COLABORACIONES
 Crónica
 
Karonte
  28/10/2023     
  Txutxy Cano     
  Txutxy Cano
  Rock Beer The New, Santander, Cantabria
www.insonoro.com

Nunca me pongo un objetivo de conciertos a los que ir cuando comienza el año y es que no se puede saber cómo te van a ir las cosas o que problemas pueden surgir por el camino, pero lo que, seguro, no imaginaba cuando este año daba inicio, era llegar a finales de octubre celebrando mi evento 100 de este 2023; lo mejor de todo es que todavía quedan unos cuantos más por delante.

Y, como si fuera casualidad, esa cifra tan redonda coincidía con la presentación del tercer larga duración de mis amigos de Karonte, titulado “Nacer, sufrir, morir”, 11 años después del anterior, aunque entre medias no han estado parados y, además de dar bastantes conciertos, han publicado algún trabajo más, como luego veremos; estaba claro que era una fecha muy especial para el ahora trío cántabro y se aventuraba una gran fiesta.

Este acontecimiento iba a tener lugar en el Rock Beer The New de Santander, a donde volvía 15 días después de mi anterior visita, con la total seguridad de que aquello iba a estar hasta arriba y es que eran muchas la ganas de escuchar estos nuevos temas y de ver a los del valle de Buelna en directo, ya que son caros de ver en vivo, aunque yo les había visto a mediados de año en Unquera.

Para aquellos que no los conozcan, este actualmente trío, compuesto por Kini, voz y la guitarra, Isma, bajo, y Rochar, batería, se fundaron como tal en el año 1994, habiendo publicado los discos Letargo”, del 2006, “Paraíso sin fe”, del 2012, además de este “Nacer, sufrir, morir”, que ese día se ponía a la venta; pero su discografía no se queda ahí y han grabado el split con Bloody Brotherhood “Alliance for Death Domination”, del 2017, el directo “Vivo y resucitado”, del 2014, el EP “Maldigo el día que te conocí”, del 2003, con canciones que luego irían en su primer larga duración, sin olvidar las maquetas “Uno más”, de 1995, “Karonte”, de 1997, y “Bendita hipocresía”, de 1998.

  
Karonte
 

Mientras hacía tiempo antes de que aquello empezase, pude charlar con alguno de los presentes y es que el ambiente que se respiraba era el de las grandes noches, con mucha gente no tan habitual en los conciertos y una buena de representación de asistentes llegados de la zona de Unquera, de donde es Rochar, y que se dejaron sentir durante toda la velada, con vivas a la banda y al batería.

Pero vamos al meollo y es que, a eso de los 21.30, con la banda sobre el escenario, el cual estaba engalanado con diferentes detalles con el logo de la formación, empezó a sonar por megafonía el “Hallelujah”, creo que de Andrea Bocelli, a modo de intro, lo cual cogió a todos por sorpresa, aunque la acabamos coreando, para empezar ya la cera con “Ni los animales”, de su primera maqueta, pero regrabada para su directo, muy intensa, rápida y cañera y con la que pusieron aquello patas arriba.

Nos saludaron y nos agradecieron nuestra presencia, recordando que la entrada valía para adquirir el disco u otro material de igual valor en el puesto de merchán, para pasar de los inicios del grupo a la máxima actualidad con el corte que abre su reciente creación, “Ahogado en sangre”, el cual empezó con mucha fuerza y sonando muy potente, con una voz muy agresiva y una impresionante sección rítmica.

Tras algún ajuste de sonido, continuaron el recorrido por su actual trabajo con los dos cortes que suceden al anterior, comenzando con “Rey de muertos”, que se inició con mucha fuerza y de manera muy rápida, pero que luego se volvió más lenta y pesada, aunque alternando con partes más veloces, siendo una muy buena canción y con muchos contrastes, para seguir con “Victima”, que empezó lenta y potente, con mucha fuerza, pero muy contundente y poderosa, siendo una pieza con un ritmo muy machacón.

  
Karonte
 

Pero no debamos olvidar que tienen más trabajos grabados, como nos comentaron desde el escenario, y que, por ello, iban a alterna cortes nuevos y viejos, y era el turno de recordar su segundo disco, de hace ya hace 11 años, con el tema que le daba nombre, es decir, “Paraíso sin fe”, con un inicio muy machacón, siendo una gran canción, muy pegadiza, pero que luego fue intensificándose y que fue seguida por “Gris”, la que la sucede en dicha obra y que, además, la da cierre, unida con esa guitarra inicial tan quedona y un ritmo aplastante y machacón, contando con un sonido muy logrado y bello hacia la mitad, para luego recuperar esa fuerza, con un brutal solo de Kini y un brillante final, dejándonos con la boca abierta.

Ironizando sobre que les gustaban los temas alegres, regresaron a su recién estrenado disco con “El último de los creyentes”, el cual empezaron de manera relajada, pero que luego se volvió muy intenso y potente, para, después, acelerarse en la recta final, antes de seguir el recorrido por este nuevo álbum con “Cuando eras eterno”, que fue iniciado por Isma de manera muy calmada, pero con mucha fuerza e intensidad, acelerándose y ganando velocidad en su parte final.

Sin dejar ese nuevo trabajo, era el turno de “Viajero”, que empezó potente y con mucha fuerza y contundencia, sonando muy poderoso y acelerándose por momentos, siendo una canción muy movida y machacona, antes de adelantarnos que iban tocar algún tema viejo más, como era el caso de “No hay vida sin dolor”, de ese split que publicaron hace 6 años, el cual empezó rápido y con fuerza, aunque luego se relajó, para, más adelante, recuperar esa velocidad, siendo un corte muy machacón y celebrado.

Otro de los temas que vinieron recogidos en ese disco compartido fue “Dominación”, el que cerraba su parte del mismo, el cual empezó con fuerza, pero de manera lenta y muy potente, contando con un sonido muy machacón y duro y con un grandísimo solo de guitarra, para, tras algún ajuste de sonido, volver a su reciente lanzamiento con “Canto en la cruz”, que se inició con mucha fuerza y potencia, siendo una pieza muy cañera, pero con partes más calmadas y con un buenísimo solo de guitarra.

  
Karonte
 

Se notaba un ambiente distendido y Kini se permitió algún vacile con la amplia representación de la zona de Val de San Vicente, para continuar en su recién estrenada criatura con “Alimento de mil moscas”, que arrancaba con mucha fuerza, pero que pronto tomó una deriva más melódica, para, después, recuperar esa intensidad inicial, con una contundente batería y unos muy buenos cambios de ritmo, muy originales y que nos dejó una canción muy lograda y que es de mis favoritas de este disco.

Nos avisaron de que se iban a ir yendo, siendo el momento de la que restaba y cerraba su nueva obra, precisamente la pieza que le daba nombre, “Nacer, crecer, sufrir”, la cual empezó con mucha dureza y contundencia, siendo una canción muy machacona, intensa y poderosa, ganando más fuerza y acelerándose en la parte final, dejándonos con otro genial solo de Kini.

Nos dijeron que si no teníamos casa y es que todos teníamos ganas de escuchar algún tema más, como el maravilloso “Repta humano”, mi corte favorito de la banda y que estaba recogido en su disco de hace 11 años, con ese genial y machacón inicio, para luego relajarse y recuperar esa esencia que nos hizo mover la cabeza con muchas ganas y disfrutándolo a tope, para despedirse, definitivamente, con “El ocaso”, la canción que abría su parte del split de hace 6 años, que comenzó a toda velocidad, con unos muy buenos cambios de intensidad y un gran solo guitarra.

De esta manera y tras casi una hora y media sobre las tablas, concluía un conciertazo impresionante de unos Karonte que son una banda que parece estar viviendo una segunda juventud, visto lo visto esta noche, por la intensidad demostrada y con unos nuevos temas que son excelentes, notándose esa grandísima evolución y amplia mejora y es que, pese a haberlo escuchado aun pocas veces, estamos ante el mejor disco y más variado del trío.

  
Karonte
 

Ya había notado la anterior vez que los había visto, que el tener un miembro menos no es óbice para mantener o, incluso, aumentar la intensidad de su propuesta, donde Kini tienen que redoblar sus tareas, algo que no le supone ningún problema, y la presencia de la sección rítmica cobra mayor protagonismo, especialmente en la figura de un Isma que tiene un papel clave en este nuevo formato. Mención aparte la poderosa y personal voz de su cantante, realmente grandiosa.

Sin duda Karonte han creado uno de los mejores discos de este año dentro de la escena cántabra, pero es que en directo todavía suenan mucho más potentes; escuchad su nueva obra y, sobre todo, id a verlos a sus conciertos.

www.karonte.info
www.facebook.com/Karonte1994
karonte.bandcamp.com
www.youtube.com/@DeadSheepProductions
www.instagram.com/karonte1994

Tras adquirir algo de merchán de la banda y después de despedirme de los músicos y de alguno de los presentes, me fui del Rock Beer The New con la sensación de haber vivido una noche de esas inolvidable y de la que se hablará dentro de algún tiempo dentro de la escena undergound cántabra, como la de aquella vez que Karonte llenaron prácticamente esta sala y nos presentaron su extraordinario nuevo disco; agradecer al Rock Beer The New que siga apostando por la música en directo en Cantabria y a la formación por todo lo vivido allí esta noche inolvidable para todos los asistentes.  

  
Karonte
 
 Fotos
 
  
 
Karonte
 
 Comentarios
comments powered by Disqus
Crónicas
04/05/2024 - Clave de Fa
Maliaño (Cantabria)
04/05/2024 - Recinto
Vidiago (Asturias)
09/05/2024 - WiZink Center
Madrid (Madrid)
03/05/2024 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
29/04/2024 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
05/05/2024 - Sala Oxido
Guadalajara (Guadalajara)
05/05/2024 - La Riviera
Madrid (Madrid)
27/04/2024 - Escenario Santander
Santander (Cantabria)
26/04/2024 - Escenario Santander
Santander (Cantabria)
20/04/2024 - El Varuko
Vioño (Cantabria)
19/04/2024 - Mi Sol
San Vicente de la Barquera (Cantabria)
26/04/2024 - Palacio de la Prensa
Madrdi (Madrid)
12/04/2024 - Sala La Riviera
Madrid (Madrid)
18/04/2024 - El Surtidor
Sarón (Cantabria)
19/04/2024 - Gaztetxe de Zorroza
Bilbao (Bizkaia)