COLABORACIONES
 Crónica
 
Extremúsika 2022: Los de Marras + Mala Rodríguez + Bad Gyal + Kase.O + Reincidentes
  08/10/2022     
  Rosa Sanz del Castillo y Cristina Peli...     
  Cristina Peligros
  Recinto Hípico, Cáceres, Cáceres
  
www.insonoro.com

Descalzas, Omnia Transit, Beny Jr., La Regadera, Mala Rodríguez, Bad Gyal, Prok, Kase.O Jazz Magnetism, Maikel Delacalle, Reincidentes, Sho Hai, Los de Marras

El sábado nos dimos cuenta de que todo lo que había pasado hasta entonces había sido solo el calentamiento.

Ya desde primeras horas de la tarde se respiraba ambiente de fiesta en el recinto, que se iba llenando por momentos entre los asistentes que llevaban días dándolo -casi- todo y los que habían conseguido entrada de día para disfrutar del cartel de hoy, sin lugar a dudas el que a más gente convocó.

Lo bueno que tienen los festivales es que una va con la intención de ver a determinados grupos a los que sigue y al final acaba descubriendo a muchos otros. Eso mismo nos pasó una vez más con nuestra primera banda de la tarde: Descalzas. ¿Quiénes son? Pues otra banda local, de Extremadura, que mezcla estilos muy cañeros con letras reivindicativas, liderado por dos mujeres. Una canta y otra le sigue al violín, poniendo también carácter a la interpretación y moviéndose por el escenario con los ritmos reggae, rock, soul, ska… que brotan de sus instrumentos.

  
Descalzas
 

Poco después, se disputaron al público la banda de heavy Omnia Transit y el trapero Beny Jr. Por lo que ya hemos hablado en esta serie de crónicas de relevos generacionales, creo que es fácil adivinar cómo se repartieron el bacalao y también en qué concierto había más móviles grabando en vertical.

  
Omnia Transit
 

Le llegó el turno a La Regadera y tuvieron que quedar los pogos para las segundas filas, ya que las primeras posiciones ya estaban okupadas por los fans más acérrimos de Bad Gyal, quien tenía reservada la vez dos horas después en el mismo escenario.

Los mirandeses repasaron su discografía arropados tanto por su público, cantando y saltando y gritando y jaleando, como por unos jóvenes ansiosos de ver a su diva pero que cayeron rendidos a la evidencia y, eso sí, sin moverse demasiado de sus sitios para no perderlos, bailaban y coreaban los estribillos, sorprendidos posiblemente de ver que había vida más allá del Mr. Bellota.

A punto de cerrar su gira “No pienso luego existo”, la banda aprovechó para abrir boca y, entre confeti y pacharán y el buen rollo y los bailes y la fiesta y los clásicos de siempre, presentar sus temas publicados durante el último año y que formarán parte de su nuevo disco.

  
La Regadera
 

Acabó La Regadera y cambió el tercio en los escenarios principales, que empezaron a alojar a artistas más propios del Mr. Bellota pero que por multitudinarios no cabrían en el tercer escenario. La música urbana inundó el festival.

Primero, de la mano de La Mala Rodríguez, con su espectáculo medido al dedillo y un público cómplice que la sigue y la conoce desde hace tiempo. Estuvo acompañada de sus dos bailarinas espectaculares, y junto a ellas dominó el escenario a base de rap y twerking. El chorreo de gente que inundaba la esplanada de los escenarios principales no hacía más que crecer.

  
La Mala Rodríguez
 

Cuando comenzó Bad Gyal, apenas cabía un alfiler. Las primeras filas estaban abarrotadas. Mínimo una chica tuvo que ser desalojada con todo el dolor de su corazón de la primera fila por bajada de tensión tras horas de espera, y más de otro susto similar hizo estar muy en vilo a los equipos de respuesta.

Es indudable el fenómeno de masas en que se ha convertido Alba Farelo i Solé desde que en 2016 publicara en Youtube su versión de “Work” de Rihanna. La organización del Extremúsika lo supo ver y el resultado fue una ceremonia muy cercana a la adoración: Bad Gyal cantaba y bailaba acompañada de sus cuatro bailarines y su autotune y en el público miles de móviles grababan, miles de gargantas acompañaban y muchas personas incluso lloraban.

Entre nosotras, el eterno debate de toda generación que ya deja de ser “la joven” cuando los nuevos empiezan a establecer sus reglas: cómo valorar, tanto desde el punto de vista musical como social, las nuevas propuestas. Una cuestión que ha sobrevolado todos los días del festival.

Pero, tras unos minutos de intentar descifrar el sentido del mundo, tan entretenidos y encendidos como poco fructíferos, decidimos dejarnos al baile y mover el culo a nuestra manera. ¿Será este el paso de los millennials por el que nuestros hijos y nietos se avergüencen de nosotros?

  
Bad Gyal
 

Ya de vuelta en el Mr. Bellota, un solitario Prok -Ayax tuvo que cancelar por enfermedad- recogía el testigo de Bad Gyal en un escenario al que se había desplazado rápidamente gran parte del público de Bad Gyal, mientras Green Valley hacía lo mismo en Don Porky y nosotras cenábamos y recargábamos pilas a una distancia prudencial.

  
Prok
 

Volvimos a tiempo para disfrutar del show de Kase.O Jazz Magnetism. Una propuesta muy diferente a su anterior gira de El Círculo, con otros tiempos, que evocan una sesión de jam pero que están muy bien medidos. Admitió Ibarra no estar pasando por su mejor momento y recibió un abrazo de los suyos, desde los incondicionales de Violadores del Verso hasta las nuevas incorporaciones.

  
Kase.O
 

De consagrado del rap a referente del rock y tiro porque me toca, Reincidentes desgranó tema a tema en un show sin demasiadas sorpresas, digno de quien sabe que puede confiar en la capacidad de unos himnos que han marcado y siguen marcando a varias generaciones.

  
Reincidentes
 

Aunque ya pasaba la una de la noche, se resistían muchos a poner el punto y final y navegaban entre escenario y escenario. El cartel que quedaba pendiente lo ponía fácil: a la una y media, otra leyenda del rap levantaba el Mr. Bellota. Sho Hai, que además contó con la colaboración de Kase. O para el tema “Te pone bien”, levantando aún más si cabe a los presentes. El ambiente festivo lo inundaba todo.

  
Sho Hai
 

Para nosotras, el broche de oro lo pusieron Los de Marras. Como Reincidentes, conocen sus temas y confían en ellos y en su público, que los corea uno tras otro acuciados por la garra de Agustín. Al ritmo de himnos como “Sexo en la calle”, “Hoy” o “Revolviendo” coreamos los últimos estribillos, bebimos los últimos tragos y bailamos los últimos pogos.

Hasta el año que viene, Extremúsika.

  
Los de Marras
  
 
 Comentarios
comments powered by Disqus
Crónicas
25/11/2022 - Rock Palace
Madrid (Madrid)
25/11/2022 - Sala Jimmy Jazz
Vitoria-Gasteiz (Araba)
18/11/2022 - Sala Kaya
Madrid (Madrid)
19/11/2022 - Asociación Cultural Octubre
Sierrapando (Cantabria)
18/11/2022 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
15/11/2022 - Sala Moon
Madrid (Madrid)
22/11/2022 - Sala Cool
Madrid (Madrid)
19/11/2022 - Wizink Center
Madrid (Madrid)
12/11/2022 - Groez
Torrelavega (Cantabria)
29/10/2022 - Pabellón
Cuevas de Almudén (Teruel)
11/11/2022 - Sala Niágara
Santander (Cantabria)
05/11/2022 - La Cueva
Palencia (Palencia)
05/11/2022 - Motogroup Piélagos
Vioño (Cantabria)
15/11/2022 - WiZink Center
Madrid (Madrid)
10/11/2022 - Kutxa Beltza
Bilbao (Bizkaia)