COLABORACIONES
 Crónica
 
Menos Lobos
  22/01/2022     
  Txutxy Cano     
  Txutxy Cano
  Escenario Santander, Santander, Cantabria
www.insonoro.com

La verdad es que estamos viviendo un inicio de año bastante malo por el incremento de casos por este maldito coronavirus que vino a nuestras vidas ya casi hace 2 años y que no deja de interferirse en las mismas, siendo muchos los familiares y conocidos que han sido infectados en estas últimas semanas.

Si bien es cierto que en el día a día las cosas siguen su discurrir más o menos normal, no es así en el mundo de la música en directo, uno de los mayores perjudicados por las medidas que los diferentes gobiernos están tomando, y es que la situación es tal que tu puedes ver un partido de futbol en un bar lleno hasta los topes pero que haya un grupo tocando en el mismo local está prohibido.

Y así llevamos todo el mes de enero, que comencé con un concierto el primer día del año, pero que después ha sufrido un sinfín de cancelaciones sin mucha justificación, lo que me hacía plantearme si realmente este sábado 22 podríamos ver en directo a los Menos Lobos presentando su nuevo disco “Hasta que el rock nos separe”, publicado a finales del pasado 2021.

Finalmente los astros se alinearon y la actuación tuvo lugar como estaba previsto en un Escenario Santander al que no había regresado desde hacía casi 2 meses, en un concierto que había generado mucha expectación dentro de la escena rockera cántabra, primero por el nombre que tienen ya Menos Lobos dentro de la misma y, segundo, por lo bien que ha sido recibido el disco que venían presentando.

Si no me falla la memoria, la primera vez que vi a la banda fue en el 2009 en aquel Azero Grado Fest , y desde entonces la formación se ha mantenido prácticamente igual, con Pablo Gómez a la voz y la guitarra, Pablo Rioz “Domper” a la guitarra, Eloy Campillo a la batería y el único cambio de Nacho Giner por Rubén Bilbao al bajo ya hace 8 años, siendo la última vez que les vi a finales de junio del pasado año

  
Menos Lobos
 

Una vez llegué al recinto pude ver que la sala iba a tener una gran afluencia de gente, siendo el concierto sentado, con las sillas puestas en fila y juntas, algo que no entiendo mucho de estas normativas porque estábamos más juntos sentados que si hubiésemos estado de pies pero….

Cualquiera que haya ido al Escenario Santander sabe que las horas se cumplen afortunadamente a rajatabla y a las 21.00 salían los músicos al escenario con una intro de fondo y entre los aplausos de los presentes, contando en esta noche con la presencia de David Costas a los teclados, para comenzar, como en el disco que venían a presentar y que repasarían en su integridad, con “Te guiaré”, acompañada con algo de pirotecnia, una pieza que fue muy cantada desde que fue reconocida y que fue una excelente manera de arrancar la velada.

Pero no sólo se iban a centrar en su actual disco sino que tocarían algunos de sus más conocidos temas como ese “Llanero solitario” que aparecía en su anterior obra “De cero a 100”, aunque parezca mentira de hace ya 5 años y que fue unida a la anterior, muy celebrada y es que es de las más esperadas de su repertorio, pasando a preguntarnos qué tal estábamos y reconocer que llevaban mucho tiempo esperando este momento de presentar ese “Hasta que el rock nos separe” que contiene canciones como “ Invierno”, otro gran corte de esta álbum, también muy bien recibido y con nueva presencia de pirotecnia, mientras la gente coreaba el estribillo.

Siguiendo con el recorrido por el disco que venían presentando, era el turno de “El espejo”, la canción más extensa del mismo y que comienza de manera muy relajada para después coger intensidad y dejarnos un verdadero temazo, probablemente de los mejores del álbum, y que fue seguido por “Como si nada”, con Nacho animando para que cantásemos con ellos, una pieza muy rocanrolera y con Domper luciéndose a la guitarra.

Nos confesaron que tenían intención de contarnos de que iban los temas pero que era mejor que cada uno lo interpretásemos como quisiésemos, siendo el turno del ese clásico en que se ha convertido “De cero a 100”, el que daba nombre a su anterior trabajo, y en el que, como desde el inicio del concierto, un par de chicos nos animaban desde debajo del escenario con unas cartulinas para que apoyásemos a la banda, antes de que ésta nos preguntase si queríamos más caña, con la lógica afirmativa respuesta, siendo el turno de “Muérdeme”, otro corte de su disco de hace 5 años y que también fue muy cantado.

  
Menos Lobos
 

No querían que aquello se enfriase y la anterior pieza fue unida con ese “Hasta que el rock nos separe” que da nombre a su más reciente obra, muy intensa y buscando y logrando esa conexión con un público muy entregado y con el añadido de la pirotécnica en la parte final, para, tras algún cambio de instrumento, proseguir el repaso a este trabajo con ese “Ven hacia mí” y es que, como desde el escenario nos dijeron, a veces nos te llega la inspiración y otras veces te llega sin esperarlo, un blues muy logrado y que da ese punto diferente a lo que la banda nos tiene acostumbrado.

De vuelta a su anterior trabajo, quisieron dedicar la siguiente, “Mordaza”, a quienes quieren tapar voces que no deberían ser calladas, una de las canciones que más me gustaban de dicha obra, para continuar, mientras pedían unas palmas, con ese “Nada de nada” para el que contaron con la presencia del gran Nando de La Fuga a la guitarra y también la persona encargada de grabarles el disco, dejando, como es habitual, su maestría y buen hacer sobre las tablas, en un tema muy pegadizo; sin duda, uno de los momentos más especiales de toda la noche.

Dejaron momentáneamente este disco para recordar “La suerte está echada” del 2012, su primer trabajo si exceptuamos su maqueta, con precisamente ese “Frente a frente” que lo abría, muy guitarrera y una vez más logrando la participación del público para que cantasen con ellos y no solo eso sino que éste, a propia iniciativa, prolongó el final de la canción ante la sorpresa de los músicos.

  
Menos Lobos
 

Nos avisaron de que la velada se iba acabando y que la noche tenía que ser como el título de la canción que iban a tocar de su nuevo álbum, “Sin frenos”, una pieza muy pegadiza y muy del estilo habitual de la banda, tras la que hicieron un tímido amago de irse pero los asistentes queríamos más, continuando con una de los temas que más han calado de este disco como es “Nunca haber sido”, con Nacho a la voz principal, muy aclamado y que hizo que la gente estallase y se pusiese en pie en su mayoría y es que es mucho lo que trasmite dicho corte.

Animándonos a darlo todo, era el turno de ese “Héroes”, registrado en su anterior referencia, un muy merecido homenaje a Lemmy y que fue muy aclamado y cantado por un público que ya no se volvió a sentar y que ocupó las primeras filas, tras la que hicieron otro amago de irse pero aun quedaba un tema por tocar de esta obra que estaban presentando y éste era “2020”, recordando esa lamentable fecha en que todo cambió y no para mejor, y que es una reflexión personal de ese año, muy emotiva y probablemente un clásico ya, con de nuevo la pirotecnia haciendo acto de presencia.

Ahora sí que dejaron el escenario, pero regresaron ante la insistencia de la gente, siendo David el que inicio “El mañana (A mí me gusta)”, de su anterior referencia y que es otra que no puede faltar en sus directos, haciendo agacharse a la gente que estaba de pie para luego hacerlos subir, contando con más presencia de pirotécnica y abandonado de nuevo el escenario.

Y aunque en su setlist no había más temas, hay una pieza que la gente llevaba pidiendo durante toda la velada, así que allá subió Nacho y cogió una cartulina en donde pedían esa “Caperucita”, el corte con el que abrían aquella maqueta llamada “Sin rumbo” del 2008, siempre muy aclamado y que nos animaron a cantar ya que es nuestra canción, con la gente disfrutando por todo lo alto y concluyendo su actuación, tras algo más de hora y media sobre las tablas, con más pirotecnia y la banda saludando desde el escenario.

  
Menos Lobos
 

Menos Lobos dieron posiblemente el mejor concierto de su trayectoria, con un equipo de sonido, luces y pirotecnia de grandísimo nivel que realzó aun más lo que allá arriba estaba pasando, y dándolo todo tanto el grupo como el público, demostrando ese hambre que había de música en directo.

En lo musical la banda estuvo esplendida, demostrando la calidad que tienen los nuevos temas, junto a lo mejor de su anterior lanzamiento, con un breve guiño a sus orígenes y dejando de lado su Ep “Salvaje” del 2015, pero es que el grupo ha crecido muchísimo con estos dos últimos discos y sin duda han de llegar todavía más lejos. De momento en Cantabria y desde esta noche ya son uno de los grandes grupos si no lo eran ya.

Esperamos ver muy pronto de nuevo a la banda pero de momento toca seguir saboreando su música y disfrutar de este “Hasta que el rock nos separé” que es un discazo.

www.facebook.com/MenosLobosRock
www.youtube.com/channel/UCY6YSjkRfMKetFbrWaRnCtA

Y así, después de haber disfrutado de esta gran noche con el hoy quinteto cántabro, me fui del Escenario Santander con el último disco de Menos Lobos en el bolsillo y satisfecho de ver como esa banda de jovenzuelos que vi hace 13 años se ha convertido en lo que hoy son y bien merecido que lo tienen.

  
Menos Lobos
 
 Fotos
 
  
 
Menos Lobos
 
 Comentarios
comments powered by Disqus
Crónicas
15/05/2022 - Auditorio Miguel Rios
Rivas Vaciamadrid (Madrid)
21/05/2022 - Centro Cultural
Cartes (Cantabria)
07/05/2022 - Centro Cultural
Cartes (Cantabria)
14/05/2022 - Sala Starving Club
Madrid (Madrid)
06/05/2022 - Escenario Santander
Santander (Cantabria)
23/04/2022 - Centro Cultural
Cartes (Cantabria)
22/04/2022 - El Refugio de Tanos
Tanos (Cantabria)
07/05/2022 - WiZink Center
Madrid (Madrid)
29/04/2022 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
06/05/2022 - Sala Trashcan
Madrid (Madrid)
09/04/2022 - Motogroup Piélagos
Vioño (Cantabria)
29/04/2022 - Sala Summun
Santander (Cantabria)
28/04/2022 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
08/04/2022 - El Surtidor
Sarón (Cantabria)
01/04/2022 - El Varuko
Vioño (Cantabria)