COLABORACIONES
 Crónica
 
Festival Gigante 2022: Miss Caffeina + Niña Polaca + Cupido + Natalia Lacunza + Medalla...
  25/08/2022     
  Luis Miguel del Campo     
  Luis Miguel del Campo
  Huerta del Obispo, Alcalá de Henares, Madrid
  
www.insonoro.com

Pues aquí estoy de nuevo, como cantaban Los Coyotes en los años ochenta del siglo pasado. Y Whitesnake…

Ya pasa de dos años mi aséptico exilio en Alcalá de Henares. Mucho tiempo. Tanto, que a veces pienso que me he quedado aquí plantado como una seta, ya que aparentemente no hay motivos que me obliguen a permanecer por más tiempo en esta ciudad. ¿O sí? Porque, llegadas estas fechas, estaba el aliciente de comprobar cómo resultaba la primera edición del Festival Gigante en Alcalá sin restricciones de ningún tipo. Y la verdad es que al final esto fue lo que me decidió a asistir: poder compararlo con la pandémica y comedida edición de 2021.
 
Me encontré cuatro escenarios distintos en la Huerta del Obispo, protegidos por las murallas del Palacio Arzobispal. Bueno, el primer escenario, llamado Bienvenida solo  ofrecía pinchadas a cargo de diversos DJ´s. En los otros tres, la oferta de grupos era inabarcable. Así que había dos opciones claras: elegir las actuaciones de tus grupos favoritos para verlas enteras o ir picoteando aquí, allá y acullá.  Así que, a partir de ya, no esperéis encontrar reseñas de todas las actuaciones. Avisados quedáis. 


También, había una tercera opción intermedia, transversal (como se dice ahora), que es por la que me decidí: prestar mayor atención a los escenarios Gigante y Sideral, los más grandes y adosados, y hacer visitas esporádicas al escenario Vibra Mahou, más pequeño, retirado y resguardado por árboles y vegetación; y rodeado de puestos que ofrecían comida variada.  

  
Ambiente
 

Mi entrada al recinto coincidió casi con el final de la actuación de Jimena Amarillo en el escenario Sideral. Valenciana de veintiún años, se trata de un claro exponente del nuevo pop juvenil en castellano. El confinamiento domiciliario debido al SARS-CoV-2 fue el detonante para que empezara a grabar versiones (los modernos las llaman covers) en su casa y las subiera a las redes sociales.

Como una cosa lleva a la otra, ha acabado componiendo canciones propias como “Diferente”, “Cuando ya no me quieras”, “Ni se nota”, “Solo quiero más”, “Cafeliko”, y cantándolas ante un considerable número de asistentes al Festival Gigante dos años después. Así es el mundo musical de hoy.

  
Jimena Amarillo
 

Mientras tanto Biuti Bambú entretenían a los asistentes, de una franja de edad algo superior, al escenario Vibra Mahou. Este dúo femenino se ha propuesto “generar felicidad sonora con letras concienciadas” mientras le canta a su generación, a sus problemas y a la vida de forma honda y reflexiva; y desde la perspectiva que les da ser treintañeras.

  
Biuti Bambú
 

“Otomo”, el último sencillo de Fresquito y Mango, había sido publicado tan solo un mes antes de que lo cantaran sobre el escenario Gigante. Este dúo zaragozano hace música bailable y están  obsesionados con Japón, como dejaron constancia en “Isla de Japón”, uno de sus primeros éxitos, incluida en su álbum “Sin noticias de Okinawa” (2021). Anteriormente habían publicado “Mándame un audio”, con más instrumentación; la versión que hicieron de este tema con Aitana tuvo gran repercusión. Su temática: el amor, como era de esperar.

En “Ya no volverán” (2022) han vuelto a instrumentos habituales en el pop. Su  participación esta noche estuvo cargada de vitalidad adolescente, aunque ya no estén en esa etapa de la vida. No obstante su música conecta fácilmente con un amplio abanico de edades.

Empezarían los dos solos sobre el escenario. Después pasarían a estar  acompañados por un batería y un guitarrista, para acabar su actuación únicamente el dúo; con la música pregrabada.

  
Fresquito y Mango
 

Lady Ma Belle fueron los siguientes en animar el escenario Vibra Mahou. No hay que despistarse por el nombre del grupo, pues está formado por cinco jambos murcianos que hablan de los años ochenta, el alzheimer y que participaron en un proyecto musical para dar visibilidad a dieciséis familias que tienen hijos con enfermedades raras (los murcianos que están viniendo al Festival Gigante en Alcalá suelen ser concienciados y  comprometidos). Además, ya han teloneado a músicos de la talla y popularidad de Leiva, Love of Lesbian, Sidonie, Revólver, Seguridad Social

Félix Pérez marca el rumbo del grupo desde sus inicios. 

  
Lady Ma Belle
 

Por su parte, Natalia Lacunza se hace acompañar de una banda íntegramente compuesta por mujeres. Llegó al festival Gigante con todas ellas y con su primer álbum (“Tiene que ser para mí”) publicado hacía tan solo un par de meses.

Este concierto no supuso la presentación del disco en la Comunidad de Madrid ya que estuvo participando pocos días después de su publicación en el capitalino Festival Tomavistas Extra. A pesar de la anterior circunstancia, reuniría a una gran cantidad de personas frente al escenario Sideral, muy interesadas en escuchar su música y ver cómo la defendía en concierto; tanto las nuevas canciones como las ya muy conocidas y galardonadas con disco de platino (“Nana triste”) o de oro (las incluidas en “Otras alas”, su primer EP).   

Con su juventud ya posee tablas más que de sobra para desenvolverse con soltura y naturalidad sobre un  escenario. Las adquiridas en su paso por OT más las conseguidas en el considerable número de conciertos que ha ido teniendo después del concurso.
  
Natalia Lacunza
 

Medalla es un grupo barcelonés cuya música es un cóctel que puede llegar a gustar tanto a poperos, post-punkis o amantes del rock pesado. Y a animarlos a bailar, como ocurrió con los asistentes al escenario Vibra Mahou; o, también, a amenizar la cena de otros. Algunas de sus letras, y sus comentarios en los conciertos, no resultan nada complacientes ni con las autoridades uniformadas, los políticos, las aseguradoras o los reyes eméritos. Aunque no escupan directamente sobre nada o sobre nadie, sus provocaciones verbales o visuales dejan sueltos hilos por los que ir desenredando la madeja y desentrañar lo que quieren decir con ellas.

Buena muestra de su visión de la vida se encuentra contenida en “Velázquez”, incluida en su tercer y último álbum.    

  
Medalla
 

La música de Cupido, sin embargo, es rabiosamente pop, bien facturada, fácilmente asimilable y dulzona. La banda formada por la estrecha conjunción entre Pimp Flaco y Solo Astra, le canta al amor (o desamor, llegado el caso) y radiografía la forma de vida adolescente y las relaciones y preocupaciones juveniles actuales. Son más electrónicos que los poperos clásicos y tienen claras reminiscencias trap (de casta le viene al galgo). Estando detrás Sonido Muchacho era difícil que no cuajara el invento.

Prueba de la gran aceptación que vienen teniendo desde su aparición como grupo en el mercado discográfico fue la entrega absoluta del público que acudió al Festival Gigante mientras escuchaba “Autoestima”, “No sabes mentir”, “Sobredosis de amor”, “Un cabrón con suerte”, “El tiempo es oro”, “Santa”, “Galaxia” o “Se apagó”.

El hecho de que se tarde apenas diez minutos desde Casa de Huéspedes Paqui, donde resido desde hace más de dos años, al escenario Gigante del Festival, me facilitó poder cenar allí antes de que empezara a tocar esta banda. Para mí que Paqui se pasó con el azúcar en la elaboración del postre de esa noche y volví saturado al festival. Sí, ese debió de ser el motivo por el que esta actuación no llegó a convencerme del todo, al contrario que al resto de los asistentes.

Y mira que me lo estuvo advirtiendo mi padre durante toda su vida: “Toñín, chaval, no abuses tanto del azúcar, que luego te quedas como ido y empiezas a oír voces extrañas”. ¡Cuánta  razón tenía! Mañana voy a escucharlos en la pensión más tranquilamente. Seguro que mientras pienso en la Encarna, la vecina del pasillo, me gustan más.

  
Cupido
 

Al poco de que frente al escenario Gigante se besaran las parejas y, al tiempo, en otras poblaciones mundiales también estuvieran ocurriendo otros sucesos más desagradables a los que también cantaran en su día Siniestro Total, Miss Caffeina empezaba su actuación en el escenario contiguo. La maquinaria del Festival Gigante no daba tregua. Nada más haber finalizado un concierto, en el escenario de al lado estaba todo preparado para que empezara otro. Y eso es lo que venía sucediendo durante toda la noche, sin descanso.

Había llegado el turno del grupo cabeza de cartel de esa noche de jueves. Los madrileños desplegaron una excelente puesta en escena, con decorados cambiantes generados en paneles gigantes y una gran iluminación de principio a fin. Todo lo anterior, basado en la estética de su último álbum, “El año del tigre”, publicado a principios de este 2022 y coincidiendo con el inicio del año chino al que hace referencia. Aparte de canciones de este disco que llevan presentando desde entonces, como “Por sí” (con la que empezaron), “Punto muerto”, “Los replicantes”, “Las Vegas” y “Memoria química”, también ofrecerían otras piezas significativas en su carrera: “Reina”, “Merlí”, “Old Long Johnson”, “¡Oh!, Sana” o “Venimos”; y los sencillos que les llevaron a alcanzar la popularidad en 2016, después de unos cuantos años de andadura musical: “Ácido” y “Mira cómo vuelo” (canción con la que terminarían su actuación).

Todo el centro de atención en los conciertos lo asume Alberto Jiménez (cantante), mientras que el resto de la banda se dedica exclusivamente a tocar. Bien, por cierto.

En Gigante se notó que se encontraban en su habitat natural, pues es una banda habitual de los principales festivales de verano, en los que se sienten como peces en el agua.

  
Miss Caffeina
 

Cuando aún no se había cerrado del todo el cartel de esta edición del Festival Gigante, me dio por pensar que no estaría nada mal que una de las bandas que faltaba por entrar  fuera Biznaga. Más que nada por poder cantar con ellos eso de “Madrid nos pertenece”. No pudo ser: se trata de un festival de pop (ahora lo llaman indie). Pero lo más parecido a Biznaga que podía haber venido al Festival era Niña Polaca; salvando las distancias, por supuesto. Y eso fue lo que ocurrió, que esa banda indie con ramalazos garajeros, fraguada por dos vecinos de un edificio de un barrio capitalino, estuvo cantando “Madrid sin ti” en la Huerta del Obispo. También a “Nora”, y a “San Francisco el Grande”. O “Pinta Malasaña”, “Máster en imbécil”... Y las ya clásicas y celebradas aunque pertenezcan a su último trabajo: “Magaluf” y “La muerte de Mufasa”.

Los compañeros de Cantabria tuvieron la oportunidad de disfrutarlos  también hace poco más de un mes; un concierto aquél que estuvo plagado de anécdotas.

Se trata de un grupo desenfadado, en el que Beto (bajo) y Sandra (guitarra) se pueden perseguir por el escenario en mitad de una canción sin dejar de tocar, y Kobbe abandonar  la batería y unirse al resto para cantar todos juntos desde el borde del escenario. Y que se salten el orden del repertorio previsto por cualquier excusa…

Además no han perdido el tiempo, pues ya tienen publicados varios sencillos, un EP, dos álbumes (uno de ellos recopilatorio de sus primeras composiciones) e informaron de que acababan de grabar dos canciones nuevas, ofreciendo otra que grabarían en breve. No dijeron el título de ésta porque Sandra se adelantó a Álvaro para poder cantarla ella. Mientras todo esto sucedía sobre el escenario Gigante, los numerosos asistentes que quedaban no habían dejado de cantar sus irónicas letras y organizaban un pogo tras otro para celebrar lo bien que se lo estaban pasando a esas horas de la madrugada.    
 
Su concierto me congració de nuevo con el con el indie. Y terminé la noche satisfecho, por lo que decidí que al día siguiente volvería a por más.

  
Niña Polaca
  
 
 Comentarios
comments powered by Disqus
Crónicas
25/11/2022 - Rock Palace
Madrid (Madrid)
25/11/2022 - Sala Jimmy Jazz
Vitoria-Gasteiz (Araba)
18/11/2022 - Sala Kaya
Madrid (Madrid)
19/11/2022 - Asociación Cultural Octubre
Sierrapando (Cantabria)
18/11/2022 - Rock Beer The New
Santander (Cantabria)
15/11/2022 - Sala Moon
Madrid (Madrid)
22/11/2022 - Sala Cool
Madrid (Madrid)
19/11/2022 - Wizink Center
Madrid (Madrid)
12/11/2022 - Groez
Torrelavega (Cantabria)
29/10/2022 - Pabellón
Cuevas de Almudén (Teruel)
11/11/2022 - Sala Niágara
Santander (Cantabria)
05/11/2022 - La Cueva
Palencia (Palencia)
05/11/2022 - Motogroup Piélagos
Vioño (Cantabria)
15/11/2022 - WiZink Center
Madrid (Madrid)
10/11/2022 - Kutxa Beltza
Bilbao (Bizkaia)