COLABORACIONES
 Crónica
 
Sôber + Contrabanda
  08/10/2022     
  Txutxy Cano     
  Txen Yang
  Escenario Santander, Santander, Cantabria
www.insonoro.com

La verdad es que, afortunadamente, y pese a las restricciones y zancadillas que se siguen poniendo en algunas localidades, seguimos disfrutando en Cantabria de una amplia oferta de conciertos, lo que me hace tener que decidir entre varias opciones que me resultan interesantes y, por tanto, teniendo que dejar de lado eventos a los que, en otras circunstancias, hubiese acudido.

Eso me ocurría el sábado 8 de octubre, pero tenía muy claro que esa fecha era la de mi vuelta al Escenario Santander, tras más de 4 meses sin estar entre sus paredes, un verdadero lujo de local que tenemos en nuestra comunidad y al que voy a volver varias veces de aquí a final de año.

El motivo de visitar este recinto era la presencia de Sôber en Santander, la tercera vez, si no me falla la memoria, que el cuarteto visitaba el Escenario Santander, las mismas veces que les he visto yo en directo, y lo iban a hacer con la compañía de Contrabanda como grupo invitado, aunque para esta ocasión no pudieron contar con Bon Vivant, que completaban, en un principio, el cartel.

  
Contrabanda
 

Al llegar al Escenario Santander tuvimos que hacer cola para poder acceder a su interior, encontrándonos con una buena entrada que, sin llegar ni con mucho al lleno, sí que dejó una buena afluencia para ver a ambas bandas.

En este recinto no hay tiempo que perder y con la habitual puntualidad que caracteriza, apenas pasaban unos minutos de las 21.00, subieron a las tablas los madrileños Contrabanda, formados en el año 2005 e integrada por Tony a la voz, Juankar a la guitarra, Soto al bajo y Luis Oeo a la batería.

Dicha formación tiene publicidades hasta la fecha cuatros discos: “Trece” del 2010, “Despertar” del 2013, “Retrophonic” del 2016 y su más reciente “Ingrávido” del pasado 2021.

La banda se sitúo en el escenario de manera sigilosa, pero cuando comenzaron a tocar “Maldición”, la que abría su anterior disco, aquello empezó a sonar cañero, buscando con ademanes la implicación del público para que éste se animase, una canción muy pegadiza y para la que lograron las palmas de los presentes, para, tras saludarnos y presentarse, continuar con “Todo acabo”, la que le seguía en su tercer trabajo, con un ritmo constante y animado, mientras el guitarrista se lucia en esta coreable pieza.

  
Contrabanda
 

Confesaron que tenían ganas de estar en Santander, agradeciendo a Sôber y a su equipo el trato obtenido, para continuar con “Mala suerte”, la primera que sonaría de su más reciente plástico, que arranca con un sonido bailable y que contiene un estribillo que engancha y es que el estilo de la banda contiene canciones pegadizas pero potentes, para, continuando en su actual referencia, ser el momento de “Hola mundo”, que empezó relajada y tranquila, pero con ritmo más adelante  y un pegadizo estribillo, dando como resultado un pieza muy lograda y quedona.

Uno de los temas que primero me han entrada de su nuevo disco ha sido “Berlín”, que fue el siguiente en caer, muy bailable y pegadizo y de los que se te quedan rápido, con un buen solo se guitarra y pidiendo y logrando las palmas de la gente, que estaba disfrutando con el grupo, el cual confesó que al siguiente corte, “El círculo se cierra”, también de su obra del pasado año, le tenían mucho cariño porque está escrito por alguien muy querido,  comenzando relajado y siendo una bella pieza, tranquila pero con fuerza añadida.

Se tomaron un brevísimo respiro, y es que era mucho la intensidad que estaban dándole a su actuación, para continuar con “Maldito miedo”, también de su más reciente creación y con el que retomaron la parte más cañera de su música, con un sonido potente y pegadizo y a la vez muy movido y animado, tras el que agradecieron nuestros aplausos y retiraron lo encantados que estaban de tocar con Sôber, siendo Juankar el que diese inicio a “Emperatriz”, de su segundo disco, con ese sonido inicial tan guitarrero, dejando una pieza muy pegadiza, con mucha fuerza y muy cañera.

  
Contrabanda
 

La siguiente pieza, “Muero entre tus ojos”, de su anterior trabajo, fue presentado como un clásico de su trayectoria, empezando tranquilo, pero con esos efectos de fondo y la guitarra dando fuerza al corte, con un estribillo pegadizo y pidiendo palmas en la parte final, tras el cual tiraron al público un puñado de discos y se despidieron con “Miedo”, también de su obra del 2016, comenzando con fuerza y con Tony acercándose a las primeras filas para sentir el calor de los presentes, siendo un tema pegadizo y movido, concluyendo dándonos las gracias y presentando a los componentes de la banda.

En apenas 45 minutos Contrabanda dieron un muy buen concierto, consiguiendo ganarse a la gente, pese a que muchos no los habíamos escuchado en profundidad, con unos músicos que demostraron un gran nivel musical y un cantante que, además, sabe ganarse al público con sus continuos gestos y esa cercanía que demostró.

Son una banda con una música muy agradable, con canciones con mucho gancho y que se puede percibir en los cuatro discos que hasta la fecha tienen editado, pero sin obviar la calidad de unos músicos que, con esta propuesta, deberían tener más reconocimiento del que tienen.

Para mi fueron un gran descubrimiento, en el que espero seguir profundizando y una banda a la que me gustaría volver a ver pronto por aquí.

contrabanda.es
www.facebook.com/ContrabandaOficial
www.youtube.com/channel/UCdq5Y443MRpz-0s3Hj631yA
www.instagram.com/contrabanda_13

  
Contrabanda
 

El cambio entre grupos fue bastante ágil, algo que demuestra la profesionalidad con que se hicieron las cosas, lo cual se agradece porque no hay nada más tedioso para un espectador que una larga espera entre bandas, pero ese no fue el caso y enseguida me volvía a reencontrar con Sôber en el mismo sitio donde los vi por última vez.

Sin duda, Sôber, con casi tres décadas de trayectoria, fueron uno de los grupos que cambió el rumbo del rock y del metal estatal a principios del presente milenio, algo que se puede apreciar por la gran cantidad de bandas que se han visto influidos por su estilo y que surgieron a raíz de su reconocimiento, contando hasta la fecha con nueve discos de estudio, al margen de grabaciones con orquesta, recopilatorio y demás, y estando la formación compuesta, como es sabido por todos, por Carlos Escobedo a las voz y el bajo, Jorge Escobedo y Antonio Bernardini a las guitarras y Manu Reyes Jr. a la batería.

Con ese enorme telón de fondo, empezó a sonar el “Back in black” de los AC/DC por los altavoces, prueba inequívoca de que aquello estaba a punto de iniciarse y lo haría con el mismo corte con el que se abre su reciente disco “Elegía”, publicado el pasado año, es decir con “Mi heroína”, una maravilla de canción, con una preciosa letra, muy cantada y sonando brutales, tras la que nos dieron las gracias, antes de continuar con “Elegía”, la que precisamente daba nombre a su presente plástico, empezando lenta, pero con aire grandilocuente, mientras el cuarteto seguía sonando muy poderoso e intenso.

  
Sôber
 

Nos agradecieron nuestra acogida y lo pacientes que habíamos sido, ya que este concierto estaba previsto para marzo de este año, pero toda la situación del COVID lo retrasó hasta esta fecha, siendo el momento del color rojo de “Vulcano”, el tema que daba título a su disco del 2016, con todo el mucho cantado y Carlos animando a hacerlo, sonando muy intensos y con un gran solo de guitarra de Antonio, para pasar del fuego a ese copo de nieve que se detiene, es decir, era el momento de “Blancanieve”, de su trabajo titulado  “Letargo” de hace 8 años, pidiendo palmas, con un gran solo de Jorge muy cañera y muy aclamada por una concurrencia que estaba disfrutando mucho de la actuación de los madrileños.

Sin casi pausa, era ocasión de regresar a su más actual lanzamiento con “Máscara de hierro”, con Carlos y su bajo siendo los encargados de darlo inicio, para dar paso a un sonido más potente, siendo una pieza pegadiza y relajada, pero con fuerza, animándonos a acompañarlos con las palmas antes de ese gran solo de Antonio y con la batería martilleando, siendo el sonido precisamente de la batería el que dio comienzo a “La araña”, de ese “Superbia” de hace 11 años y que supuso la vuelta a la actualidad de la banda tras un parón, pidiéndonos alzar los cuernos y con toda la gente jaleando, sonando muy intenso y contundente.

Antes de continuar, quisieron agradecer al Escenario Santander su labor y aconsejar a  las nuevas generaciones que disfruten, que el reloj siempre está detrás, siendo el momento de “Tic tac”, otra de su obra del 2011, empezando relajado y que es un temazo, muy pegadizo y con la formación sonando como una verdadera apisonadora, para pasar a “Verona”, uno de los adelanto del nuevo disco, y que fue enlazado con el anterior corte, contando con ese sonido tan grandilocuente y épico y sonando muy bien, con esos cambios de ritmo que tan bien les quedaron.

  
Sôber
 

Llegaba un momento de relajarse y mostrarse contento de ver caras conocidas, para pasar a “Sombras”, de aquel recopilatorio llamado “De aquí a la eternidad” del 2010 y en donde se incluían algún tema inédito como éste, el cual supuso el regreso de la formación y, como nos dijeron desde el escenario, se quitaron las sombras, muy cañero y potente, con cambios de ritmo, pero sin perder esa fuerza y sonando pegadizo, para anunciarnos que había llegado “El día de la liberación”, con el que retomaron el actual plástico, con ese sonido futurista, para luego meter caña y esas voces grandiosas grabadas, siendo una pieza muy pegadiza y que me gustó mucho.

Sin casi pausa, era el turno de “El hombre de hielo”, de aquel disco llamado “Reddo” y que publicaron en el 2004, poco antes de su separación, con el bajo uniendo este corte con el anterior y comenzando de manera relajada, con ese sonido característico de su primera etapa, cogiendo luego más fuerza y agresividad, siendo muy cantado por todo el mundo y dejando una pieza impresionante.

Tras ésta se fueron y, aunque se hicieron de rogar, el movimiento en el escenario hacía presumir que enseguida regresarían, dejándonos en el mismo un pequeño kit de batería y dos asientos más, mientras comenzó a escucharse un sonido grabado, que dio paso a “Estrella polar”, de su disco “Vulcano” del 2016, y vimos a Carlos cantando por entre el público, siendo un momento muy entrañable y especial para todos, una canción muy celebrada y muy bonita, subiendo ya el vocalista con sus compañeros para la parte final de la misma.

Siguiendo con ese formato más acústico, era el turno de “Eclipse”, de su actual referencia, también relajada y es que, como nos dijeron desde las tablas, los sentimientos tienen que fluir, muy pausada y demostrando la fenomenal voz que posee Carlos, tras la que se mostraron maravillados de poder contar con nosotros después de tanto tiempo,  regresando a su obra de hace 6 años con “La escalera”, la cual Carlos dijo que la escribió sobre esa enfermedad maldita que es el cáncer, sonando relajado y tranquilo, pero con mucho corazón y dejando otro momento muy entrañable.

  
Sôber
 

De nuevo se fueron del escenario, para regresar al poco tiempo, ya en formato habitual, y llevarnos al éxtasis con ese mix de su segundo disco, “Morfología” del 1999 y con el que comenzaron a ser reconocidos, y que es un trabajo que, como la misma formación reconoció desde las tablas, es muy querido por sus seguidores, sonando trozos de la genial “Abstinencia”, “Caída libre”, “Condenado”, “¿Qué hice mal?” y una interpretación más extendida y muy celebrada de su primer single “Loco”, dejándonos un momento inolvidable para el recuerdo.

Tras este extenso medley, de nuevo se fueron, para regresar ya con la traca final, que comenzaría con Antonio haciendo sonar su guitarra a modo de intro de la popular “Arrepentido”, que abría su imprescindible “Paradÿsso”, de hace 20 años, deseando que nadie allí se sintiese así, muy coreada y es que es un clásico, conocida por todos, muy esperada y cantada, anunciando que iban a ir yéndose, agradeciendo a Contrabanda su actuación, siendo el turno de “Náufrago”, de “Superbia”, una canción emblemática y en la que pidieron que encendiésemos las linternas de nuestros móviles, ya que hoy en día casi nadie lleva mecheros, iluminándose la sala, siendo una pieza muy bonita y cantada por todos los presentes, dejándonos un momento muy especial.

Pero no se podían ir sin agradecer a su equipo su buen hacer y dedicando a los presentes “Diez años”, también de su obra del 2002, con toda la sala cantándola, luciéndose con breves solos, primero Carlos, luego Antonio y más tarde Jorge, para ser Manu el que hiciese un solo más amplio, muy poderoso y tocando alrededor de parte de la batería, tras la que concluirían la canción y también el concierto, después de, más o menos, dos horas de actuación.

  
Sôber
 

No pararon de saludarnos y de lanzar objetos a un público todavía extasiado por el gran concierto que acabábamos de ver de unos Sôber que estuvieron realmente aplastantes y que tiene un directo brutal, trasmitiendo mucho y consiguiendo una gran comunión con sus seguidores, que se mostraron encantados por lo allí vivido, igual que lo hacían los que habían ido por curiosidad.

Que Sôber son una banda de gran repercusión y calidad contrastada es una obviedad, pero lo que demostraron esta noche, como lo llevan haciendo las otras veces que los he visto, es que su propuesta escénica es realmente espectacular, logrando realzar esos temas, que ya de por si son grandes, pero que en vivo se magnifican.

Sin duda alguna ver a Sôber en directo, no solamente merece la pena, sino que es una experiencia que no olvidarás fácilmente.

www.soberband.com
www.facebook.com/OficialSober
www.youtube.com/channel/UCtTFym1Wq_4OWcm9YJSPw1A
www.instagram.com/soberoficial/?hl=en

Después de saludar y despedirme de algunos amigos, tomé rumbo a casa, muy feliz por estos dos conciertos vividos, primero el de unos Contrabanda que se ganaron muchos seguidores esta noche, y después con Sôber, quienes sentaron cátedra en este lugar tan especial que es el Escenario Santander y que sigue siendo una cita obligada de prácticamente todas las grandes bandas de la escena estatal; que se por muchos años.

  
Sôber
 
 Fotos
 
  
 
Contrabanda - Sôber - Ambiente
 
 Comentarios
comments powered by Disqus
Crónicas
25/11/2022 - Rock Palace
Madrid (Madrid)
25/11/2022 - Sala Jimmy Jazz
Vitoria-Gasteiz (Araba)
18/11/2022 - Sala Kaya
Madrid (Madrid)
19/11/2022 - Asociación Cultural Octubre
Sierrapando (Cantabria)
18/11/2022 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
15/11/2022 - Sala Moon
Madrid (Madrid)
22/11/2022 - Sala Cool
Madrid (Madrid)
19/11/2022 - Wizink Center
Madrid (Madrid)
12/11/2022 - Groez
Torrelavega (Cantabria)
29/10/2022 - Pabellón
Cuevas de Almudén (Teruel)
11/11/2022 - Sala Niágara
Santander (Cantabria)
05/11/2022 - La Cueva
Palencia (Palencia)
05/11/2022 - Motogroup Piélagos
Vioño (Cantabria)
15/11/2022 - WiZink Center
Madrid (Madrid)
10/11/2022 - Kutxa Beltza
Bilbao (Bizkaia)