COLABORACIONES
 Crónica
 
La cultura como base del pensamiento crítico 2022
  04/06/2022     
  Txutxy Cano     
  T&M Photo
  Plaza de La Llama, Torrelavega, Cantabria
www.insonoro.com

Un año más, la plaza de la Llama se convertía en la zona elegida por la gente de A.C.P.T para organizar las jornadas “La cultura como base del pensamiento crítico” que cumplían este 2022 su quinta edición y recuperaban el formato inicial, tras la del 2020 que se desarrolló en diferentes fechas, en aforo reducido y en su propio local y la del año pasado, todavía con la gente sentada y con mascarilla obligatoria.

El propósito de estas jornadas es el de hacer ver a las instituciones la necesidad de una serie de infraestructuras y de apoyos por parte de éstas para que la cultura, no tan conocida y que no entra dentro del engranaje comercial, pueda tener su sitio y, al menos, pueda desarrollarse de manera natural y sin tener las típicas trabas que en Torrelavega suelen poner desde las altas esferas, gobierne quien gobierne.

www.facebook.com/jornada.cultural.acpt

  
Ambiente
 

Esta cita, que ya se ha convertido en un fijo del calendario local y regional, volvía a ser con entrada libre para quien quisiera ir y con actividades urbanas a primera hora de la tarde y lo que más me atraía a mí que eran los conciertos que, a partir de las 19.00, nos iban a presentar a un variado elenco de grupos de estilos diversos y todos ellos muy interesantes.

Y es que para la ocasión, la gente del partido torrelaveguense había contado con tres bandas de la ciudad, el muy conocido y polifacético Marcos Bárcena, los indies y ya curtidos en mil batallas Maicol y los rockeros King Size Co., que iban a dar su primer concierto en 10 años, además de mis queridos y amados Hora Zulú, que venían desde Granada a mostrar su personal mezcla de rap, metal y sonidos de su tierra.

Por cuestiones personales, ese era un día bastante ajetreado, pero pude llegar con la suficiente antelación como para poder saludar a algunos de los presentes y charlar con parte de ellos, mientras se ultimaban los preparativos para que todo comenzase a su hora, como debe ser.

A la hora fijada teníamos sobre las tablas a Marcos Bárcena, toda una institución dentro de la música cántabra, ya que ha formado parte de bandas por todos conocidas en nuestra tierruca como Luétiga y Atlántica, además de ese dúo que formó junto a Miguel Cadavieco y de tener una ya amplia carrera en solitario y al que había visto en directo por última vez hacia un año.

Arrancó su velada con la preciosa pieza llamada “Cantabria”, que abría su disco del año 2017 “Vivo en un sueño”, la cual hizo disfrutar a la gente, todavía un poco dispersa, que se encontraba en la plaza, tras la que nos saludó y adelantó que iba a repasar algunos temas de su trayectoria, continuando con ese “Mi hogar eres tú”, del mismo trabajo, muy bello y aplaudido, mientras el público ya comenzaba a prestar atención a lo que el artista, solamente arropado con su voz y su guitarra, nos ofrecía desde el escenario.

Siempre mostrándose humilde y agradecido, quiso resaltar la labor de los técnicos y avisarnos de que iba a hacer una canción pacifista, recordando que el día anterior había estado en una manifestación en contra de la guerra, siendo el momento de la inmortal “Imagine” de John Lennon, reconociendo su confesada admiración por el cuarteto de Liverpool, que le quedó muy entrañable, para pasar a otro visionario como el anterior que fue el Beato de Liébana, siendo el momento de ese bello tema acústico llamado “Liébana en el camino” y que también estaba registrado en su trabajo de hace 5 años.
  
Marcos Bárcena
 

Tras esta primera parte del concierto, llegaba una fase más lúdica en la que el artista, que es además profesor, nos mostró como suenan diferentes instrumentos, comenzando por la gaita asturiana, con ese sonido más alegre, para seguir con la gaita gallega, más alargada y en la que antes de hacerla sonar quiso recordar a una amiga que había fallecido recientemente de cáncer y que había estado en la presentación de su último disco.

Otro instrumento que nos mostró fue el txistu o gaita charra, utilizado para la música tradicional de la zona de Voto en nuestra tierruca, pasando a tocar un fragmento de la popular “Al salir el sol” ayudado de unas conchas gallegas y es que, realmente se puede hacer música con casi cualquier material.

Recuperó un corte que solía tocar con Atlántica y que procede de la tradición irlandesa aunque los escoceses también lo reclaman como propio, my animado, antes de reconocer que, aunque está muy a gusto tocando en solitario, disfruta más cuando lo hace con más gente, llamando al gran Víctor de Cantaebria para que tocase junto a él ese “Un blues para ti” que aparecía en su disco del 2007 “La luz interior”.

Manteniendo aún a Víctor, invitó al escenario a Nacho García con el que ambos forman parte de ese proyecto llamado Im-pecables, que ya han grabado este mismo año un Ep llamado “A tiro de piedra” y del que nos presentaron la divertida “Irascible” y “La leyenda del extremeño santoñés”, esta última dedicada a un amigo fallecido hace unos meses, muy sentida y con Marcos tocando la pandereta.

  
Marcos Bárcena
 

De nuevo en solitario, encaró la recta final con otras canción de siempre, una bella pieza que no logré identificar, antes de despedirse de todos nosotros con su adaptación del “Knockin' on heaven's door” de Bob Dylan, un verdadero clásico con el que puso final a sus cincuenta minutos sobre las tablas.

De esta manera acababa una actuación muy entretenida, amena, variada y educativa de un Marcos Bárcena que supo ir ganándose a un público que no era el suyo pero que poco a poco fue metiéndose en la propuesta del consagrado artista que, como nos avisó al principio del concierto, repaso buena parte de los estilos que ha interpretado a lo largo de su ya dilatada trayectoria.

Además, no sólo nos regala su música para que nos deleitemos con ella, sino que no tiene reparos en que otros músicos le acompañen sobre las tablas, ni tampoco en mostrarnos parte de ese conocimiento que ha ido adquiriendo con el paso los años y su interés por los diferentes sonidos que se ha ido topando.

Siempre es un placer disfrutar de Marcos Bárcena en directo y esta noche también lo fue y lo disfruté con ganas.

www.marcosbarcena.com/es
www.facebook.com/MarcosBarcenaMusic
www.musikaze.com/es/musica/musicos/musico.php?site=marcosbarcena
www.youtube.com/channel/UCpjMPC1LFewb-y2RevYEApw

  
Marcos Bárcena
 

Es esencial para que un festival sea ameno que los cambios sean todo lo rápidos que se puedan y en ese sentido este festival siempre puede presumir de hacerlos así y casi sin darnos cuenta estaban sobre el escenario la gente de Maicol.

A este trío, formado hace más de 7 años y compuesto por Julián Iturri a la guitarra y voz, Sergio Ilincheta al bajo y coros y Alejandro Ceballos a la batería, les había visto muy cerca de allí, en el Teatro Concha Espina, durante el pasado verano y practican una música más relajada y en castellano en contraposición a sus tiempos como Storm To Come, no teniendo hasta el momento prácticamente nada publicado ni subido a redes.

Subieron al escenario sin grandes alardes, presentándose y comenzando con la animada e intensa “Todo este tiempo”, la cual fue seguida por “Color”, muy pegadiza y mostrando ese sonido agradable que la formación tiene, sin olvidar la clase que poseen.

Agradecieron los aplausos que una parte del público les estaba brindando antes de lanzarse por su tema más conocido, “Letra y música”, que apareció en aquel recopilatorio llamado “Resilencia!” que se publicó el pasado año para apoyar el Rock Beer The New de Santander, y que fue la más celebrada de la noche, para, tras bromear sobre la localidad en que se celebraba el evento, continuar con la animada “Lo sé”.

Un poco más tranquila pero con ritmo y elegancia fue la siguiente en sonar, “Igual”, tras la que agradecieron a la organización el haber contado con ellos y la labor de los técnicos, para seguir con ese comienzo guitarrero de “Montaña rusa”, con un sonido constante y una potente batería.

No querían que aquello se enfriase y era el momento de “Último día en la tierra”, con un comienzo tranquilo pero que luego fue cogiendo fuerza, para continuar con “El infinito” y ese inicio más intenso y que nos dejó un corte que me gustó mucho.

  
Maicol
 

Algunas de las canciones que interpretaron esta noche no las tocaron la última vez que les vi, siendo una de ellas “La oposición”, con una guitarra seca que nos llevó hacia una pieza directa, con un sonido constante y machacón, tras la que reiteraron los agradecimientos por los aplausos cosechados y alabaron la iniciativa, aunque confesaron que estaría mejor que hubiera conciertos todos los fines de semana en Torrelavega como habían prometido, para continuar con “Golpistas” y ese ritmo potente que posee.

Otra que tampoco recuerdo haber escuchado el pasado año fue “Es mucho peor”, muy animada dentro del estilo que propone la banda y con un estribillo muy pegadizo, para proseguir con una nueva pieza que no tocaron la anterior vez que los vi como era “Elipses”, muy movida, de las que te hacen mover los pies y con unos muy buenos coros para arropar la voz principal.

Después de un brevísimo respiro, llegaba el momento de “Nuevo Ramón”, muy pegadiza y de las que se te quedan rápido con ese sonido machacón que tiene, siendo unida con la cañera “Pasado”, demostrando que su música también tiene partes intensas pero siempre dentro de su prisma particular.

Muy guitarrero fue el inicio de “Hueco”, con un estribillo muy coreable y un sonido muy potente, después de la cual empezaron a avisar de que su tiempo se iba acabando y que solamente les quedaban dos, siendo el momento de “Mundo alrededor” con un sonido seco de guitarra y un muy pegadizo estribillo.

Ahora sí, llegaba el final de su velada y éste iba a ser con “Imposible de olvidar”, otra de las que no sonaron el pasado año, con un comienzo tranquilo y un sonido machacón, despidiéndose, mientras se mostraban muy agradecidos por estar allí y por el trato recibido.

De esta manera, y después de algo más de una hora, terminaba el concierto de unos Maicol que de nuevo me gustaron mucho, a base de una propuesta compuesta por temas muy bien trabajados y muy pegadizos, en donde la clase y la elegancia de sus autores adorna todavía más dichos cortes.

Sigo creyendo que su música en un lugar tan grande como La Llama tiene la ventaja de llegar a más gente, muchas de ella que no les hubiera escuchado de otra manera, pero, por otro lado, no consigue enganchar y vivirse con la intensidad que se podría hacer en un lugar más pequeño tipo pub; pero esto solamente es una reflexión personal.

Buena propuesta para aquellos que les gusta escuchar música hecha con calidad y con unos músicos que saben más que de sobra lo que se traen entre manos. Esperemos que sus canciones se puedan escuchar pronto en las redes para que llegue a más gente y seguir viéndolos en directo.

www.facebook.com/indiemaicol
maicol.bandcamp.com/releases
soundcloud.com/maicol_torrelavega

  
Maicol
 

Tras el cambio entre grupo y grupo, subió Víctor de Cantaebria, esta vez no para cantar sino para leer un manifiesto de la gente de A.C.P.T. con las reivindicaciones que nos habían llevado hasta allí, leído con mucho desparpajo y que recibió una estruendosa ovación de unos asistentes que parece que, por fin, se habían despertado de su letargo y ya ocupaban las primeras filas.

Y llegaba el momento de los Hora Zulú, ese grupo con el que ni quiero ni pretendo ser objetivo ya que es probablemente mi banda favorita del estado y a los que he visto unas cuantas veces, algunas de las cuales fuera de la tierruca, siendo la última ya hace 4 años.

La formación granadina lleva desde el año 2000 en activo, salvo esa pausa que se tomaron entre el 2013 y el 2016, estando compuesta desde su origen por Aitor Velázquez a la voz, Paco Luque a la guitarra y Javier Cordovilla, siendo Manuel Romero el que ocupa el puesto de bajista desde hace menos de un año.

Hasta el momento han publicado 7 discos: “Me duele la boca de decirlo” del 2002, “Crisis de claridad” del 2004, “El que la lleva la entiende” del 2006, “Querer creer, creer querer” del 2008, “Siempre soñé saber sobre nadie negó nunca nada” del 2012, “La voz del amo” del 2019, y ese “Limpiar, fijar y dar esplendor” del 2020 que es una revisión de algunos de los temas de sus dos primeros discos.

Nada más salir, Aitor ya dejo claro su posicionamiento, con las elecciones en Andalucía a la vuelta de la esquina, y es que a la derecha ni agua, lo cual cosechó una fuerte ovación, comenzando su velada con la mítica “Por los ceniceros”, de su tercer disco, muy cantada por todos los presentes, tras la que el vocalista, como haría durante toda la noche, se mostró muy comunicativo, siendo el turno de “Mis barraqueras”, uno de los temas que estaban incluidos en su plástico de hace diez años, muy animado y con la gente saltando a su ritmo.

Tras pedir algún ajuste de sonido, llegaba un tema de la vieja escuela y de cuando eran jóvenes, como lo presentaron desde el escenario, y es que era el turno de la siempre esperada “Tango”, de su ópera prima, muy cantada y celebrada, para continuar con “Que me mata”, de su disco de hace una década, más intensa y potente y que continuó metiendo a la gente en el concierto.

  
Hora Zulú
 

Aitor no paraba de hablar y de decir a los fotógrafos que avisasen para meter barriga, siendo el turno del conocido “Toma y obliga”, de su cuarto disco, un tema rápido, como lo autodefinieron, muy cantado y que nos motivó a saltar todavía más, antes de decir que la siguiente “Gabinas de cochero”, de su obra de hace una década, le viene muy bien a los de Vox, con algún recuerdo al citado seudo partido, muy intensa y dura, y que hizo que la gente siguiese disfrutando, sobre todo en las primeras filas donde nos situamos los incondicionales de la banda.

Una de las muchas canciones de los granadinos que me traen muchos recuerdos y que me acompañaron en momentos un poco difíciles para mí es “Tanto que perdí”, de su segundo trabajo, un verdadero temazo y que me hizo disfrutar a tope, para, después de un cambio de guitarra, continuar con la que abre su disco de hace 3 años, ese “Cave ventum” que también es un gran corte y que fue muy cantado por sus seguidores que la han acogido con mucho entusiasmo.

Era el momento de presentar a los músicos y recodar otras visitas, antes de continuar con la mítica “Reinvención”, de su segunda referencia, muy bien acogida y cantada con ganas, con esa parte final acelerada que provocó que la gente enloqueciese, para regresar a su primer disco con “Y no protesto”, que fue presentada como una de sus baladas y es que comienza tranquila pero se intensifica y acelera en la parte final.

De vuelta a su cuarto disco, era el momento de “En esta cueva”, más cañera y con ese ritmo casi bailable que encendió más a la gente, acompañada por ese pegadizo estribillo, para continuar con ese tema más tranquilo llamado “Nuestro entonces”, de su obra de hace diez años, con mucho sentimiento como todas las piezas del cuarteto.

Sin dejar dicha obra, era el momento de continuar con una intro que dio pasó a la muy potente “Que la tierra te sea leve (S.T.T.L)”, muy intensa y que hizo que los presentes nos desfasásemos todavía más, manteniendo ese punto de ebullición con la mítica “De-que-rer-ser”, de su segunda referencia y con todo el mundo cantando la letra desde el principio al final y es que es de las más esperadas.

Nos propusieron hacer aquello todavía más dramático, siendo el momento de aquel “Tientos”, que, como desde el escenario nos recordaron, tiene muchos años ya que apareció en su primer disco, con las primeras filas saltando y cantando con su música, para regresar a tiempos más cercanos con “Beatus ille”, que fue uno de los adelantos de su obra de hace 3 años, un temazo que ha calado muy bien entre los fans de la banda.

De nuevo regresaban a su excelente primer disco primero con ese “Golpes de pecho”, una de esas piezas que son históricas de la banda, con toda la gente cantando la letra de principio a fin, como también lo harían con su compañero de referencia, la siempre celebrada “Agua de mayo”, que la daba inicio y en donde me inundaron los recuerdos de años atrás.

  
Hora Zulú
 

Una intro de fondo nos metió de lleno en la celebrada “Camarada;”, de su tercer plástico, que puso a saltar y cantar a todos los presentes, tras la que nos confesaron las ganas que tenían de esto después de estos dos años de pandemia, pasando a otra de su primer disco y creo que la primera que escuché de la banda, la genial “Andaluz de nacimiento”, con recordatorio a las elecciones andaluzas próximas a celebrarse cuanto tuvo lugar el evento.

Y llegaba el momento de “A ver si me entiendes”, también de su ópera prima, y que sus seguidores sabemos que supone siempre, salvo raras excepciones, el final del concierto, por lo que nos pusimos a saltar y a cantar con la banda, mientras ésta se despedía de todos nosotros y dejaban el escenario tras algo menos de una hora y medía sobre el mismo.

El concierto de Hora Zulú fue simplemente impresionante, y eso que la banda todavía tiene que engrasarse más ante los pocos conciertos que han dado con su nuevo bajista, pero supieron hacer que disfrutásemos mucho con ellos, como es habitual, y que su actuación se nos pasase en un suspiro

No os podéis ni imaginar las ganas que tenía de verlos en directo después de todos estos años sin poder hacerlo, y la verdad que lo disfruté como un niño con los regalos el día de reyes, con ese repertorio en donde, seguro, eché en falta canciones, pero en el que no me sobraba ninguna y es que todos sus discos son capitales para mí.

Ojalá les pueda volver a ver muy pronto, ya sea en nuestra tierruca o en alguna provincia próxima, porque, sin duda alguna, son una banda que merece la pena por temas, calidad y un directo que es de lo mejor que te puedes echar a la cara en nuestro estado.

www.horazulu.com
www.facebook.com/horazulu
horazulu.bandcamp.com
www.youtube.com/user/hzoficial
www.instagram.com/horazuluoficial

  
Hora Zulú
 

Para cerrar esta nueva edición de estas jornadas, la gente de A.C.P.T apostó por un grupo de Torrelavega que hacía diez años que se había disuelto, aunque sus músicos estaban metidos en diferentes proyectos, en algunos coincidiendo hasta 3 miembros: estoy hablando de los King Size Co.

Este grupo torrelaveguense se fundó hacía el año 2004 a partir de la desaparición de otra banda, Electro L, y publicó dos trabajos, el Ep “Five Rock songs” del 2007 y su disco “Destination the moon” del 2009, dejando sin publicar, cuando se disolvieron, un nuevo trabajo titulado “Six lost songs” y que ahora ha visto la luz a consecuencia de esta reunión.

La importancia de la banda fue muy grande tanto en Cantabria como en buena parte del estado, llegando incluso a hacer incursiones en el extranjero, siendo especialmente llamativa su presencia en diferentes festivales por los Balcanes, actuando ante audiencias de 100.000 personas en el del Belgrade Beer Fest.

Para esta reunión, han contado con todos los integrantes que han formado parte de la banda, uniéndose a la última formación, la compuesta por Berto a la voz, Víctor y David a las guitarras, Juanma al bajo y Manu a la batería, Fer que fue guitarra de la misma antes de la llegada de David.

Lo cierto es que la expectación era máxima y fue mucha la gente que se arremolinaba en las primeras filas para ver al hoy sexteto que arrancó su andadura esta noche con “Not a RnR star”, de su primer trabajo, sonando muy cañero y comenzando a dejarnos una buen interpretación, tras la que fueron muy aplaudidos, algo que agradecieron, para continuar con “Right now”, de su segunda obra, con ese sonido guitarrero y pegadizo que nos acabó de cautivar.

Se presentaron y recordaron que llevaban una década sin tocar antes de anunciar que la próxima era “Take it easy”, la que abría su segunda referencia, muy conocida y con un sonido muy eléctrico, dejándonos una interpretación realmente soberbia, pasando a preguntarnos si sonaba bien, con afirmativa respuesta de la concurrencia, para continuar con “What mamma said”, vacilando con que no era la de Lenny Kravitz,  y que también aparecía en su segundo disco, muy pegadiza e intensa.

Sin apenas parar, nos comentaron que “Bus stop”, de su disco de hace 13 años, era un homenaje a un bar de la noche torrelaveguense, con un ritmo contagioso y un despliegue musical brutal, siendo el momento de presentar la primera de las canciones de su último trabajo con “Say you want”, recordando precisamente la edición del mismo y siendo una gran pieza, muy pegadiza y que nos entró muy bien.

  
King Size Co.
 

Llegaba el momento de relajar un poco la velada y lo harían con “Time will”, de su segunda obra, un tranquila pieza, muy bonita pero intensa a la vez, para, tras pedir algunos ajustes en el sonido, pasar a “The desert”, del mismo disco, que arrancó de manera tranquila pero en donde luego empiezan a meter tiza, dejándonos un gran corte.

Tras darnos de nuevo las buenas noches, regresaron a su más actual trabajo con “Still on fire”, con un ritmo lento y machacón pero al mismo tiempo resultando pegadiza, tras la que recordaron que estaban en el bloque de temas nuevos y es que llegaba su compañero de disco “Whast´s your problem”, con un inicio muy eléctrico y  un potente estribillo, que demuestra que las nuevas canciones tan bien están a la altura del legado de la banda.

Otra de esta nueva hornada es “Don´t slow down”, que comienza con un vacilón ritmo,  más relajada pero que luego se intensifica, avisando de que ya no iban a tocar más temas nuevos y que ahora llegaba el momento de los clásicos, como ese “Standby love”, de su primer trabajo, antes del cual nos agradecieron nuestra presencia, un gran corte con un comienzo muy cañero y dejando una pieza muy pegadiza.

Sin dejar su ópera prima, llegaba el momento de la que la cerraba, “Good days gone”, una pieza lenta pero muy bonita y que luego coge más fuerza, sonando espectaculares y con Manu saliendo de la batería a la primera fila para saludar y con un final de canción genial, antes de continuar con ese “Alone”, con dedicatoria incluida, que estaba recogido en su segundo trabajo, una pasada de tema, muy cañero y pegadizo.

La siguiente canción la presentaron como uno de los nuestros y es que era el momento de “One of my kind”, de su segundo plástico, con toda la plaza dando palmas al principio, muy bailable y pegadiza, mientras tanto el público como el grupo estaban dándolo todo, reiterando los agradecimientos, para presentar el siguiente corte como un tanto peculiar y dedicándoselo Manu a alguien de los asistentes, siendo el momento de ese “Destination the moon” que daba nombre a su segunda referencia, más relajado, pero un verdadero temazo, con Juanma bajando a los altavoces que estaban situados frente al público y con un brutal final.

  
King Size Co.
 

Nos avisaron de que solamente les restaban dos, siendo el momento de ese temazo que es “Let it go” que abría su primer trabajo y que es uno de sus cortes más conocidos, tras el cual presentaron a los miembros de la banda y se despedían con “Easy money”, también de su ópera prima, con ese inicio guitarrero y dándolo todo sobre el escenario y es que se les veía disfrutar sobre las tablas.

Y aunque en un principio el repertorio de la banda estaba finiquitado, toda la plaza, de manera unánime, pedía alguna más y ésta llegó en forma de versión de la pegadiza “Crackerman” de los Stone Temple Pilots, con Juanma y David intercambiando sus instrumentos y con la que, ahora sí, ponían el punto final a sus casi dos horas de actuación.

No cabe duda de que King Size Co. han vuelto y lo han hecho por la puerta grande, dando uno de esos conciertos memorables, probablemente lo mejor que haya escuchado este año, haciendo un amplio repaso a sus tres discos y habiéndose amoldado muy bien tras estos diez años de parón y con ese formato de tres guitarras, que la verdad les ha quedado muy bien.

La calidad de sus músicos y de sus temas es más que sabida, pero había que ver como todo ello cuajaba en este regreso y la verdad es que ha superado con creces mis expectativas, dando un concierto sensacional y haciendo que la Plaza de la Llama fuera un verdadera fiesta con su música.

Esperemos que la banda siga dando conciertos y que esta reunión no sea algo puntual y podamos seguir disfrutando de más noches como la que vivimos este sábado en Torrelavega.

www.facebook.com/kingsizecorock
www.musikaze.com/_sites/site/index.php?site=kingsizeco
www.youtube.com/channel/UC9spiJ7z84Hhsrel0r4MiGA

Tras acabar la actuación de los King Size Co. y despedirme de algunos de los presentes, me fui de esta plaza, cansado por las horas allí acumuladas, pero muy contento por haber disfrutado de 4 grandes actuaciones con artistas tan variados como los que pudimos ver en estas V jornadas “La cultura como base del pensamiento crítico” que fueron, una vez más, un éxito de participación y de reivindicación por parte de nuestros amigos de la A.C.P.T.

  
King Size Co.
 
 Comentarios
comments powered by Disqus
Crónicas
10/06/2022 - Auditorio de La Plata
Zamora (Zamora)
14/06/2022 - Sala Apolo
Barcelona (Barcelona)
11/06/2022 - Sala Custom
Sevilla (Sevilla)
04/06/2022 - Plaza de La Llama
Torrelavega (Cantabria)
18/06/2022 - Mendizabala
Vitoria-Gasteiz (Araba)
10/06/2022 - Pistas Pedro Velarde
Muriedas (Cantabria)
17/06/2022 - Mendizabala
Vitoria-Gasteiz (Araba)
11/06/2022 - Sala Mon
Madrid (Madrid)
16/06/2022 - Mendizabala
Vitoria-Gasteiz (Araba)
03/06/2022 - The Bridge Tavern La Finca
Puente San Miguel (Cantabria)
08/06/2022 - Gruta 77
Madrid (Madrid)
03/06/2022 - Sala Porta Caeli
Valladolid (Valladolid)
02/06/2022 - Centro Cívico de Miengo
Cudón (Cantabria)
20/05/2022 - Sala La Riviera
Madrid (Madrid)
04/06/2022 - Parque Tierno Galván
Madrid (Madrid)