COLABORACIONES
::.:: Crónica ::.::
 
 
Derramerock 2.010 - Parte II
25/06/2010 Colaborador: Santo Grial
Recinto Agones Texto: María G. Guerrero
Pravia (Asturias) Fotos: Borja Triviño
 
 
Comentarios
[ 229 ] fotos ::..:: Las puedes ver a modo listado a la derecha o en carrusel una a una, abajo
[ 21 ] vídeo/s [ visualizar ]
 
 
 
www.insonoro.com

Primera Jornada: jueves 24 de junio de 2.010

Nosotros no íbamos a ser ni más ni menos que el resto de los mortales, y aquella mañana del 25 de Junio, teníamos esa maravillosa sensación de miles de mariposas revoloteando en el estómago.

No es que nos fuésemos a encontrar con nuestro amor anhelado ni con aquel amante al que llevábamos varios meses sin ver. La cita era con el Derramerock, festival que esperamos cada año con más ilusión y que en esta ocasión llegaba nada más y nada menos que a la 15ª edición ¡qué se dice pronto!.

El tiempo pasa para todos para bien o para mal, en este caso para bien porque cada año la organización del festival más famoso de tierras astures se va superando y colma la mayoría de nuestras expectativas. Esto en  cierto modo  es algo difícil de conseguir, aunque no sé cómo siempre lo logran, porque al igual que ellos adquieren experiencia nosotros también nos volvemos más críticos.

El camino se hizo largo y las mariposas batían sus alas con tanta fuerza que crecía la ansiedad por llegar de una vez y empezar a disfrutar de la fiesta. Necesitábamos que estos insectos nos saliesen del estómago para que después entrasen azotando nuestros oídos con sus alas transformadas en guitarras y con sus antenas en forma de baquetas.

  
Ambiente
 

Por fin llegamos a Pravia y como siempre fuimos recibidos por los lugareños con la  amabilidad que les caracteriza. Aunque tuvimos la ligera impresión de que por las calles del pueblo había menos gente que otros años, todo ello era debido probablemente a que el cartel era algo más atractivo en la jornada del Sábado y a que eran las dos de la tarde y muchos se estarían recuperando de los excesos del Jueves.

Seguramente el día siguiente la fiesta iba a llegar a su punto culmen y sería un sin parar de conciertos que podrían llegar a atraer a un mayor número de gente, pero de momento aquel día teníamos la oportunidad de conocer a bastantes grupos nuevos y de disfrutar de otros que también nos encantaban.

Echando la vista atrás si el Sábado fue algo frenético el Viernes las actuaciones fueron de lujo y tuvieron poco o nada que envidiar a las del día anterior, tal vez más público pero no por eso menos calidad.

Además también es de agradecer descubrir nuevas bandas, ver por primera vez a otras con cierto nombre… En definitiva, que al igual que no solo de pan vive el hombre no solo de panceta vive el estómago, que del cerdo se aprovecha todo, y aunque el jamón sea lo más preciado creo que nadie en un momento dado renunciaría a un buen lomo, chorizo o morcilla, ¡jajajaja!. Y bajo mi punto de vista hay momentos en los que he  comido tanto jamón que he acabado empachada.

Con un hambre voraz de música nos dirigimos a primera hora de la tarde al recinto del festival. En aquel momento comenzaban a probar En Espera y nos encontrábamos solos con ellos y con los encargados de dirigir el bar y el puesto de tickets.

Y ya empezaron las sorpresas cuando vimos una máquina de tabaco, que sinceramente no recuerdo si ya estaba en años anteriores, pero vino de perlas para evitar a ciertos gorrones, ¡jejejeje!.

Por otro lado este año los vasos de plástico eran de tamaño cachi, un gran acierto con el que probablemente se consiguió evitar un gran gasto en fabricar vasos de cartón (o de lo que sean que no lo sé) y por otro lado seguro que la basura generada fue mucho menor.

  
Ambiente
 

Los tickets este año valían dos euros cada uno, así eran más fáciles de acumular y ocupaban menos. Tanto los tickets como las pulseras eran de ediciones anteriores, algo que para algunas personas pudo parecer un tanto “cutre”. Pero no hay que olvidar que estamos luchando por reciclar, en definitiva reutilizar las cosas que aún sirven.

Estamos en una época en la que debemos abogar por esto si no queremos llegar a la autodestrucción y sinceramente a mí me da igual tener una pulsera de hace un par de años, porque aunque me guste coleccionarlas en muchos otros casos creo que va a acabar en un cajón o en la basura. Lo que permanece para siempre es el recuerdo de lo vivido y eso es con lo que me quedo.

Por otro lado fue destacable el buen trato de los camareros del bar, que más que amables y cordiales eran hasta simpáticos. Y ya en cuanto fuimos a pedir el primer cachi de birra la sorpresa fue que hasta nos preguntaron con cuánta espuma lo queríamos. Pues sí, nos quedamos alucinados la verdad.

También fue digna de mención la preocupación y el buen trabajo del equipo de seguridad que estaba alerta en todo momento y me resulto curioso que sin el más mínimo reproche no dudaron ni un segundo en cuanto vieron a una chica que estaba bebiendo clarete de una botella de cristal cambiársela por un vaso de cartón.

Pero vamos a empezar con los conciertos, que es lo que todos esperábamos y me estoy enrollando mucho. Aunque creo que es necesario comentar cosas como las anteriores porque a pesar de que fuésemos a Pravia a ver y sentir música no se pueden dejar de lado esos pequeños detalles que hacen que todo funcione mejor y que estemos más a gusto.

  
Ambiente
 

Segunda Jornada: viernes 25 de junio de 2.010

Vamos a empezar el día con nuestro compañero Borja y con los dos grupos que tocaron en el pueblo:

Después de unas horas de descanso y cuando el calor en el interior de la tienda comenzaba a ser agobiante, decidimos levantarnos para dar una vuelta por Pravia y tomar una cervecita y comer un pintxo, en unos de los numerosos bares de la localidad asturiana.

Antes de emprender el camino hacia el pueblo nos pegamos una ducha. Una vez más, nuestras felicitaciones a la organización por la colocación de duchas, baños, lavabos, etc.

Tras desayunar, nos dirigimos a la plaza del pueblo, donde este año y como novedad, la organización instaló un tercer escenario, el escenario urbano. Todo un acierto, ya que de esta manera la unión entre vecinos y “derrameros” ha sido aún mayor.

A las 12:15h. dio comienzo la actuación de Pablo Valdés, artista asturiano influenciado por el rock de autor.

Sus temas templados y pausados sirvieron para que los festivaleros nos fuéramos despejando y a su vez, para que familias, ancianos y jóvenes de Pravia sintieran curiosidad al oír sus melodías y se acercaran hasta la plaza para disfrutar con la música del músico, quien que pese a su juventud, ha ejercido de telonero y compartido escenario con gente como Nacho Vegas, La Fuga, Siniestro Total…

  
Pablo Valdés
 

Tras la actuación de Pablo y su acompañante, y cuando el reloj marcaba las 13:15h. ataviado con buzos naranjas hizo aparición el quinteto guipuzcoano de Losdelgás.

Nos presentaron varios temas de su nuevo disco “Repoker de gases” y también realizaron una buena selección de canciones de sus dos anteriores álbumes, pero sobre todo nos divirtieron con el sarcasmo, ironía y cachondeo que desprenden sus canciones y la energía que demuestran sobre el escenario.

Tanto el concierto de Pablo Valdés como el de Losdelgás, fueron unos exquisitos aperitivos para el maravilloso menú que íbamos a ingerir durante la segunda jornada del Derrame Rock 15.

  
LosDelGas
 

Y ahora, el resto de la jornada de la mano de María.

Los encargados de abrir el Viernes el festival y de inaugurar ese día el escenario Sennheiser fueron los andaluces En Espera, que como bien todos sabéis resultaron los segundos clasificados en el concurso de maquetas.

Sin dudarlo un momento nos fuimos a apoyarles y es que hay que tener moral para irse desde Almería a Pravia, aunque supongo que el poder vivir esta experiencia supere con creces la paliza del viaje y demás.

Tal vez por ello había poca gente viéndoles, no pudieron contar con el apoyo de sus amigos que seguramente se habrían acercado allí sino estuviera tan lejos, y sinceramente fue una pena porque los ocho miembros del grupo lo dieron todo sobre las tablas.

Pero bueno pese a todas las adversidades ellos lucharon contra viento y marea y se mostraron más que optimistas para presentarnos su disco “D'Perkaleo”, que ya ha recibido una acogida bastante buena por parte de los medios.

Su música más que bailable y amena nos conquistó a todos y también desde un primer momento su puesta en escena, abriendo la actuación con el tema que da título a su trabajo y en el que pudimos ver como un compañero salía vestido de pikoleto para cachear a Jose, uno de los dos guitarras de la banda.

En la misma onda carnavalesca, y que esto no suene despectivo más bien todo lo contrario ¡me encanta disfrazarme, jejeje!, también se marcaron “Delcirko” en la que, como era de suponer por el título de la canción, salió otra persona disfrazada de payaso.

  
En Espera
 

Desgranaron algunos temas más pero a pesar de mis intentos no he conseguido saber cuáles eran. Lo que sí se me quedó fue una sensación de buen rollo, de buena música y de un grupo que tiene un futuro prometedor.

Y es que ya la mera intención de En Espera de regalar 500 CD con algunos de los 16 temas de su disco dice mucho de ellos. Además un par de miembros de la banda nos preguntó desde el escenario antes de empezar a dar caña si ya lo habíamos pillado en el stand oficial del Derrame. Y luego tuvieron el detalle de repartir los que habían sobrado durante el concierto de Transfer.

Espero que esta oportunidad que han tenido de tocar en el festival les abra las puertas a todos sus sueños porque realmente se lo merecen.

Así que no me queda más que desearles toda la suerte del mundo y darles las gracias por esos breves pero intensos minutos que nos hicieron pasar.

Por otro lado, no debemos olvidar que el destino lo marca uno mismo y En Espera tiene todo un camino por recorrer, eso sí lo han empezado muy bien ya desde el principio con “D'Perkaleo” dando mucho que hablar. Como seguramente alguien te comentará más bien pronto que tarde ¡qué buenos son los En Espera!, para que no te quedes sin respuesta en su web (www.enespera.es) te puedes descargar su disco y así tener tema de conversación.

  
En Espera
 

Cambiamos de escenario y de registro para descubrir a la banda asturiana The Paperbacks que debido seguramente a las horas tan intempestivas también contaron con poca afluencia de gente.

Ellos son cinco y cantan en inglés. Para mí lo más destacable de su actuación y de la banda que practica un estilo Pop rock folk fue el que contaran entre sus miembros con una violinista, dándole un toque diferente y especial a los temas.

Los que más me gustaron de los siete que tocaron, aunque tal vez esté mal decirlo, fueron aquellos en los que participaba ella. Sin duda alguna llamaba poderosamente la atención, en un principio sin conocer al grupo incluso hasta podías llegar a pensar que se trataban de colaboraciones.

Abrieron su concierto con los dos primeros temas de “Vintage”, “Cool Eyes” y  “Where will you go?” su segundo y último disco publicado el años pasado. Siguieron con este trabajo para dejarnos un tema que realmente me encantó, “The way we die” y continuaron destripando este disco a ritmo de “You Stay and I’ll go”.

Después hicieron una incursión en su primer trabajo, titulado “Keep It” y publicado en 2007 cuando la banda todavía se llamaba Vintage. De éste nos presentaron una canción genial titulada “Take me by the hand” que venía aderezada al igual que en la grabación por la armónica que tocó con muy buen gusto Johnny.

Las dos últimas canciones, pues sinceramente no me acuerdo de cuáles fueron y tampoco me las voy a inventar, jajaja.

  
The Paperbacks
 

Los asturianos dieron paso a un auténtico Motociclón que es el mejor nombre con el que se puede describir a este grupo, si ellos se quieren llamar así no les vamos a llevar la contraria ni a ponerles otros adjetivos.

Esta es otra banda a la que no había visto nunca en directo y que me dejaron más que sorprendida con su actitud 100% rockera y macarra, el cantante me pareció un auténtico showman que derrochaba energía en cada frase y no pude evitar parar de reírme con las letras ácidas, irónicas y divertidas de los madrileños, y eso que no me sabía ni una sola canción.

Había bastante gente viéndoles aunque muchos permanecían sentados pero bien atentos a la actuación.

Empezaron el bolo con el primer tema de “Costras y Tachuelas” (su último disco) que se llama nada más y nada menos que “Soy un mutante del rock”, pero el repertorio se basó casi en su totalidad es aquella primera obra titulada “Himnos de extrarradio” que presentaron allá por el 2007.

De ese disco debut nos dejaron canciones como “Air Guitar”, “Crapulismo” (con la que me reí a mandíbula abierta), “Ruta 130” o “Warriors”.

Sin duda alguna al igual que el nombre de Motociclón les viene de perlas para concretar lo que vimos aquella tarde, sus maneras y su puesta en escena las define a la perfección uno de los lemas de Los Amanece Producciones, que si me permiten se lo copio literalmente y que no es otro que: “La insolencia punk, el orgullo skin, la arrogancia rocker ¡están dentro de mí!”.

Fue una grata sorpresa descubrir a esta banda madrileña que tuvieron que lidiar con un desatino en el sonido cuando el micrófono dejó de sonar casi media canción. Pero aquello era de lo de menos y no se iban a achantar por ello.

Para ir dando por finalizada su excelente actuación nos dedicaron a las féminas presentes un tema de los antiguos, “Comecuellos”, y dieron por cerrada la fiesta con el último tema de “Costras y Tachuelas”: “Bocachanclas”.

Sin duda alguna ver a Motociclón en directo fue una de esas experiencias que difícilmente se olvidan.

  
Motociclón
 

En sustitución de Ni Por Favor ni Ostias, a los que realmente teníamos ganas de ver, pero bueno lo primero es la salud y ya habrá otras oportunidades, se presentaron sobre las tablas para sustituirles Arma X.

Los tres componentes del grupo de hiphop asturiano aparecieron uno a uno sobre el escenario disfrazados con caretas de lucha libre mejicana para mostrarnos los temas raperos y reivindicativos de su disco “25 Otoños”.

Ni siquiera el aliciente de que uno de los miembros del grupo fuese la voz cantante de Stoned Atmosphere consiguió atraer a un público que huyó en desbanda como los animales ante una inminente tormenta. Y alguno de los que se quedaron me comentó que el grupo anterior de Arma X superaba con creces a lo que estábamos viendo en ese momento.

Sinceramente meter a esta banda para reemplazar a Ni Por Favor ni Ostias me pareció de los mayores desatinos de la organización del festival. En primer lugar porque no tienen nada que ver musicalmente con el grupo al que suplían y en segundo lugar porque bajo mi punto de vista a poca gente de la que se acerca a Pravia les gusta este tipo de música. Poniéndonos en la posición de Arma X lidiar con la situación no debió ser nada fácil.

Seguramente si hubiesen escogido a otra banda no se habría producido aquella imagen tan desoladora, ¡qué será por grupos!.

Así que tampoco voy a comentar nada del concierto porque no tengo ni la más remota idea de este tipo de grupos y les haría un flaco favor posicionándome.

Para los que os queráis hacer una idea de su música, os dejamos el myspace: www.myspace.com/25armax.

  
Arma X
 

Menos mal que luego aparecieron sobre el escenario los Transfer para animar el cotarro y caldear el ambiente, cosa que tenían difícil o fácil según como se mire, por un lado era sencillo porque no debían superar demasiado lo visto anteriormente y por otro lado era complicado porque nos había pegado una bajona que teníamos hasta sueño.

Pero ellos consiguieron resucitar a los allí presentes y reunir a un nutrido grupo de gente deseosa de escuchar en directo los temas de los veteranos valencianos.

Se centraron en sus canciones más míticas, empezando con “Dinero”, “Desde que te vi”, “Domesticao”, “La buena cara”, “Falsos dioses”, que fue la más antigua que tocaron, y “El pajarillo”.

El grupo se mostró eufórico y la acogida del público como no podía ser de otra manera fue en la misma consonancia. Además también supieron ser agradecidos y les dedicaron a los técnicos “La vida”, un tema nuevo incluido en “Cicatrices, 8 46025”.

Después de esta primera incursión en su más reciente trabajo llegó el turno de la mítica “Sin contrato”. Cuando escucho esta canción siempre me embarga un sentimiento de emoción y además no puedo evitar recordar la anécdota que contaron un día cuando un medio especializado situó esta canción como un himno a la precariedad laboral.

Los minutos iban pasando y se marcaron otro tema nuevo y genial, “Me estoy volviendo loco”, canción en la que hablan de la adicción al juego. Debo decir, sin ningún tipo de rubor, que todavía no he escuchado este disco de Transfer pero lo que allí oí me pareció bastante bueno.

Aquella fiesta iba tocando a su fin con otra melodía más o menos reciente, “Me han dicho...que dicen...” incluida en su penúltimo disco.

Transfer se fue despidiendo de sus Jentes con “Bakalao”, ¡qué fiestón, jejeje!, sin duda alguna todo un temazo que no dejó a nadie con los pies en el suelo, y estaban en medio de “Una y otra vez” cuando el telón se empezó a cerrar y les dejaron a mitad de canción.

Con este tema de que corten las actuaciones la polémica está servida, ¡qué sí, qué es una putada!, pero cada grupo ya sabe de sobra el tiempo que tiene, así que en cierto modo por respeto al resto de las bandas se deberían ajustar todos a lo marcado. Y no lo digo por Transfer en especial sino por varios grupos con los que pasó lo mismo.

Por otra parte tampoco creo que nadie se vaya a morir por que se demore el grupo siguiente un par de minutos, aunque si hiciesen eso todos igual al final el retraso era de más de una hora. Pues nada todo en esta vida es contradictorio, ¿qué fue primero el huevo o la gallina?.

Cambiando de tema, siguiendo con Transfer, y dejando las polémicas de lado echamos de menos algunos himnos míticos como “San Francisco de Jachís”, “Atrévete a pensar”,  “Somos más” o “Rock baboso”, pero bueno ya sabemos que en los festivales el tiempo está muy limitado y siempre se queda alguna en el tintero, a ver si podemos disfrutar dentro de poco de una dosis más abundante de los valencianos.

  
Transfer
 

Con el paso de las horas fue aumentando exponencialmente la gente que estaba disfrutando de los conciertos y Desakato fueron recibidos con un público bastante numeroso, y lo que es más importante con una gran expectación y con una motivación y un apoyo constante durante el concierto.

Esto no es nada más y nada menos que el resultado de algo que ellos se han ganado a pulso, ahora están recogiendo los frutos de lo que han ido sembrando con los apabullantes “Con el viento de cara” y “Miseria, sangre y plomo”, que por cierto está en descarga directa con libreto incluido en www.desakatorock.com.

Justo hace 365 días veíamos a los asturianos por primera vez en directo en el Lijabarda presentando aquella propuesta inicial, ahora llegaba la segunda  ocasión de verles para escuchar tanto aquellos temas como los que han sacado hace un par de meses.

Es inevitable dejarse sucumbir a la fuerza de este grupo que empezó dando caña a base de “Bajo la piel”, “África”, todo un placer escuchar esta canción por segunda vez en vivo, “En el ojo ajeno” y “Contra la pared”. Después siguieron destripando su “Miseria, sangre y plomo” esta vez acompañados por Pablo Viña, productor del disco junto a la propia banda, para ofrecernos “El mío camin”.

Retornaron al pasado reviviendo “Con el viento de cara”, ese disco con el que les descubrimos, para dejarnos un gran tema: “Octubres rotos”. Luego nos dejaron atónitos al ritmo de “Otro gramo”, una canción que me puso los pelos como escarpias y que desató la furia de los presentes. Y dieron por cerrada la presentación de su nuevo disco con “Cada vez”.

Para finalizar desgañitaron sus gargantas con un par de temas más añejos, el primero de ellos “Los Mineros”, que conquistó tanto a los locales como también al resto del público, y es que aunque la historia toque más de cerca a los que la han vivido a los demás también nos llega a impactar.

El último cartucho de dinamita que hicieron estallar fue “Libertad” con el que consiguieron impactar, rematando esta gran explosión que destruyó todo lo que se ponía su paso.

El concierto en líneas generales se puede describir como brutal y apoteósico, sin duda alguna fue una de las mejores actuaciones del viernes. Si hace un año Desakato nos dejaron impactados, en el Derrame no hicieron más que confirmar lo inevitable.

  
Desakato
 

Después de la sobresaliente actuación de los asturianos la gran desbandada de gente me rompió todos los esquemas, me parecía raro que la peña no se quedase a ver a A Palo Seko.

Los madrileños bajo mi punto de vista dieron un concierto bastante aburrido, por lo menos a mí no me gustó un carajo, tampoco es que me hayan atraído nunca, pero bueno había que verles y esperaba que lograsen cambiar mi opinión.

No aparecieron sobre el escenario subidos en un helicóptero como se especulaba, sino tras una larga intro después de la que empezaron con “Dales una sorpresa”, también nos dejaron otro tema nuevo de su “Disko rojo”: “Maquis Guerrilleros”, en el que Mimi sacó su vena panfletera para hablar sobre la Guerra Civil.

Siguieron con “Odio” y con otro tema de cuyo nombre no me consigo acordar. Lo que recuerdo es que me parecía que el escenario estaba un poco vacío, faltaba Koke, que fue sustituido por uno de los dos guitarras. Según la banda había sido detenido por las fuerzas de seguridad en Madrid, o por yo qué sé quién, y por eso no pudo ir al festival.

Para continuar con otro tema reciente, “Fraternización en el frente 1914”, y después “Cláusula de rescisión”, que fue aprovechada de nuevo por el batería del grupo para hablarnos de la selección española y del mundial. Luego siguieron con sus clásicos, “No a la tortura psicológica, no al regreso de los pecos”, “Si kieren trankilidad les daremos cementerios”, “Bloqueo” y “Pp Pinocho”. Para terminar el “Cara al culo” de La Polla Records.
En definitiva una actuación correcta sin más.

  
A Palo Seko
 

A los que no se quiso perder nadie fue a los locales Skama La Rede que consiguieron aumentar el público con creces y nos sacaron del abismo en el que nos habíamos metido con la anterior actuación.

En un principio me hizo cierta gracia que compartan con A Palo Seko su pasión por el personaje de Pinocho. Éste ocupa la portada del trabajo más reciente de Skama La Rede que se titula “Ye too mentira”.

Pero vamos que esto se queda en una mera anécdota sin más, porque no se puede comparar la impresión que dejaron los madrileños con la de estos asturianos que practican un ska, punk, folkrock capaz de despegar los pies del suelo aunque los tengas pegados con superglú.

Los ocho componentes de Skama La Rede se plantaron sobre el escenario para hacernos pasar un rato estupendo, tanto si sabías asturiano como si no y tanto si ya conocías al grupo como si era la primera vez que los veías. Además contaban con una nueva incorporación a la gaita, Xandru Vega.

La fiesta estuvo asegurada y recuerdo alguno de los temas que nos dejaron, entre ellos estuvieron bien al principio “Día de comedia”, y un poco más adelante la amena “Sonia”. Tampoco faltaron “Internacionalista” y “Yes mongol”, una canción recién salida del horno.

Resumiendo Skama La Rede se marcó un concierto con bastante nivel donde nos faltaron el buen rollo, los pogos y la alegría. Aunque el público no se quedó satisfecho del todo y fue inevitable que al final de la actuación repitiesen una y otra vez ¡¡Ö-3-3, Ö-3-3, Ö-3-3!!

  
Skama La Rede
 

Desde el Norte de España nos trasladamos a Valencia para disfrutar con el Rock&Roll de los Benito Kamelas. Contaron con una fiel legión de seguidores con la adrenalina preparada para salir de las entrañas, esperando a que los Benito diesen el pistoletazo para poder empezar a desfasar.

Tuve la impresión de que muchos de los allí presentes no les habían visto nunca en directo, aunque ya habían actuado hace un par de años en el Derrame. Nosotros hemos disfrutado de ellos en vivo más veces de las que seguramente recuerdo.

Salieron al escenario como suelen hacer, uno a uno empezando por el batería y acabando por Quini.

Tengo que decir que siempre que les he visto me han transmitido unas sensaciones estupendas, un buen rollo increíble y una mezcla especial de cariño y ternura. Sin dudarlo un momento es uno de esos grupos a los que les tengo entre los más recomendables, dentro de su estilo, y es que les honra bastante que nunca te dejen indiferente.

Empezaron a repartir con “Furgoneta”, “Sueños rotos”, “Loko” y “Cocaína”, consiguiendo enfervorecer a los presentes y metiéndose al público en el bolsillo desde el primer tema.

Luego llegó la emotiva “He decidido”, que dedicaron con especial cariño a Vicente Ferrer, persona que estuvo más de 50 años en la India trabajando por el bienestar de los más desfavorecidos.

  
8
Benito Kamelas
 

Después de un momento tan conmovedor llegó el momento de anunciar el gol de la selección española.

Para volver a centrarnos en la música se marcaron otro tema muy intimista como es “Fue mi abuelo”, personalmente opino que éste junto al anterior son de los mejores que ha parido esta banda.  A “Fue mi abuelo” le siguieron “Bla, Bla, Bla” y “Ayer soñé”.

El broche de oro a la actuación de Benito Kamelas lo pusieron el tridente de canciones formado por “Aquellas cosas que solíamos hacer”, “Y no cambiamos ni un solo minuto” y su ya mítica, aunque sea de las más antiguas, “Valencia ciudad”.

Benito Kamelas volvieron a demostrar de nuevo su capacidad innata para hacernos sonreír, y si nuestra risa es lo que le hace seguir pues seguiremos partiéndonos la caja para que no dejen de tocar.

Ahora eso sí, me parece a mí que igual tres años sin escuchar nada nuevo de los Kamelas, ¡uff, qué mal suena eso!, ¡jejejeje!, rectifico, tres años sin escuchar nada nuevo de los Benito, quizá son demasiados.

Y no es que me canse ni de su música ni de ellos, ¡ni mucho menos!, tal vez es que les tengo demasiado trillados y me gustaría que sacasen un disco para que mis expectativas sobre el grupo sigan creciendo.

  
Benito Kamelas
 

Del Levante nos fuimos hasta Madrid de la mano de Envidia Kotxina que siguen presentando “Difícil ser humano”, publicado hace ya un par de añitos. Pero vamos que si dan conciertazos como el del Derrame, por mí como si se tiran presentándolo 20 años, es broma, ¿eh?.

Probablemente mi euforia esa tarde estaba provocada porque era la segunda vez que veía al grupo con conocimiento de causa y porque ese último trabajo de los madrileños habrá sonado en mi coche sin exagerar más de 40 veces, y es que este es uno de los discos que tengo en la recámara para las veces que no tengo que escuchar algo en concreto para reseñarlo.

Empezó la fiesta “Con y contra quién”, y no sé si el bebercio ya iba haciendo estragos o si mi cuerpo comenzaba a ser consciente de la que se avecinaba que me pegó un subidón tremendo y me parecieron desde un primer momento como siempre brutales y más aún cuando empezaron con ese temazo.

Las crestas estuvieron durante toda su actuación tocando el cielo, se podían ver pocos pies en el suelo mientras el grupo iba disparando sus balas y haciendo que se levantase la polvareda a ritmo de “La revuelta de los miserables”, “Ke nunka enkuentren la paz” y “Hoy no puedo kantar”.

La banda continuó con gran atino para disparar unos dardos envenenados algo más novedosos con “Alimañas” y “El odio” para acabar de dejarnos con la boca abierta mientras bailábamos  “Ke asko me apestas”, la segunda y última canción que se marcaron de “En boka zerrada…”.

  
Envidia Kotxina
 

Luego estuvieron saltando entre “Kampos de exterminio” y “Así en la tierra como en el zielo”, demostrando de nuevo que este disco publicado allá por el 2003 es el que más les gusta o por lo menos las veces que les hemos visto siempre es con el que más se han deleitado, aunque con temas diferentes, no viven de las rentas y van cambiando el repertorio por lo menos desde la última vez que les vimos en Febrero del año pasado ¡puff, como pasa el tiempo, pensaba que hacía menos!.

Pues eso, aquello ya se convirtió en una auténtica debacle entre “Me meo en el mundo”, “Hoy ha muerto un niño”, “Se venden guerras”, que consiguió motivar como siempre y como nunca, “Un madero mil lapizeros” y “Por ké???”.

Después de esta explosión intuíamos que a pesar de resistirnos la cosa iba llegando a su fin, y nos ofrecieron otro gran himno de los más novedosos, “¿Dónde está esa democracia?”, ¡a saber!, si alguien la encuentra que me lo cuente.

Las últimas municiones fueron cinco trallazos que nos dejaron sin aliento, alternando también el cielo con los campos, con “Historias en blanko y negro”, “Lady di”, “A falta de paz”, “Deskiziao” y “El país de Alicia”. El final entre la vorágine de la vida y el pasotismo ante lo que ocurre fue nada más y nada menos que brutal.

Grandes, muy grandes estuvieron los madrileños, ¡Ohhh, qué maravilla!, ¡los pelos como escarpias!.

  
Envidia Kotxina
 

La noche ya había entrado y comenzó el momento de los clásicos. Los primeros de ellos Reincidentes.

Se subieron al escenario arropados por un público más que numeroso después de una larga intro para comenzar su actuación con los clásicos “Grana y oro” y “Un día más”. Después de esto se les fue el sonido de los monitores y pararon el concierto unos minutos.

Siguieron con “Jornaleros andaluces” y "Nazis nunca más", volvieron a repetir que no se oían absolutamente nada.

Yo entiendo que sea bastante molesto no escucharse y patatín y patatán, pero en cierto modo me parecieron cansinos, ya que no paraban de repetir lo mismo. Por otro lado si después de tanto años no te sabes las canciones como para poder cantarlas en condiciones ¡apaga y vámonos!.

Por otro lado me pareció un tanto demagogo no parar de decir que lo sentían mucho, que al público le debían una pero que no era culpa suya y tal y cual y pascual. Por sus palabras más bien daba la impresión más bien de que lo que querían era que la gente se cabrease con la organización del festival, ¡en fin, serafín”!.

A pesar de las adversidades continuaron con las míticas “¡Ay! Dolores”, “Yaveh se esconde entre las rejas” (la más añeja de todas las que tocaron), para presentarnos un tema que incluirán en su próximo disco, “No podemos esperar”.

Aquello siguió con “Latinoamerica”, “Paisa (La canción del estrecho)”, “Rip-Rap” y “Jartos de aguantar”, donde un colectivo se subió con una pancarta de la huelga general, algo totalmente panfletero y fuera de lugar que sin duda alguna estuvo de más.

Entre medias dijeron que iban a tocar otro tema nuevo pero que como no se oían pues no lo tocaban, ¡pues hombre si no se lo saben ya como para ofrecerlo!. A mí me estaba entrando hasta angustia de verles pasarlo tan mal.

La agonía llegó a su fin 15 minutos antes de lo esperado con “Vicio”, “Aprendiendo a luchar” y “La Republicana”. Visto lo visto, un concierto por cumplir y con mucha mala baba a cada palabra, mejor habría sido parar al segundo tema y buscar una solución. Poco más puedo decir, espero que al grupo se le olvide pronto el mal rato que pasaron y que nos supieron transmitir a la perfección haciendo que disfrutásemos bien poco de su actuación.

  
Reincidentes
 

Obús llegaron y tocaron el cielo con la punta de las manos. El suyo fue uno de los mejores conciertos del viernes y consiguieron meterme en su bolsillo a la primera de cambio. Aparecieron como las auténticas estrellas que son tras una larga intro y flanqueados por dos cañones de fuegos artificiales.

Nos ofrecieron según creo recordar casi una decena de canciones, empezando por el primer tema de su nuevo disco, “Corre mamón”, para alternar este recién parido “Cállate!” con otro que cuenta ya con 26 añitos como la que suscribe, y no es otro que “El que más”, así se sucedieron “La raya”, “Cállate”, “Autopista”, “Mi amigo el diablo” y “Juego sucio”.

El momento del día y la foto del festival nos da dieron Fortu, Paco y Fernando cuando el primero se agacho de rodillas lentamente al suelo, y mientras entonaba un tema Fernando y Paco aporreaban los instrumentos con los pies clavados en la espalda de la voz cantante.

Para acabar su estupenda actuación alternaron algo más los discos y nos dejaron “Pesadilla nuclear”, “Te visitará la muerte” y “Que te jodan”. Sin ser una gran fan de este grupo y sin haberlos seguido ni mucho ni poco puedo decir que para mí fueron de las grandes sorpresas del festival.

Aquello acabó con Fortu comparando el haber estado allí con un orgasmo y presentando a la banda excediéndose del tiempo marcado y con los micros apagados.

  
Obús
 

Los Barón Rojo dieron también un concierto bastante a la altura de las circunstancias en el que repasaron una trayectoria que les viene avalando desde hace más de 20 años, desgranando una pequeña parte de la mayoría de todos los discos que han ido publicando.

El respetable creció con creces y eran fácil perderse entre la marea de gente. De lo primero que pudimos oír fue algo de lo más recientemente publicado, “Al final, perderán” de “Ultimasmentes

Tras este estallido de fuerza continuaron con “El enemigo a abatir” y “Casi me mato” para volver a ese “Desafío” de la mano de los “Hijos del blues (Generación perdida)”.

Pudimos ver sobre el escenario una energía implacable y unas buenas maneras envidiables, adquiridas como consecuencia natural de la mejora con el paso del tiempo. Aunque tampoco tendría por qué ser así que de todo hay en la viña del señor.

Con la música por bandera y como estandarte nos dejaron los clásicos “Hermano del rock & roll”, “Cuerdas de acero” y la mítica y añeja “Larga vida al rock & roll”.

Aquello acabó con “Señor inspector” y “Resistiré” y con un caramelito de limón para los anteriores que se subieron al escenario, ¡digo yo que sería por ellos!, comentando que acababan a su hora y no como otros.

  
Barón Rojo
 

Eran las 2:00 de la madrugada, llevábamos 12 horas de música que se dice pronto y por lo menos yo ya tenía el cuerpo para pocas jotas, pero aún así parte de mi alma y de mi mente le ganó la batalla a la carne para seguir luchando por estar despierta y disfrutar de alguna hora más de música.

Enseguida aparecieron por el escenario los Ilegales y el cansancio se esfumó como por arte de magia, aunque gran parte de la culpa de ello la tuvieron los señores que estaban sobre las tablas.

Aunque parezca mentira aunque me de vergüenza hasta decirlo era la primera vez que veía a este grupo en directo.

Nunca es tarde si la dicha es buena pero manda madre que justamente les vaya a conocer cuando están en plena gira de despedida. Dicho lo cual se pueden todos imaginar que aquello estaba hasta las trancas.

Se recrearon con el disco “Todos están muertos”, ¡madre mía este álbum tiene nada más y nada menos que 25 primaveras!, y empezaron su actuación rindiéndole tributo con “Todo lo que digas que somos” y “Hacer mucho ruido”.

Dieron un salto aún más salvaje en el tiempo de 3 años atrás para tocar su particular “Hombre solitario” de aquel primer disco “Ilegales”. La euforia se fue desatando y el ritmo fue frenético dentro de lo que cabe. Volvieron a los fallecidos, y nunca mejor dicho, con “Ella saltó por la ventana”.

  
ilegales
 

Algo más avanzado el concierto se marcaron “Tiempos nuevos, tiempos salvajes” donde la banda soltó toda su fuerza de un zarpazo para impactar en la genta haciéndola disfrutar hasta límites insospechados. Después llegó un tema de su segundo disco que según ellos mismos afirmaron no solían tocar mucho en directo, “Agotados de esperar el fin”.

La muestra de “(A la luz o a la sombra) todo está permitido” vino de la mano de “Todo está permitido” valga la rebundancia. Y así continuaron hasta llegar a casi una veintena de canciones, a pesar de lo cual Jorge anunció que les gustaba tocar unos cuantos temas más y que volverían a Asturias para quedarse bien a gusto.

Algunas de las canciones que aquella noche sonaron y las que me dejaron más impactada fueron “Odio los pasodobles”, “Yo soy quien espía los juegos de los niños”, tras la cual Jorge cambió de guitarra,  “Bestia, Bestia”, “Problema sexual”…

Jorge acabó presentando a la banda para dejarnos la última muestra de su arte con “Destruye”.

Que a estas alturas venga yo ahora a decir que me parecieron una gran banda puede llegar a ser hasta absurdo pero realmente me causaron una muy buena impresión y nunca está demás comentarlo. Y por cierto, si nos tenemos que ir a Asturias para volver a disfrutar de ellos no creo que lo dudemos mucho porque dieron un gran concierto.

  
ilegales
 

Siniestro Total aparecieron por el festival convirtiendo a la gente en una auténtica masa ávida de escucharles. Apenas vimos cinco canciones de ellos y es que muy a mi pesar el cuerpo no me daba para más, y mira que lo intento año tras año, pero me resulta imposible aguantar el tirón desde el primer hasta el último grupo.

Abrieron su actuación con “Vamos muy bien”, a la que le siguió  “Quiero bailar Rock and Roll”. Los temas añejos se sucedieron con “Vámonos a kwai”, después de la cual dieron las boas noites y preguntaron cómo había quedado Portugal en el partido.

Nos íbamos marchando del recinto y estaban sonado “Chusma” y me entró la risa mientras escuchaba ya algo lejos “Jóvenes, vírgenes y castos”.

Me despedí hasta con pena de los gallegos mientras iba andando, pero en aquellos momentos me tiraba más miña cama blandita. Había que descansar bien para poder estar en condiciones para el sábado, lo que nos esperaba no era moco de pavo precisamente.

Tercera Jornada: sábado 26 de junio de 2.010

  
Siniestro Total
 
 
Insonoro.com
::.:: Comentarios ::.::
 
 
comments powered by Disqus
..:: Listado Fotos
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
  
 
 
..:: Crónicas
 
 
  
19/11/2017 - El Dorado
Logroño (La Rioja)
 
 
  
10/11/2017 - Palacio de los Deportes
Santander (Cantabria)
 
 
  
04/11/2017 - La Cueva
Palencia (Palencia)
 
 
  
10/11/2017 - La Tribu
Muriedas (Cantabria)
 
 
  
04/11/2017 - Sala Santana 27
Bilbao (Bizkaia)
 
 
  
31/10/2017 - Sala Bikini
Barcelona (Barcelona)
 
 
  
11/11/2017 - Sala La Riviera
Madrid (Madrid)
 
 
  
04/11/2017 - Black Bird
Santander (Cantabria)
 
 
  
06/11/2017 - Café de la Palma
Madrid (Madrid)
 
 
  
08/11/2017 - Sala La Riviera
Madrid (Madrid)
 
 
  
02/11/2017 - Sala Custom
Sevilla (Sevilla)
 
 
  
03/11/2017 - Joy Eslava
Madrid (Madrid)
 
 
  
28/10/2017 - Sala Mítika
Vitoria-Gasteiz (Araba)
 
 
  
03/11/2017 - Nuevo Charles Tavern
Vargas (Cantabria)
 
 
  
04/11/2017 - Sala Stage Live
Bilbao (Bizkaia)
 
 
 
     
 
  
Insonoro.com, desde 2003
  
Insonoro.com Navega Busca Colabora Usuarios
              
    Contacto     Noticias     Salas de conciertos     Noticias     Facebook
    Tienda     Crónicas de conciertos     Agenda, conciertos     Conciertos     Twitter
    Publicidad     Reseñas de discos     Enlaces     Enlaces     Youtube - Canal nacional
    Logos     Entrevistas     Búsqueda general       Salas de conciertos     Youtube - Canal internacional
    Licencia CreativeCommons     Rumiaciones          Youtube - Canal entrevistas
    RSS - Noticias     Canciones           Vimeo
      Videos         iGoogle
      Tinta & Decibelios         
       Fotos finales