COLABORACIONES
 Crónica
 
Mad Cool Festival 2023: Franz Ferdinand + The Offspring + Machine Gun Kelly + The Amazons...
  06/07/2023     
  Mario Luis     
  Mario Luis
  Recinto, Madrid, Madrid
  
www.insonoro.com

El pasado seis de julio nos desplazamos hasta el polígono de Villaverde para asistir a la primera de las tres jornadas de un Mad Cool que estrenaba recinto y que ofrecía, como es habitual, un cartel compuesto por artistas de primera línea del panorama internacional.

El primer problema con el que nos encontramos es con los accesos a la zona, pues la frecuencia de paso de los trenes de cercanías de la línea C3 (que no se reforzó) ronda los veinte minutos, aun en día laborable, el metro quedaba algo retirado y los cortes de tráfico realizados por la Policía Municipal de Madrid resultaban confusos (incluyendo el corte del acceso peatonal que comunica Villaverde con Getafe y que no se notificó previamente, provocando que muchas de las personas que pretendían utilizarlo tuvieran que dar un gran rodeo triplicando así la distancia a recorrer bajo un sol del que no había escapatoria.

Pero una vez dentro del recinto la cosa cambia, antes incluso de entrar se percibe la música y las ganas de disfrutar de los cerca de 60.000 asistentes que había previstos para esta jornada. Los altos escenarios proyectan extensas zonas de sombra que son aprovechadas para tomar algo mientras cada uno espera a los conciertos que quiere ver y para conversar tanto con amigos como con personas que acaba de conocer, pues este tipo de eventos invitan a socializar e intercambiar impresiones y experiencias con personas llegadas del lado opuesto del planeta.

  
The Offspring
 

Primera parada en el escenario 2, denominado “Madrid is life”, para disfrutar del directo de The Offspring, icónica banda de lo que se dio en llamar punk californiano, de cuya escena fueron los uno de los máximos exponentes en la segunda mitad de la década de los 90.

Para los que les conocimos entonces -y no volvimos a verlos-, resultó algo impactante verles en un escenario treinta años después acusando el inevitable paso del tiempo; tiempo que se detuvo con los primeros acordes de “Come out and play”, extraído del álbum Smash, que a juicio de muchos pudiera ser su mejor trabajo, o el más representativo. De pronto volvió a ser 1994 y los asistentes dejaron de tener hipotecas, problemas en el trabajo o preocupaciones respecto al futuro (hijos seguían teniendo, porque muchos los llevaban a hombros).
  
The Offspring
 

Durante “Staring at the sun” y “All I want” quedó de manifiesto que el paso de los años no había afectado en absoluto ni a la actitud de los músicos ni a la potencia de su directo, aunque por momentos no parecían sonar del todo bien por alguna cuestión técnica. Daba la sensación de que las dos percusiones no terminaban de entenderse como si estuvieran fallando los monitores y eso provocaba pequeñas y ocasionales faltas de sincronización que repercutían inevitablemente en las guitarras y la voz.

Pero eso era lo de menos. El alto nivel de entrega por parte de la banda fue sobradamente correspondido por parte de un público que se aferraba a cada acorde, a cada riff y a cada estribillo como pretendiendo que aquello no acabase nunca.

Durante aproximadamente una hora, repasaron lo más significativo de su dilatada trayectoria, pero centrándose sobre todo en los clásicos como “Gotta get away” o “Pretty fly (for a white guy)” o “Kids aren´t alright” para terminar con una divertida versión de “Blitzkrieg Bop” de Ramones y el atemporal “Self Esteem”.

  
The Offspring
 

Desde ahí, carrerita al escenario principal para llegar a tiempo al show de Machine Gun Kelly, quien había convocado una quedada con sus seguidores en el centro de Madrid la noche anterior a través de sus redes sociales.

Ya de entrada resultaba muy llamativa la vistosa decoración del escenario, en cuyo centro se levantaba una suerte de pirámide compuesta por cubos desde lo alto de la cual el artista inició su espectáculo a ritmo de “Papercuts” y que fue descendiendo con una cadencia casi hipnótica mientras los teclados y la batería parecían sostenerle de forma suave a la par que firme.

El controvertido músico no tardó en meterse en el bolsillo a un público que le esperaba ansioso y con ganas de disfrutar de un espectáculo tanto musical como visual que hizo las delicias de los fans del de Houston.

  
Machine Gun Kelly
 

Como aquello de calentar está sobrevalorado, prácticamente desde el principio de la actuación, todo el mundo rendía ya al máximo nivel, tanto músicos como espectadores; sorprendidos al escuchar una versión de “Danza Kuduro” de Don Omar intercalada entre “Concert for aliens” y el “F*ck you, Good bye” del australiano The Kid Laroi.

Kells vino, vio y venció. Durante la hora aproximada que duró su actuación, en la que estaba cuidado y medido hasta el último de los detalles, hizo saltar a una legión de seguidores a los que parecía no importarles el calor reinante a esa hora de la tarde repasando uno a uno los temas que le han llevado a estar donde está, terminando con “Make up sex” y “My ex´s best friend”.

  
Machine Gun Kelly
 

El orden lógico hubiera sido ver a continuación a Robbie Williams, pero su oficina sólo había autorizado la presencia de diez medios en su actuación (alguno de ellos sin relación alguna con la música) así que tras un rápido avituallamiento en la zona de comida, nos desplazamos al escenario siete a ver a The Amazons, banda británica que podríamos catalogar como indie-rock o, en palabras de una compañera de otro medio que también estaba allí, “indie del que no te duerme”.

Que nadie se piense que por tratarse de uno de los escenarios pequeños estamos a punto de ver a una banda pequeña; Matthew, Christopher y Elliot llevan ya años sobre los escenarios creando una cada vez mayor comunidad de seguidores que les acompañan allá donde van, y que se ve incrementada con cada concierto que ofrecen.

La banda dio inicio a la actuación con “Bloodrush”, segundo corte de su más reciente trabajo de larga duración “How will I know if heaven will find me?” publicado en 2022 y que sirve perfectamente como carta de presentación de una formación caracterizada por unas estructuras sobrias a la par que muy pegadizas y unas melodías dulces y ásperas al mismo tiempo.

  
The Amazons
 

No habían transcurrido ni cinco minutos desde el principio de la actuación y ya la carpa estaba llena, hasta el punto de que los encargados de la seguridad sólo permitían entradas por salidas.

El público, mayoritariamente británico, sostuvo en vilo a sus paisanos durante la práctica totalidad del concierto, cantando todas las canciones y bailándolas con verdadero entusiasmo creándose un clima festivo y desenfadado muy contagioso.

Lamentablemente, en estos pequeños escenarios la duración programada de los conciertos era sensiblemente más corta que en los principales, y en apenas siete canciones dejaron el espectáculo visto para sentencia, no sin antes despedirse por todo lo alto con “Mother” y “Black magic” de un público que se resistía a dejarlos marchar.

  
The Amazons
 

Y como nos dejaron con mono de indie, nos fuimos moviendo hacia el escenario tres donde un rato más tarde estaba programada la actuación de los escoceses Franz Ferdinand y allí nos encontramos con que el concierto que debía estar dando en ese momento Rina Sawayama había sido cancelado, al parecer, por un problema en la descarga e instalación de los equipos.

Con absoluta puntualidad, los cinco de Glasgow iniciaron su show con la inconfundible entrada de “Michael” perteneciente a su EP homónimo de 2004 he incluido en el álbum Hits to the Head de 2022, que recoge los temas más representativos de la banda y en torno al cual giraría el concierto.

  
Franz Ferdinand
 

Después de tantos escenarios en tantas ciudades y durante tantos años, ver a Franz Ferdinand es como ver a los Harlem Globe Trotters. Sabes de antemano que van a ganar y que, salvo catástrofe natural, todo irá sobre ruedas; pero aún así nunca pierde su frescura. Son como esa película que aunque ya hayas visto varias veces y la estén emitiendo tarde, siempre te quedas y siempre la disfrutas. Y poco hay que se pueda decir sobre esta formación que no se haya dicho ya, salvo que parecen haber pactado con el diablo o tener un cuadro envejeciendo en el desván, porque desde luego, para ellos no pasan los años.

Clásicos como “No you girls” o “Take me out” fueron la manera perfecta de despedir una primera jornada de festival que finalmente cerraría con “Ulysses” y “This is fire”.

  
Franz Ferdinand
  
 
 Comentarios
comments powered by Disqus
Crónicas
13/07/2024 - Recinto
Córdoba (Córdoba)
28/06/2024 - Nueva Ciudad
Torrelavega (Cantabria)
11/07/2024 - Recinto
Madrid (Madrid)
22/06/2024 - C.S. Itaca
Torrelavega (Cantabria)
10/07/2024 - Recinto
Madrid (Madrid)
05/07/2024 - Recinto
Córdoba (Córdoba)
21/06/2024 - Fiestas
Los Corrales de Buelna (Cantabria)
12/07/2024 - El Real Jardín Botánico Alfonso XIII
Madrid (Madrid)
09/07/2024 - El Real Jardín Botánico Alfonso XIII
Madrid (Madrid)
18/06/2024 - Fiestas
Los Corrales de Buelna (Cantabria)
30/06/2024 - Teatro Concha Espina
Torrelavega (Cantabria)
06/07/2024 - Errepelega
Portugalete (Bizkaia)
17/06/2024 - Fiestas
Los Corrales de Buelna (Cantabria)
15/06/2024 - El Varuko
Vioño (Cantabria)
22/06/2024 - Recinto Ferial
Villacarrillo (Jaén)