COLABORACIONES
 Crónica
 
Tsunami Xixón 2022: Dropkick Murphys + Lagwagon + Lendakaris Muertos + Free City...
  28/07/2022     
  Diego Desegé     
  David Izquierdo
  Parque de Hermanos Castro, Gijón, Asturias
www.insonoro.com

Segundo festival que cubrimos a la gente de Bring The Noise en lo que va de este verano de año par, y desde luego, que el Tsunami Xixón queda distante del espíritu del Resu, y no hablo sólo del cambio de Galicia a Asturias.

Se nota desde el formato, más pequeño en el caso que nos ocupa ahora, hasta el estilo, conformando un cartel mucho menos metalero, apenas sin representantes hardcore, pero sí muy punky y rockero, que también es de eso de lo que se trata. Pero vayamos por partes, como con todo y como siempre, porque hay mucho que contar.

  
Ambiente
 

La parrilla musical estaba más condensada y repartida en dos escenarios, uno principal y otro secundario, de modo que no había lugar para coincidencias ni solapamientos de las bandas. Y la primera que nos iba a atronar en este jueves caluroso de julio eran los longevos y curtidos chicos de Mad Caddies, venidos desde California, la indudable cuna del estilo skate punk sobre el que venían subidos. Seis miembros en total por los que ya empezaban a asomar las canas de la experiencia, haciendo gala hasta de trompeta y trombón para añadir esas notas de ska en las que suelen incidir cuando sacan a relucir cualquiera de sus siete discos de estudio.

Pese al calor y las tempranas horas de las 5 de la tarde, el sol de justicia no impidió que se congregara una buena multitud, que se dio cuenta de que la acústica era buena, pero le faltaba contundencia, y es que quizás la configuración del escenario principal estaba un poco falta de más altavoces, o de una ecualización mejor. Transcurrida una hora, Chuck se despidió chapurreando un poco de su español, para dar paso a los siguientes, a quienes tenemos bien cerca.

  
Mad Caddies
 

Nuestros compatriotas y vecinos Free City pueden llegar a pensar que les estamos acompañando en su gira veraniega de festis, y después de haber visto cómo aprovechaban de bien el Main Stage del Resu, bien podría ser así. Hicieron un gran uso del escenario secundario, con un mismo sol abrasador que nos caldeaba, y con “Libérate” nos dieron un poco más de flama, mientras la voz de Peib se iba encendiendo, puesto que la acústica comenzó un poco mejorable, para ir subiendo el tono y quedarse al punto, con un nivelazo para temas como “La llama” (aunque sin Miss Octubre), “Los olvidados”, y un circle pit de los buenos con “Enemigos del destino”, que incluso fue captado por la prensa local. “Frágil” y “Serpientes” fueron las cuerdas que bajaron el telón de sus cincuenta minutos al protagonismo sonoro, dejando un buen número de cuerpos cansados por la energía que consumen los pogos que forman estos muchachos de Pucela.

  
Free City
 

Sin darnos cuenta, se nos había echado encima la hora de la fiesta, la que montan este cuarteto sueco The Baboon Show, formado por igualdad de sexos. La lástima es que desde el minuto uno nos dimos cuenta de que le faltaba algo de contundencia al sonido, pero con la energía que desborda Cecilia al micro y a la puesta en escena, compensaba de sobra. Y hablando de fiesta, “Have a party with me” nos hizo mover las caderas y los cuellos de igual manera, con temas más reflexivos en sus letras como “Me, myself and I”.

Las tablas vibraron hasta más no poder al ritmo del público, que se volcó con su frontwoman del mismo modo que ella con nosotros, encantados con cómo interactuaba, y sobre todo, con el baño de masas que se dio, mecida por las manos de los asistentes mientras el papel de las cuerdas vocales recaía sobre su guitarrista.

También hubo hueco para su genial batería, Niclas Svensson, que se marcó un buen paseíllo como si de un pase de modelos se tratara, y el tándem de temazos dejados para el final incluyó “Same old story” y “Playing with fire”, para despedirse con Cecilia de nuevo subida sobre el público y empuñando el micro, recibiendo ese mismo calor que nos transmitían.

  
The Baboon Show
 

Con más de 40 años de trayectoria desde su fundación, y no pocas rupturas y regresos, salieron Circle Jerks a la tarima principal, como abanderados del punk más hardcore de la California de los 70 y los 80. Se tomaron un buen rato para hablar con el público antes de comenzar a soltar su tralla, y se notaba en el estilo añejo, con roturas del ritmo y cambios en el tempo, que no estuvo exento de pogos a cada poco, aunque también es verdad que percibí algo menos de gente, con el público un poco más a su rollo.

Eso no impidió que temazos del calibre de “Wild in the streets” o “In your eyes” provocaran no pocos brincos y rebotes en los asistentes, que ya empezaban a acusar menos los abrasadores rayos del sol.

  
Circle Jerks
 

Quizás conozcáis a los siguientes que iban a abanderas el escenario lateral, pues Zea Mays han ocupado no pocos carteles de festis en los últimos años, y precisamente, en este mismo cumplen su 25 aniversario como banda, desde que nacieron en tierras bilbaínas y se consolidaron como una de las mejores formaciones euskeras.

Su guitarra Iñaki despuntó y supo llevar perfectamente el peso de las cuerdas en todo momento, mientras que Aiora, su vocal femenina, nos sorprendió con su amplio registro. Yo, que era desconocedor del directo que dan este cuarteto, me fijaré más a partir de ahora para poder coincidir en más ocasiones con ellos, porque tienen un buen directo, tranquilo, directo y lleno de técnica.

  
Zea Mays
 

Ya con la noche cubriéndonos, Lagwagon iban a ejercer de colaboradores en seguir abrazando el skate punk durante esta jornada, con Joey Cape pasándoselo en grande desde el primer momento que comenzó con sus cuerdas vocales, y Chris Flippin siendo compañero en el cargo de maestro de ceremonias, manteniendo al público encantado con su papel. Con “Smile” dieron buena cuenta de sus inicios, así como con “Violins”, e hicieron una buena demostración en configuración acústica sin batería, para añadir un tono un poco más tranquilo durante unos minutos.

  
Lagwagon
 

Aquí es cuando llegamos a uno de los cambios grandes del cartel, y que a nosotros más nos afectó a nivel personal y particular. Frank Carter llevaba meses anunciado, y por cambios repentinos de última hora, desapareció sin dejar rastro, sin recibir explicaciones ni comunicados por parte de la organización, cediéndoles el testigo a los navarros de Lendakaris Muertos, que hicieron buen uso del escenario lateral. Aún nos preguntamos qué le ocurrió a nuestro pelirrojo británico favorito, pero estamos seguros de que, de habernos visitado, lo habría hecho en el escenario grande.

Fuera como fuese, Aitor y sus tres compañeros de punkarradas hicieron un buen uso de la hora que les fue reservada y que se ocuparon de adornar con su mítica y característica bandera con el pollo negro, y cuyo set list nos sabemos ya de memoria. Con la noche bien caída sobre nosotros, no faltaron “Eta, deja alguna discoteca”, “Estamos en esto por las drogas”, “Cómeme la franja de Gaza”, “Padre nuestro”, y para que nadie lo dude ni por un momento, “Oso panda” para despedirse, con, efectivamente, un mamífero a tamaño real haciendo sus bailes por todo el escenario al grito de Ojeras farloperas.

  
Lendakaris Muertos
 

Con los niveles de diversión por las nubes, se iban a apoderar del escenario principal los irlandeses de Dropkick Murphys (DKM para los amigos y entendidos), que conformaban el último grupo del día, y a su vez, el rol de cabezas de cartel del jueves. Lo primero que nos percatamos es de que faltaba uno de los vocales, quizás el más característico de la banda, pues Al Barr es a quien asociamos la boina y el polo, pero que supimos que no pudo asistir por asuntos familiares, algo que le ha privado de toda la gira europea.

Una lástima, por lo que todo el peso vocal recayó sobre su compañero Kent Casey. Siendo tan dinámicos y entretenidos como de costumbre, comenzaron con arreglos melódicos y coros femeninos, anticipando lo que estaba por llegar, y efectivamente, un solo de gaita sirvió como pistoletazo de salida para hora larga de punk folk que nos iba a caer encima.

  
Dropkick Murphys
 

The boys are back” fue uno de esos primeros temazos con los que abrieron el set list, en cuyos compases no faltó un solo de banjo bien ejecutado y culminado con una explosión de serpentinas, para seguir con la destreza y la variedad instrumental demostradas mediante más banjo y acordeón. “We shall overcome” fue acompañada por “Smash shit up” mientras Kent se encaramó a la valla, rozando al público, y con “You’ll never walk alone” fueron tocando cada vez más el techo del escenario.

Nos sorprendieron con el primer cover de T.N.T de AC/DC del festi (ya os explicaré por qué digo lo de “primer”), y como no podía ser de otra forma, “I’m shipping up to Boston” se quedó para el penúltimo escalón del set list, pareada con fogonazos de luz y confeti, junto con “Rose Tattoo” para firmar la despedida del grupo, y darnos un caluroso y animado hasta la próxima que nos volvamos a ver. Con su estilo musical, nos fuimos bailando y con ganas de visitar una tasca irlandesa en la que ponernos ciegos, pero no de peleas, sino de litros.

  
Dropkick Murphys
 
 Comentarios
comments powered by Disqus
Crónicas
27/08/2022 - Huerta del Obispo
Alcalá de Henares (Madrid)
10/09/2022 - Espacio Creativo José Manuel Illera
Torrelavega (Cantabria)
10/09/2022 - Recinto
Ciempozuelos (Madrid)
03/09/2022 - Guerras Cántabras
Los Corrales de Buelna (Cantabria)
07/09/2022 - La Maestranza
Sevilla (Sevilla)
09/09/2022 - Los Conciertos de la Muralla
Alcalá de Henares (Madrid)
09/09/2022 - El Surtidor
Sarón (Cantabria)
26/08/2022 - Huerta del Obispo
Alcalá de Henares (Madrid)
05/09/2022 - Fiestas de la Vendimia y el Vino
Valdepeñas (Ciudad Real)
31/08/2022 - Plaza Principal
Illescas (Toledo)
02/09/2022 - El Varuko
Vioño (Cantabria)
30/08/2022 - Guerras Cántabras
Los Corrales de Buelna (Cantabria)
28/08/2022 - Bahía Sound
San Fernando (Cádiz)
01/09/2022 - El Varuko
Vioño (Cantabria)
25/08/2022 - Huerta del Obispo
Alcalá de Henares (Madrid)