COLABORACIONES
 Crónica
 
Isabel Marco y los Rockanrolas + Azero
  29/10/2022     
  Mario Luis     
  Mario Luis
  Pabellón, Cuevas de Almudén, Teruel
www.insonoro.com

Después de disfrutar en dos ocasiones de su directo en Madrid, ya tocaba devolverle la visita a la compositora y cantante Isabel Marco. Y el pasado 29 de octubre compartía cartel con los turolenses Azero en Cuevas de Almudén, así que resultó imposible declinar la invitación de Alternativa Management para asistir al evento.

La ex integrante de Insolenzia, que debutara con su nuevo proyecto en solitario en 2018 con el álbum “Quiero ser agua” se encuentra desde el otoño de 2021 girando con su último trabajo de larga duración que recibió el título “Sin Domesticar” totalmente acorde tanto con el carácter de la artista como con el espíritu de su música.

Para quien no la conozca, podemos indicar que Isabel Marco es principalmente rock, caracterizado por unas melodías limpias y una voz clara y dulce; pero en el que se aprecian algunos matices indie y, en algunos momentos, reminiscencias muy sutiles del folk. En sus letras,  íntimas y personales, se percibe una fuerte nostalgia, tanto por aquello que ya pasó y no volverá como por lo que pudo ser y no fue, pero acompañada de una energía y una positividad de las que arrancan una sonrisa en mitad del llanto y que despiertan lo que Lou Reed definió como ansia por vivir. Y es que su obra es un canto a la vida y a la libertad que aborda también el amor al entorno rural, la justicia social, la igualdad de género y la diversidad sexual.

  
Isabel Marco
 

Minutos después de las 18:30, la alcorisana tomó el centro del escenario montado para la ocasión en el pabellón municipal de Cuevas de Almudén flanqueada por Alicia (teclado) Luis (guitarra) Jesús (guitarra) Martín (bajo) y Adri (batería) ante un público que acababa de disfrutar de un espectáculo de gaita aragonesa incluido en la programación de la jornada.

“Electricidad” -cuarto corte de Sin Domesticar- fue el tema elegido para abrir el concierto y hacer entrar en calor a un inicialmente discreto número de espectadores que se iría incrementando notablemente según avanzaba un show que continuaría con “En mis pies está el camino” extraído del primer álbum de la cantante y con “La Chica que Pudo Correr”, grito de resiliencia y determinación cuyo videoclip fue estrenado coincidiendo con la celebración del ocho de marzo.

“Cuando nadie está”, “Ya tengo ganas” y “Hojas que se van” (canción que delata cierto temor al paso del tiempo) permitieron al público hacerse una idea bastante clara de cómo suena el disco que estaba siendo presentado, aunque muchos de los asistentes venían con los deberes hechos y cantaban todas las canciones, ya fueran nuevas o antiguas. Resultaba muy esperanzador ver familias enteras en las que tres (e incluso cuatro) generaciones disfrutaban visiblemente del espectáculo que estaban presenciando; quizá aún no esté todo perdido y podamos contagiar la pasión por el rock a la siguiente hornada…

  
Isabel Marco
 

La segunda mitad del concierto nos retrotrajo a 2020 con “Que nos hable la tierra” y “El respirar de las piedras” (canción que fue traducida al aragonés, asturiano, catalán, euskera y gallego en un EP publicado el mismo año).

“Abrázame” sirvió una vez más para hacer una contundente denuncia de la homofobia aún tan extendida en este momento y “Mediterráneo” para abordar el drama de la inmigración irregular tanto en origen, como en trayecto y destino.

Finalmente “Tan lejos de todo” y “Trampas al reloj” cerraron un recital vibrante que nos dejó a todos con muchas granas de escuchar el nuevo material preparado por la cantante, que desde el 18 de noviembre lanzará mensualmente una nueva canción acompañada de videoclip hasta el próximo mes de marzo.

  
Isabel Marco
 

Tras el oportuno cambio de cachivaches, fue la formación Azero -que jugaba, como quien dice, en casa- la que salió al escenario ante cerca de trescientos incondicionales de su música, que destaca por sus melodías pegadizas y unos ritmos que la hacen muy bailable, se tengan o no aptitudes para ello.

La banda, que empezó su andadura hace algo más de veinte años, ha construido toda una discografía compuesta por ocho trabajos de estudio y un álbum en directo sobre la base de un rock clásico y elegante pero, al tiempo, contundente. Sus letras tienen un fuerte tinte costumbrista muy vinculado a su tierra, así como una gran presencia de denuncia social y, por supuesto, el amor por la música y el estilo de vida asociado a ella.

La cena bárbara”, pieza extraída del álbum Made in Teruel y originalmente grabada con la colaboración de Insolenzia, fue la elegida para abrir un concierto que empezó con cierto retraso por algún problemilla con el sonido que fue rápidamente resuelto.

  
Azero
 

Eso es el Rock” y “Cuando las luces se apagan” sirvieron tanto para terminar de levantar al público (que tampoco hizo ningún esfuerzo por resistirse) como para dejar de manifiesto su pasión por los escenarios. En apenas diez minutos se había formado una notable conexión entre músicos y fans que permaneció inalterable durante todo el concierto.

Y es que una vez subidos al tren, resultaba imposible bajar. “Bajo cero” y “Destrucción” hicieron que la máquina cogiese velocidad para continuar con “Operación fracaso”, canción que critica duramente la hipocresía imperante en la actualidad.

  
Azero
 

No tendría demasiado sentido ir enumerando uno por uno los temas interpretados durante la actuación, porque para eso bastaría con publicar una foto del setlist; pero sí es necesario reseñar el momento en el que Isabel Marco, quien mantiene una larga amistad con la banda, subió a colaborar durante “La muerte está echada” (canción que ya grabasen en acústico el año pasado)  haciendo visible la complicidad existente entre artistas.

Tras “El hombre jabalí” llegó el momento para las canciones con mayor carga social y política como son “Sangre en la manifestación”, “Palestina” o “Por qué luchar”; indicando el principio de una recta final del show que terminó con su icónico “Rock de pueblo”, canción que da título a su ópera prima y durante la cual hubo invasión (consentida, por supuesto) de escenario; convirtiendo aquello en una verdadera fiesta del rock aragonés.

Aquí termina la extensa gira de los turolenses que ahora aprovecharán a descansar y pasar tiempo con sus familias… y quien sabe si en algún momento próximo o lejano les entre el mono de componer y nos sorprendan con nuevo material. Habrá que estar atento…

  
Azero
 
 Fotos
 
  
 
Isabel Marco y los Rockanrolas - Azero
 
 Comentarios
comments powered by Disqus
Crónicas
18/11/2022 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
15/11/2022 - Sala Moon
Madrid (Madrid)
22/11/2022 - Sala Cool
Madrid (Madrid)
19/11/2022 - Wizink Center
Madrid (Madrid)
12/11/2022 - Groez
Torrelavega (Cantabria)
29/10/2022 - Pabellón
Cuevas de Almudén (Teruel)
11/11/2022 - Sala Niágara
Santander (Cantabria)
05/11/2022 - La Cueva
Palencia (Palencia)
05/11/2022 - Motogroup Piélagos
Vioño (Cantabria)
15/11/2022 - WiZink Center
Madrid (Madrid)
10/11/2022 - Kutxa Beltza
Bilbao (Bizkaia)
04/11/2022 - Escenario Santander
Santander (Cantabria)
09/11/2022 - WiZink Center
Madrid (Madrid)
05/11/2022 - Sala Custom
Sevilla (Sevilla)
31/10/2022 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)