pontevedra, Estíbaliz Palma, que dijo que más de una mujer hubiera querido que la violase un antidisturbio, en una pieza muy crítica con esas palabras y esas actitudes más propias del pleistoceno y todavía más inconcebible siendo dichas por una mujer.

No se quería ni tenía porque morderse la lengua ante nada y en la siguiente pieza hablaba sobre aquellos que se han enriquecido a costa del underground y ahora son empresarios que organizan marco festivales, para pasar a “Situac Iohnnes”, de su trabajo de hace dos años, contra la resignación de la gente ante las cosas que pasan a nuestro alrededor.

  
Inn Oppiah
 

Tras peguntarnos que tal lo estábamos pasando, con positiva respuesta de la gente, siguió con su trabajo del 2020, en este caso con la que lo abría, “Inn Serv Ibleh!”, con un mensaje claro y directo en contra de aquellos que manipulan y organizan nuestra vida, mostrándose muy agradecido por nuestros aplausos, para continuar con “∀nnt Ifah!”, de la misma obra, aunque tuvo que solventar algunos problemillas con el reproductor de música, reivindicando en su letra esa música contra el fascismo que practica.

Después de reiterar los agradecimientos a los asistentes  por venir y a la asociación por traerle, reconoció que a él también le gustaría tener una banda pero como siempre había excusas se lanzó a hacerlo en solitario, continuando con un corte con estribillo pegadizo y haciéndonos disfrutar, para pasar a “Inn Icioh!”, otra de su obra de hace dos años, muy rápida y pegadiza.

Sin apenas pausa y como aparece en su disco del 2020, era el turno de “Encarni Zadah!”, una corte que proclama la unidad para vencer a aquellos que nos quieren imponer sus formas de pensar, para, tras reiterar los agradecimientos, ser el momento de una breve pieza instrumental que sonó muy bien.

Estaba tan encantado con la acogida que estaba teniendo que aseguró que esperaba volver pronto, para lanzarse a tocar un tema en contra de la contaminación y el poco cuidado que se tiene por la naturaleza, para pasar a “Babbiah!”, la canción que dio nombre a su segundo trabajo y en donde se critica el postureo en las bandas en detrimento del contenido del mensaje y la música.

Confesó que viene de una tierra donde las orquestas tienen mucho protagonismo y reconoció que no puede con ellas, pero todavía odia más a las bandas tributo, como dice en “T★Bands”, de su trabajo de hace un par de años, muy pegadiza, despidiéndose y mostrándose muy agradecido, para avisarnos de que nos iba a hacer cantar con la última, una pieza muy pegadiza y que lanzaba ese lema de ni amo, ni patria, ni dios, con la que puso el punto y final a su velada, tras más o menos una hora.

La verdad es que no sabía que me iba a encontrar en la actuación de Inn Oppiah y lo cierto es que fue un concierto muy divertido y ameno, en donde el artista se mostró en todo momento muy comunicativo y agradecido, mostrándonos esos mensajes con los que, yo al menos, estaba muy de acuerdo, todo ello solamente con su voz, una guitarra y una base de música grabada.

A veces nos olvidamos de ese mensaje que cierto tipo de música tiene implícito y por ello grupos como Inn Oppiah, no solamente son necesarios, sino que debería haber más y de esta manera llegar a más y más gente en esa búsqueda por un mundo mejor para todos y todas y en donde nadie impusiera nada a nadie.

Ojalá sea cierto que nos vuelva a visitar pronto porque todos los allí presentes quedamos encantados con su actuación y el desparpajo, entrega e ilusión que pone a lo que hace.

www.innoppiah.com
www.facebook.com/Oppiah
innoppiah.bandcamp.com
www.youtube.com/innoppiah
www.instagram.com/innoppiah

  
Inn Oppiah
 

El cambio entre bandas fue muy rápido y sirvió para que Mar, la cara más conocida de la asociación, subiera a recordarnos que aquello funcionaba con entrada inversa para pagar a los músicos y que había que dejar algo de dinero, lo que cada uno pudiese, en un estuche que tenían junto a la barra.

La siguiente banda era Manía, una formación que llegaba del valle de Buelna y que conocimos a finales del pasado año, estando integrada por Ronald Maníaco a la voz, teclados y coros, Aitor Squizo a la voz y medios técnicos, Conde Cadáver a la guitarra y Troyi Niño al bajo y coros y basaron su repertorio en versiones de artistas que definen un poco lo que están empezando a hacer con sus propias composiciones.

Su espectáculo es muy visual, con todos ellos caracterizados de diversas maneras, colocando un esqueleto de plástico en el suelo y sacando de manera habitual un cuchillo, sonando una introducción que dio inicio a ese clásico del rock estatal que es “Un día en Texas”, de los Parálisis Permanente, muy cantada por los allí presentes, para continuar con “Ecocidio (Madre Tierra)” ,de Oskar Kon K, en contra de la explotación animal, muy pegadiza y con ese mensaje de vamos a cargarnos el planeta si no cambiamos nuestras conductas.

Aitor, que hasta ahora estaba escondido en la mesa de sonido, se situó en el centro de la sala para interpretar la versión de “El que recibe el bofetón”, de Los Carniceros del Norte, muy pegadiza y movida y con Ronald a los teclados, para pasar a “Engaños de la evolución”, de Oskar Kon K, en donde se critican esos falsos mensajes de la alimentación, también muy quedona.

Pasaron a avisarnos de los peligros del “Hombre lobo adolescente”, una entretenida versión de Lobos Humanos, con Ronald tocando los teclados y haciéndose de la voz principal, para luego interpretar “Cristales”, que habla del uso y abuso que hacemos de las redes sociales, alternando voces, con muchos contrastes y muy pegadiza.

Llegaba la ocasión de escuchar su adaptación de un tema mítico como es “Nacidos para dominar”, de los eternos Parálisis Permanente, con Aitor a la voz principal, siendo un corte muy celebrado por todos, antes de recordarnos aquello que decía el gallo, es decir, “Anarko korokoko”, de Oskar Kon K, un clásico, probablemente la canción más conocida del mencionado autor y que fue muy cantada.

  
Mania
 

Se tomaron una brevísima pausa antes de continuar con “Dirve thru”, de Los Carniceros del Norte, otro gran tema y en el que fueron alternando voces, antes de avisarnos que allí había un cadaver y que la siguiente canción, la de propia autoría “Amor de morgue”, habla de que las mejores relaciones amorosas entre hombre y mujer son cuando uno de ellos está muerto, muy buena, pegadiza y gesticulando con el muñeco.

Nos dijeron que les estaba entrando hambre y que era el momento de “Canibalismo ya”, de Mundo Matadero, un buena canción, muy rápida y con Ronald leyendo la letra, tras la cual agradecieron a Mar y a la asociación el haberse acordado de ellos, despidiéndose con el deseo de volver y, ante la insistencia de la gente, tocar un corte propio que no tenían previsto y que decía algo así como “Comete un mendigo”, muy pegadizo y con un ritmo ska a la mitad , concluyendo así sus más o menos cincuenta minutos de actuación.

Me gustaron mucho Manía, quienes, pese a hacer versiones, nos ofrecieron una velada muy personal, con mucha diversidad y con una propuesta muy interesante que fue del agrado de los allí presentes, los cuales disfrutamos tanto de la parte visual como de la musical y todo ello pese a llevar tan poco como formación.

  
Mania
 

Lo cierto es que tampoco conocía mucho de lo que hacia este grupo, ya que son pocos los datos y los videos del mismo en las redes, pero me sorprendieron gratamente con esta original propuesta en la que, supongo, a medida que vaya rodando, irá creando más temas propios y es que los que tocaron esta noche en la Asociación Cultural Los Bancos de Atrás sonaron tan bien como las versiones que hicieron.

Ahora solo falta ver que la banda siga poco a poco creciendo y sean paulatinamente más conocidos y, así, podamos verlos en más conciertos.

www.facebook.com/ManiaHomicida

De esta manera se acababa la jornada, en lo musical, a este lado del Deva después de haber disfrutado de una gran velada, en donde se reivindicó la cultura de base y que culminó con este concierto tan entretenido y ameno que nos dieron Inn Oppiah y Manía, en una Asociación Cultural Los Bancos de Atrás a los que hay que agradecer la gran labor que hacen para que la cultura en general tenga voz en la zona de Unquera. De todos nosotros depende que sigan realizando actividades como estas.

  
Mania
 
 Fotos
 
  
 
Inn Oppiah - Manía
 
 Comentarios
comments powered by Disqus
Crónicas
28/07/2022 - La Campa de la Magdalena
Santander (Cantabria)
26/07/2022 - La Campa de la Magdalena
Santander (Cantabria)
15/07/2022 - Albergue
Boo de Piélagos (Cantabria)
30/07/2022 - La Campa de la Magdalena
Santander (Cantabria)
09/07/2022 - Los Bancos de Atrás
Unquera (Cantabria)
29/07/2022 - Auditorio La Granja
Ciudad Real (Ciudad Real)
26/07/2022 - Teatro Real
Madrid (Madrid)
23/07/2022 - Palacio de los Deportes
Santander (Cantabria)
23/07/2022 - Plaza de Toros
Guadalajara (Guadalajara)
08/07/2022 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
02/07/2022 - Hacienda Ginger
Suances (Cantabria)
02/07/2022 - Los Bancos de Atrás
Unquera (Cantabria)
01/07/2022 - Palacio de los Bustamante
Renedo de Piélagos (Cantabria)
09/07/2022 - Recinto
Pineda del Mar (Barcelona)
25/06/2022 - Groez
Torrelavega (Cantabria)