COLABORACIONES
 Crónica
 
Pizzeria Moloch + Elizabeltz + Shibari
  24/02/2024     
  Txutxy Cano     
  Txutxy Cano
  Rock Beer The New, Santander, Cantabria
www.insonoro.com

La verdad es que a veces me cuesta mucho decidirme por ir a un concierto o a otro, ya que, como ya he dicho en otras ocasiones, la variedad de propuestas en Cantabria es amplia los viernes y los sábados, aunque, casualmente, este fin de semana solamente pude ir el sábado a escuchar música en vivo, ya que no logre casar ningún evento con mis gustos y mi horario laboral.

Para el sábado tenía muchas dudas, pero al final me decanté por el Rock Beer The New, porque el cartel, compuesto por Pizzería Moloch, Elizabeltz y Shibari, era muy atractivo, además de por una serie de cuestiones personales que me hacían no tener tanta prisa como otros sábados, por lo que iba a acabar el mes, en lo musical, en la misma sala en donde le empecé y a donde no había vuelto desde entonces.

Lo cierto es que llegué sin demasiada prisa, a la hora en que estaba fijada la apertura de puertas, habiendo ya una importante presencia de gente y accediendo al interior del local, donde, apenas 10 minutos después de haberse abierto el recinto, iba a empezar la velada con los locales Shibari, un ahora trío, al que vi en directo por primera y única vez en ese mismo lugar hace menos de un año.

  
Shibari
 

Con dos años y medio de vigencia, este grupo está compuesto por Mario Díaz, guitarra y voz, Marcos Molina “Codie”, bajo y coros, y Adrián Crespo, batería, viejos conocidos de la escena local y a los que ya les ha dado tiempo a publicar un primer Ep, llamado “Upside down”, aunque supongo que en poco tiempo graben más canciones porque tienen unas cuantas más en su repertorio, además de versiones.

Precisamente arrancaron la noche con el tema que daba nombre al mencionado trabajo, es decir, con “Upside down”, un corte que tuvo un ritmo movido, pero que luego se volvió más machacón y con el que nos fueron metiendo en su música, para continuar, después de presentarse, con su compañera de disco “ Game changer”, una canción muy rápida y en la que el bajo tuvo su momento de lucimiento.

Se mostraron contentos por encontrarse rodeados de amigos, siendo el turno de su versión de “A whole lot less”, de los Sub Society, un tema muy movido y animado y que se pasó en un suspiro, para continuar con una pieza propia, pero que todavía no ha sido publicado, como es “The fooler”, con un muy intenso inicio y que se volvió muy pegadiza y movida, acelerándose más adelante, antes de volverse más machacona.

Nos dijeron que, aunque no estábamos acostumbrados a que cantasen en castellano, lo iban a hacer, siendo el momento de un corte no editado todavía y llamado “Fate stuff”, un tema con un ritmo relajado, pero que luego se volvió más fuerte y rápido, aunque con cambios de intensidad, para seguir con canciones no editadas, como la que llamaron “Hardcore II”, la cual comenzó con ese sonido extraño de guitarra, para luego volverse una pieza muy buena y muy rápida, además de pegadiza y movida.

  
Shibari
 

Alabaron la variedad del estilo que practican y por eso se iban a aventurar con un tema nuevo llamado “Victoria”, de nuevo en castellano y que fue un corte muy rápido, con un ritmo constante y que contó con mucha presencia del bajo y una parte más relajada, en donde se lució el guitarra, tras el que la gente empezó a corear el nombre del grupo, para dar paso a una versión, que, vacilando, dijeron que era de unos chicos de Torrelavega, pero que en realidad era el mítico “Basket case”, de los Green Day, una pieza que fue muy bien tocada por la banda y muy coreada por buena parte de los presentes.

Tras hidratarse, algo siempre necesario, nos avisaron de que iban a empezar a encarar la recta final de su actuación, siendo la ocasión del que consideraron su temazo, “Tokyo trip”, de su Ep, un corte que empezó muy rápido y movido y que tuvo un sonido quedón, para, tras una breve pausa, lanzarse a tocar otra pieza nueva, todavía sin título y en castellano, la cual empezó relajada y tranquila, pero que luego fue cogiendo fuerza y velocidad y que, más adelante, tuvo un sonido más machacón y pegadizo.

Nos presentaron el siguiente tema, la versión del “Nublado”, de Paulo Londra, como otro en el idioma del imperio, entre el cachondeo general, empezándole de manera relajada, pero luego cogiendo velocidad, aunque alternando diferentes intensidades, un corte con fuerza y siendo, además, pegadizo, antes de anticiparnos que iban a tocar tres canciones más y ya nos dejaban con Elizabeltz, siendo la primera de éstas “Red stains”, la que abría su Ep, muy rápida y movida, una de esas piezas que se te quedan rápidamente y con esos parones que hacían que la disfrutases más.

Turno ahora para el corte que restaba de su único Ep, “No comply”, un tema con un muy rápido inicio, muy machacón y veloz, a la vez que muy pegadizo y animado y que contó con un explosivo final, para pasar a dar la gracias al New por haberlos dejado tocar allí y a las otras bandas con las que compartían escenario, marchándose con una genial versión del “Die, die my darling”, de los Misfits, con un sonido machacón inicial y con potencia, dejándonos un verdadero clásico y que fue muy bien tocado.

  
Shibari
 

Así y después de unos 45 minutos sobre las tablas, concluía un concierto muy rápido y dinámico de los chicos de Shibari, con la gente disfrutando con su propuesta y logrando conquistarnos con esas canción directas y movidas, que hacían que los asistentes, en todo momento, estuvieran atentos a lo que ocurría sobre el escenario, para no perderse ningún detalle de lo que allí acontecía.

Se nota que son gente curtida encima de los escenarios y que, pese a sufrir la baja de su otro guitarrista, hace unas semanas, han sabido canalizar el sonido de la banda, de tal manera que no se noté en demasía dicha ausencia, algo que se verá reflejado en estos nuevos temas, en lo que ya están trabajando, y que parece que van a tener mucha calidad y a ser todavía más variados, a tenor de lo visto y oído esta noche.

Shibari siguen creciendo poco a poco y esta noche gustaron mucho a los presentes que, ya en un buen número, disfrutaron de su actuación; dadles una escucha e id a verlos en directo en cuanto podáis, porque merecen la pena.

www.facebook.com/shibariband
shibariband.bandcamp.com
www.youtube.com/@shibariband
www.instagram.com/shibariband

  
Shibari
 

No me voy a esconder y el grupo que más me llamaba de este cartel eran Elizabeltz, esa banda vasca, que hace un año por esas fechas disfrutamos en Torrelavega y que tanto me gustó, pese a acudir sin uno de sus guitarras, por lo que me apetecía mucho volver a verlos, esta vez con la formación al completo y escuchar esos nuevos temas que venían presentando.

Está banda de Bermeo y con más de 5 años de trayectoria como tal, está compuesta por Sergio Meaurio, voz, Aitor Bengoa, guitarra y coros, Lea Learreta, guitara, Joni bOST bajo y coros, y Jonmi García, batería, habiendo publicado, desde entonces, el Ep del 2019, llamado “Elizabeltz”, y los discos “Yersinia Pestis, del 2022, y “Alabaren”, de este mismo año y del que íbamos a escuchar unos cuantos temas.

Y entre una gran cantidad de humo, que impedía verlos, se subieron a las tablas los bizcaínos, con una intro, con la que fueron cogiendo posiciones, antes de arrancar con “Levitico 15”, el tema que también da comienzo a su actual trabajo, un corte que empezó con fuerza, muy bueno, con contundencia, pero pegadizo y con momentos más relajados, aunque sin perder esa intensidad.

  
Elizabeltz
 

Sin casi parar, recordaron su ópera prima con “Solve et coagula”, una pieza con mucha fuerza inicial, muy rápida y ya conocida entre sus seguidores, dejándonos una canción pegadiza, con un estribillo quedón y que se fue acelerando y metiendo cada vez más velocidad y fuerza, para, sin casi pausa con la anterior, irse a su Ep con el tema que lo abría, “H arra”, un corte que empezó con mucha fuerza y potencia, además de tener un sonido contundente, aunque combinado con partes más lentas y machaconas, en la que su vocalista pidió que cantásemos con ellos.

Una canción que subieron a redes el pasado año, pero que no ha acabado recogido en su actual trabajo, es la genial “Bele beltz baten kanta”, una pieza muy intensa, con muchos cambios de ritmo, pero poderosa en su esencia y en la que su cantante acabó tumbado en el suelo, tras la que los músicos afinaron, momento en que su vocalista recitó unas frases, antes de volver a su primer larga duración con “Bildotso (Ortuko otoi)”, un corte que empezó relajado, pero que fue ganando fuerza progresivamente, hasta que rompe, con mucha potencia, aunque manteniendo esa base relajada, que luego se intensificó, cogiendo el tema más contundencia y dejándonos una demostración musical a cargo de los integrantes de la formación.

Tras afinar de nuevo y con el cantante ausente, era el turno de “Mantra berri”, una canción de su más reciente obra, que empezó de manera lenta y en la que su vocalista salió entre el público subido a uno zancos, una pieza algo más relajada, pero oscura y en la que Sergio pidió un corro a su alrededor, como así se hizo, y contando con una importante presencia del bajo, para pasar a un tema que ya es un clásico de su trayectoria, “Lucifer bagauda”, de su primer disco, un corte muy celebrado y que contó con un sonido pegadizo y machacón, con mucha velocidad en algunas partes y que fue muy coreado.

  
Elizabeltz
 

Regresábamos a ese plástico que nos venían a presentar con “Kurtzio udazkenien”, una canción que empezó relajada, pero con un sonido intenso y constante, manteniéndose la pieza lenta y pesada, para, más adelante, coger velocidad, dejándonos una composición con muchos cambios de ritmo, tras la que Sergio nos pidió que gritásemos, que nos quería escuchar, para anunciarnos que iban a ir acabando, siendo el turno “Ergastula”, del mismo trabajo, un tema que empezó con fuerza, muy rápido, pero con partes más pausadas cuando llegaba el estribillo, mostrándonos el virtuosismo de sus músicos, mientras su cantante se despedía y nos solicitaba que nos acercásemos, para enlazar este corte con ese himno que es “Kanpai”, de su anterior disco y del que nos interpretaron un fragmento, un temazo, que fue muy coreado por todo el mundo

Nos preguntaron que, si queríamos una más, con la lógica aprobación de todos, avisándonos que si queríamos una más teníamos que gritar, no dejando su ópera prima, para llevarnos a “Lasto Txakur”, una pieza que se inició de manera muy machacona y calmada, pero con intensidad, la cual fue muy celebrada y en la que su cantante acabó siendo llevado en brazos por toda la sala, para acabar agradeciendo a las otras bandas del cartel el trato recibido.

De esta manera y tras 50 minutos sobre las tablas, concluía un grandísimo concierto de unos Elizabeltz, que nos ofrecieron una actuación todavía mejor que la que vimos doce meses atrás y que es una banda que va mostrando diferentes cartas durante su velada, sin que nadie más que ellos sepan que es lo va a ocurrir después, algo que hace que sus directos sean realmente muy interesantes.

  
Elizabeltz
 

Aunque todavía es reciente la aparición de su nuevo disco, se nota la confianza que en dichos temas tiene la banda, ya que muchos de estos cortes han entrado en su repertorio y, además, siendo muy bien acogidos en vivo, al menos esta noche, desbancando a canciones que parecían imprescindibles, pero es que este “Alabaren” ha de ser el golpe en la mesa que lleve a Elizabeltz a un mayor reconocimiento.

Sin duda, Elizabeltz son una banda que, en directo, no dejan indiferente a nadie, y que, a mí al menos, me parecen una propuesta que no te puedes perder en concierto, algo a lo que os animo, además de a escuchar su música, porque son muy grandes.

www.facebook.com/elizabeltzshock
www.youtube.com/@elizabeltz3308
www.instagram.com/elizabeltzshock

  
Elizabeltz
 

Y llegaba el último grupo en actuar esta noche, la gente de Pizzería Moloch, procedentes de Laredo y a los que había visto solamente 4 meses atrás, en un concierto realmente impactante y que nos ponía en antecedentes de lo que nos podíamos encontrar, aunque hubo bastantes cambios, tanto en el repertorio, como en la puesta en escena, para esta jornada.

Recordemos que este grupo, creado hacía el 2019, está compuesto por Andy Darke, voz, Brendo Ricardo, guitara y coros, y Söphee Cürr, bajo y coros, los cuales han publicado, momentáneamente, la demo “Brujería”, del 2019, el disco “Último tren para cobardes y condenados”, del 2021, y el Ep “Correas de cuero”, de finales del 2022, aunque el pasado año subieron a redes algún corte más.

Precisamente con uno de estos temas publicados el pasado año, “Dinamita”, comenzaron su andadura, no sin antes presentarse y agradecernos el hecho de haber venido, un corte que empezó con fuerza, muy directo y potente y que contó con unos buenos coros, para, tras algunos ajustes de sonido, continuar con “Atalayazo”, todavía no publicada, pero que ya había degustado en la anterior vez que los vi, una gran canción, con un sonido muy constante y machacón, dejándonos con una pieza pegadiza, que contó con un quedón estribillo y que fue muy movida y animada.

Seguíamos con otro corte que subieron a redes el pasado año, como es el genial “Punkis de la tumba”, muy movido y animado y con ese parón en medio, con Brendo bajando al final entre el público y cantando éste las segundas voces que el tema posee, antes de acordarse de sus inicios con “Cambiando”, una canción que aparecía en su demo y que destacaron como una pieza muy importante en su trayectoria, la cual sonó muy machacona y potente.

  
Pizzeria Moloch
 

Sin pausa alguna, la anterior fue unida con “El maizal”, un tema también presente en su demo, pero que han recuperado para ese Ep de hace dos años, dejándonos un corte muy machacón y animado, que fue muy bailado y coreado, convirtiendo aquello en una verdadera fiesta, para pasar a hacer su primera incursión en su único larga duración con “Lengua cuchillo”, una canción que fue presentada como clásica, la cual empezó con ese sonido misterioso que posee, dejándonos una pieza muy rápida y pegadiza y que contó con unos buenos coros.

Llamaron a la gente de Shibari, a los que dedicaron el corte “Golondrina”, de su trabajo de hace 3 años, el cual tocaron de manera acústica y sentados, un buen tema, que esta noche sonó más relajado y dándole un toque especial a su actuación, para, ya en el modo habitual, continuar con la blasfemia, que fue como introdujeron una canción nueva, creo que llamada “Ataúd”, la cual empezaron con un ritmo movido y bailable, mostrándonos una pieza muy machacona y movida.

Nos avisaron de que iban a encarar la traca final de su actuación, en el mismo momento en que Brendo se hizo un corte con un cuchillo en el pecho e hizo lo mismo a sus compañeros, para lanzarse a tocar “Tragarratas”, otro tema no editado, pero que ya había escuchado la anterior vez, el cual empezó con un sonido potente, mientras nos recordaban que aquello era una fiesta, dejándonos con una pieza muy machacona y potente y que contó con un buen solo de guitarra.

  
Pizzeria Moloch
 

El próximo tema, “Último tren para cobardes y condenados”, el que da nombre a su único larga duración, fue presentado como un clásico en su trayectoria, mostrándonos un corte, que se inició con sonido tecno, muy movido y con Andy a hombros de Sergio de Elizabeltz, contando con un ritmo muy machacón y con el mencionado Sergio subiendo a cantar con ellos, convirtiendo aquello en una verdadera rave, ante de anunciarnos que con “Correas de cuero”, de su Ep de hace dos años, se iban, aunque igual tocaban alguna más, preguntándonos a quien le gusta pasárselo bien con el sexo, con positiva respuesta de todos los presentes, una canción muy celebrada, machacona y quedona, que fue muy cantada y en la que Brendo acabó tocando entre el público.

Tras una breve pausa en la que se pidió algún chupito, llegaba el esperado momento por muchos del genial “Las panchoneras zombie”, el tema que fue adelanto de su primer disco, con esa grabación inicial y que fue un corte muy cantado y celebrado por todos, con mucha gente cantándolo, para pasar a despedirse y darnos las gracias por haber venido, antes de dejarnos con la mítica versión del “Quiero ser santa”, de los Parálisis Permanente, muy cantada y conocida por todos y en la que Brendo volvió a tocar el público.

  
Pizzeria Moloch
 

De esta manera y después de, aproximadamente, una hora sobre las tablas, concluía la actuación de unos Pizzería Moloch, que nos ofrecieron un muy buen concierto, muy entretenido y ameno, y que hizo que aquello fuese una verdadera locura, algo que es habitual en sus veladas, pero que en esta ocasión todavía fue mucho más festiva que la anterior vez que los vi, con muy buena acogida por parte de los presentes.

Es imposible quedarte quieto con la música de esta banda, que nos hacen disfrutar con esta propuesta, fresca y entretenida, con canciones pegadizas y quedonas, y que, sobre todo, llegan al público, que acaba por quedar rendido ante sus actuaciones, en donde lo musical es lo importante, pero sin olvidar esa parte visual, que hace que sus conciertos sean muy dinámicos.

No os perdáis a Pizzería Moloch en directo, si tenéis la ocasión, ya que, además de tener muy buenas canciones, sus conciertos son realmente una verdadera fiesta.

www.facebook.com/pizzeriamoloch
pizzeriamoloch.bandcamp.com
www.youtube.com/@mortajarecords9717
www.instagram.com/pizzeriamoloch_band

Después de hablar con algunos de los presentes, en donde se mezclaba la alegría por lo vivido, de aquellos que sabían lo que iban a encontrar, y la incredulidad de los que no acababan de asimilar lo que había ocurrido, me fui del Rock Beer The New de Santander, con el último disco de Elizabeltz debajo del brazo, después de haber disfrutado con las actuaciones de los mencionados Elizabeltz y de las bandas cántabras Shibari y Pizzería Moloch, que nos hicieron pasar una buena noche de sábado, en un buen ambiente, con ofertas tan diferentes como validas y todo ello cumpliendo los horarios; así da gusto.

  
Pizzeria Moloch
 
 Fotos
 
  
 
Shibari - Elizabeltz - Pizzeria Moloch
 
 Comentarios
comments powered by Disqus
Crónicas
04/05/2024 - Clave de Fa
Maliaño (Cantabria)
04/05/2024 - Recinto
Vidiago (Asturias)
09/05/2024 - WiZink Center
Madrid (Madrid)
03/05/2024 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
29/04/2024 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
05/05/2024 - Sala Oxido
Guadalajara (Guadalajara)
05/05/2024 - La Riviera
Madrid (Madrid)
27/04/2024 - Escenario Santander
Santander (Cantabria)
26/04/2024 - Escenario Santander
Santander (Cantabria)
20/04/2024 - El Varuko
Vioño (Cantabria)
19/04/2024 - Mi Sol
San Vicente de la Barquera (Cantabria)
26/04/2024 - Palacio de la Prensa
Madrdi (Madrid)
12/04/2024 - Sala La Riviera
Madrid (Madrid)
18/04/2024 - El Surtidor
Sarón (Cantabria)
19/04/2024 - Gaztetxe de Zorroza
Bilbao (Bizkaia)